I Corrupt All Cops

i_corrupt_all_cops2009

AÑO: 2009

DIRECTOR: Wong Jing

INT.: Eason Chan, Anthony Wong, Tony Leung Kar-Fai, Alex Fong Lik-Sun, Wong Jing, Bowie Lam, Natalie Meng, Samuel Leung.

GÉNERO: Thriller.

Estos últimos años la carrera de Wong Jing parecía dirigirse irremisiblemente hacia los abismos, empeñado el realizador en reciclar lo peor de sí mismo con el objeto de mantenerse en el candelero. Películas de bajo presupuesto para un público escaso que, tras menos de una semana en cartel, iban a parar a la televisión para disfrute de los cinéfilos poco exigentes.

Con I Corrupt All Cops Wong Jing logra la redención. Por la puerta grande.

Siempre se agradece el cine gángsters épico, sobre todo cuando está bien escrito y llevado a la pantalla. Sin exceso de florituras en forma de ballets de munición heredados de otra época, simplemente contando una historia. Una historia basada libremente en la realidad, cuando la corrupción campaba a sus anchas en Hong Kong, y policía y mafia iban de la mano repartiéndose el pastel de la delincuencia organizada, y de cómo un grupo de valientes se atrevieron a plantarles cara poniendo en peligro constante sus vidas.

Quizá no resulte demasiado original para el espectador curtido en mil batallas, pero siempre es de agradecer que sigan realizándose películas así, con buenos actores, cuyas historias importan al que es testigo de ellas y que dejan un regusto de satisfacción al aparecer los créditos finales. Bienvenido de vuelta, Wong Jing.

Lo mejor: Es una gozada ver a pesos pesados como Anthony Wong y Tony Leung Kar-Fai en un thriller de tintes épicos.

Lo peor: Alex Fong Lik-Sun no aporta prácticamente nada a su personaje.

Kung Fu Chefs

Kung-Fu-ChefsAÑO: 2009

DIRECTOR: Patrick Yau

INT.: Sammo Hung, Vanness Wu, Cherrie Ying, Lam Tze-Chung, Bruce Leung, Fan Siu-Wong, Kago Ai, Ku Feng.

GÉNERO: Acción/Artes Marciales.

Durante los años 90, My Way fue una productora especializada en coproducciones con Filipinas, en su mayor parte cintas de acción protagonizadas por féminas como Yukari Oshima o Cynthia Khan que tenían una excelente salida en los mercados internacionales. Después vino la crisis del género y con ella la de la compañía. Afortunadamente, la temida apertura a China está siendo tan beneficiosa para ellos como para el resto de productoras de Hong Kong y tras unos años dubitativos parece que le están cogiendo el punto. De hecho, Kung Fu Chefs es su mejor película hasta la fecha.

Si no fuese por el aspecto de Sammo Hung (doblado al cantonés, la cinta se rodó directamente en mandarín) pensaríamos que estábamos ante una de aquellas descerebradas producciones de acción de hace un par de décadas. Tanto por el aspecto visual como por el desparpajo y abundancia de sus escenas marciales, poco refinadas para el exquisito paladar occidental, pero tan contundentes como efectistas. Los aficionados de pro ya saben a qué me refiero.

Rencillas y traiciones entre cocineros, kung fu gastronómico al estilo manga y artes marciales de los responsables de Iron Monkey para una película tan entretenida, frenética y descerebrada como imprescindible.

Lo mejor: Patrick Yau (Expect the Unexpected), de protegido de Johnnie To a salvador del cine de kung fu. Ver para creer.

Lo mejor (2):  Kago Ai, la minimoni mas friki en una peli de Hong Kong junto a Sammo Hung. Seguramente el sueño de algun desalmado de por ahí.

Lo peor: Los bajos presupuestos que maneja My Way. Aunque es de suponer que la cosa irá a más.

Overheard

Overheard

AÑO: 2009

DIRECTOR: Alan Mak, Felix Chong

INT.: Lau Ching-Wan, Louis Koo, Daniel Wu, Michael Wong, Alex Fong, Waise Lee,  Zhang Jingchu, Sharon Luk.

