Kuntilanak Beranak

AÑO: 2009

DIRECTOR: Ian Jacobs

INT.: Garneta Haruni, Monique Henry, Dion Wiyoko, Vikri Rahmat, Ismi Melinda, Connie Sutedja, Renny Umari, Erly Ashy.

GÉNERO: Terror.

Un grupo de inquietos jovenzuelos, cámara en ristre, deciden rodar un documental sobre fenómenos extraños en una laberíntica casa abandonada, en busca del misterio de la niña Medeiros, digo de la bailarina de Ranggeng. Más claro, agua. Kuntilanak Beranak es un refrito a la indonesia de Rec (o Rec 2) con el ojo de la cámara siendo testigo de encuentros inesperados, apariciones misteriosas y muertes violentas, que se permite el lujo de arrancarla a lo Holocausto Canibal, con los exploradores que encuentran la cinta donde todo quedó registrado.

Hay mucha distancia entre el film español y éste, naturalmente, empezando por el hecho de que su director recurre ocasionalmente a insertos no subjetivos porque no se le ocurre mejor manera de llevar la película adelante. Aun así, la segunda mitad ofrece algunos momentos de tensión en mitad del desconcierto y algunos sustos de estilo japonés.

El título inglés de la película es para darle de comer aparte: The Vampire Gives Birth. Como ya os estáis imaginando, ni aparecen vampiros ni hay partos, suponemos que es otro ardid para despistar al sufrido espectador. A día de hoy ya han rodado una secuela. Estamos seguros que no nos defraudarán y el título internacional quedará algo así como The Giant Robot Phimosis Operation.

Lo mejor: Aunque parezca mentira, tiene sus momentos. Y solo dura 74 minutos, que siempre se agradece.

Lo peor: Es la primera de una larga serie de reseñas de cine indonesio. El terror llama a sus puertas.

Where Got Ghost?

AÑO: 2009

DIRECTOR: Jack Neo

INT.: Marcus Chin, John Cheng, Lai Ming, Mark Lee, Richard Low, Jack Neo, Vivian Lai, Tony Koh.

GÉNERO: Comedia/Terror.

Jack Neo, el director de comedia más rentable del cine de Singapur se estrena en el género en esta película dividida en tres episodios, basados en la habitual superstición sobrenatural china, o lo que es lo mismo, apariciones, fantasmas, rituales y karmas. Where Got Ghost? es poco más que un entretenimiento de usar y tirar, quedándose corto en las dos pretensiones que se le suponían: asustar y hacer reír.

Y es que esta cinta adolece de los males comunes de la comedia singapureña, es demasiado localista, basada en juegos de palabras imposibles de traducir y con ocasionales toques escatológicos que solo podrían provocar un mínimo esbozo de sonrisa a los fans fatales de los hermanos Wayans. Evitando alguno de esos momentos prescindibles, las tres historias (un estafador que se mofa de lo fantasmal que recibe su castigo, dos soldados perdidos en un bosque encantado, tres hijos que sueñan con su madre fallecida) podrían haber quedado como exóticos remedos de los cuentos de terror de la EC. Ahora, solo son aptos para consumidores de lo asiático con más tragaderas que Linda Lovelace.

Lo mejor: Los desenlaces de cada una de las historias.

Lo peor: Dejando de un lado los chistes aerofágicos, los episodios son demasiado largos para lo que están contando.

Beautiful Crazy

AÑO: 2009

DIRECTOR: Lee Chi-Yuan.

INT.: Angel Yao, Amiya Lee, Liao Chien-Hui.

GÉNERO: Drama.

Hace (muchos) años Taiwan era conocida entre el aficionado por sus delirantes mezclas de cine fantástico y acción. Tiempos en los que directores como Wu Kuo-Jen o Lee Tso-Nam hacían de la anarquía moneda común en un cine que mezclaba kung fu con criaturas y sorprendentes efectos especiales. Hoy, todo eso es historia. Para el aficionado de hoy, el cine taiwanés divide su producción en cine para y sobre adolescentes, cine de temática homosexual y art house de aspiraciones filoexperimentales.

Beautiful Crazy aúna esas tres corrientes, creando un mundo onírico, críptico en ocasiones, dulce en otros, pero con un panorama de imágenes y sonidos pensados para subyugar al espectador, quien no lo tiene fácil para seguir la historia de un extraño triangulo de sexo y sentimientos entre un trío de jóvenes, un pretexto para que su realizador juegue con lo que estamos viendo, con una magnifica banda sonora que nos angustia, nos desespera y nos atrapa al mismo tiempo.

Poco se sabe de este realizador, aparte de que hace un par de años firmara aquel Chocolate Rap, de factura mucho más convencional. Por lo que Beautiful Crazy deja entre ver debe haberse curtido en el mundo del videoclip, ya que cualquiera de sus planos, escogido al azar, pasaría por ser parte de un video musical.