GÉNERO: Thriller

Alan Mak y Felix Chong fueron los artífices, hace ya unos años, de la celebrada trilogía Infernal Affairs, que colocó al cine de Hong Kong en la escena internacional de un modo en el que rara vez antes se había situado. Hoy, demuestran, sin la ayuda de Andrew Lau, que la flauta no sonó por casualidad, sorprendiéndonos con un excelente ejercicio de cine negro, negrísimo, con algunos momentos de extrema dureza y pinceladas de la filosofía budista que campaba a su antojo en la mencionada trilogía.

La trama arranca con una brigada de escuchas que investiga los tejemanejes en bolsa de una empresa y de cómo algunos de los policías implicados en las escuchas comienzan a utilizar a su favor algunas informaciones. A ambos lados de la ley, un reparto de estrellas del cine cantonés, ofreciendo unas interpretaciones sólidas, a la altura de lo requerido (con la comprensible excepción de Michael Wong, cuyo trabajo navega por los terrenos habituales, transportándonos a otras eras del cine made in Hong Kong) con especial reconocimiento a ese monstruo de la pantalla que es Lau Ching-Wan.

Lo mejor: Un thriller intenso, duro, emotivo, de esos que dejan huella.

Lo peor: Olvidándonos del caso Michael Wong, quizá la primera media hora se toma demasiado tiempo en presentarnos a los personajes y sus problemas existenciales.

Zombie Hunter Rika

rika

AÑO: 2008

DIRECTOR: Kenichi Fujiwara

INT.: Mina Arai, Lemon Hanazawa, Kotaro Kamijo, Ryunosuke Kawai, Kesuke, Eiichi Kikuchi, Yuya Matsuura, Mai Minami.

GÉNERO: Comedia/Terror/Acción

Parece haber una epidemia de películas de zombies en el mundo del V-Cinema japonés. Películas de bajo presupuesto cuyo escaso hilo argumental sirve de excusa para recopilar chistes malos, escenas de sexo gratuito y gore a granel. Esta es una de ellas. Y no es de las mejores, precisamente.

Zombie Hunter Rika no aporta muchas sorpresas. Hay zombis y a una chica le trasplantan el brazo de un cazador de zombis. Ah sí, luego está el zombi supremo, con cuya muerte todo volverá a la normalidad. Muy lógico todo.

Podría decirse que esta es una de esas películas que funcionan mejor con el espectador intoxicado; para los demás incluso puede llegar a hacerse pesada. Problemas de ritmo aparte, es obvio que ni sus propios creadores se han tomado muy en serio su obra, ya que está plagada de meteduras de pata (no sabemos hasta que punto intencionadas): vamos, que es de esperar que si te arrancan la lengua no puedas sacarla en los planos siguientes.  Pues toma. Y que decir de los efectos de maquillaje. H.G. Lewis estaría orgulloso de ver que su legado del gore cartón piedra continúa intacto 50 años más tarde. Inenarrable.

Lo mejor: Las coreografías karatekas de Tak Sakaguchi (Versus), aunque escasas.

Lo peor: Cine casposo para amantes de la materia. Sin más.

The Unbelievable

unbelievable

AÑO: 2009

DIRECTOR: Chan Tat-Nin

INT.: Szeto Six Ching, Rachel Chan.

GÉNERO: Documental.

Esto es lo último. Un documental al estilo mondo que parece escapado del túnel del tiempo. Desde los años 90 que no veíamos cosas así en Hong Kong (con la excepción quizá de aquel documental apocalíptico-evangelista llamado The Days of Noah, que no pocas risas nos brindó), pura caspa camuflada como documento periodístico, que encima llega avalada por un iluminado cazafantasmas, el maestro Szeto, nada menos que la versión hongkonesa de Iker Jiménez, presentador del programa de lo paranormal preferido por los televidentes cantoneses.

Entendiendo la mentalidad de los espectadores a la que va dirigido es de suponer que la película en cuestión les produzca no pocos escalofríos (seguro que la mayoría de ellos también se asustó con Casper y sus secuelas) pero a ojos de un occidental la cinta es la risión. No hay quien se crea un solo plano de este despropósito (a excepción de las gratuitas escenas de victimas reales de accidentes, como las del tsunami tailandés de hace unos años) plagado de rituales de invocación, exorcismos y otras chaladuras que llenarían de gozo a Tristanbraker. Al menos, el que le puso el título tuvo un arranque de sinceridad que agradecemos.

Lo mejor: Exorcismos eróticos con travestis. Diversión para toda la familia.

Lo peor: Los defensores de los animales no deberían ser expuestos a ciertas escenas. Ni Holocausto Caníbal, amigos.