La película de Lee Chi-Yuan está preparada para crear perplejidad, para provocar, para sorprender y para evocar. No hay que sentarse ante ella esperando narrativas convencionales si no dejándose cautivar por un universo audiovisual por el que deambulan unos personajes sin rumbo.

Lo mejor: Dejar los prejuicios a un lado, no esperar nada, y dejarse llevar.

Lo peor: Si te desesperas con el cine de Apitchapong o sueñas con masacrar a Hou Hsiao-Hsien, quizás deberías plantearte evitar a toda costa esta película.

Ayan

AÑO: 2009

DIRECTOR: Anand K.V.

INT.: Surya Sivakumar, Tamanna Bhatia, Prabhu, Akashdeep Saigal, Ponvannan, Renuka Chouhan, Koena Mitra, Karunas.

GÉNERO: Acción/Musical.

Ayan es la ganadora de la taquilla tamil este año en la India y aunque no le quita el puesto a Pokiri dentro de nuestros corazones, la verdad es que se queda bastante cerca. Surya Sivakumar protagoniza esta cinta acerca de dos grupos mafiosos enfrentados. Uno de ellos (el bueno, por decirlo de alguna manera) trafica con dvds piratas y diamantes del Congo (un lugar en el que, como todos sabemos, adoran la cumbia y el merengue), al otro no le importa mancharse las manos traficando con drogas duras.

Aunque rebosante de tópicos, lugares comunes y la previsibilidad propia del género masala del sur de la India, Ayan hace honor a sus buenos resultados comerciales ofreciendo algunos giros interesantes en el guión hacia su segunda mitad, aunque sus principales atractivos son (dejando a un lado las impresionantes localizaciones en Africa y Malasia) sus escenas de acción. Nada menos que tres directores han sido necesarios para unas extensas secuencias tan espectaculares como cualquier cosa que Hong Kong o Hollywood pueda ofrecernos. Desde el arranque por los tejados de Sudafrica usando parkour al estilo yamakasi (obra de Franz Spilhaus, que ha trabajado en cintas como Distrito 9 o Hitman) a las secuencias de stunts de coches coordinadas por William Ong (miembro del equipo de especialistas de Jackie Chan). Toda una montaña rusa de acción repartida por las casi tres horas de metraje de esta multigenérica cinta.

Lo mejor: Otro musical de acción con una historia de papel de fumar y unas escenas de acción atronadoras.

Lo peor: Desde el minuto uno somos conscientes de que todo lo que creemos que sucederá lo hará justo en el modo en el que imaginamos.

Vampire Super

AÑO: 2007

DIRECTOR: Ricky Lau.

INT.: Yuen Wah, Chin Kar-Lok, Candy Lo, Mei Lina, Zhang Guoli, Candice Chan, Liang Chao, Zhong Sihua.

GÉNERO: Comedia/Terror.

Dos años ha tardado en aparecer en Hong Kong esta supuesta comedia vampírica del director que revitalizó el género en los años 80 con la serie Mr. Vampire. A Ricky Lau vergüenza tendría que darle firmar una película como esta. Más le valdría haber seguido en Tailandia dirigiendo cintas de acción con ídolos locales que regresar a territorio chino para hacer el ridículo de esta manera. Para poner en aviso al lector recordaremos como en China está prohibido por ley cualquier contenido sobrenatural en el cine. No pueden aparecer fantasmas, monstruos o vampiros, al menos que el desenlace sea el mismo que el de los episodios de Scooby Doo. Ya podéis temblar: Vampire Super es una producción china, o lo que es lo mismo, no hay vampiros en ella.

Tal decepción sería menos si el film incluyera espectaculares secuencias de acción, un guión ingenioso o cualquier atractivo más allá de la aparición de veteranos del cine hongkonés (pésimamente doblados por voces desconocidas). Pues no, aburrimiento y desesperación son las sensaciones que el espectador experimentará durante el metraje, en el cual Yuen Wah en el papel de un militar investiga quien asesinó a su sucesor y porqué. El desenlace, en una especie de templo maldito con (falsos) vampiros saltarines logra que abramos un ojo, pero lo torpe de la coreografía marcial y la mediocre realización no tardan en eliminar toda esperanza. No merece la pena ni abusando del fast forward.

Lo mejor: Logra que Mr. Vampire 4 parezca buena.

Lo peor: Vampire Super.

Masked Rider Den-O & Decade The Movie

AÑO: 2009

DIRECTOR: Ryuta Tazaki

INT.: Dori Sakurada, Masahiro Inoue, Kimito Totani, Akina Minami, Ruka Sawaki, Rina Akayama, Kanna Mori, Takuya Mizoguchi.

GÉNERO: Ciencia-Ficción/Acción.

Parece ser que la visión de Keita Amemiya de Kamen Rider es ya historia. El director que convirtiera a Gamera en un monigote para preescolares en Gamera the Brave ha conseguido hacer lo mismo con el superhéroe insectívoro más famoso de todos los tiempos. Lejos queda el universo gótico y oscuro del motorista enmascarado, adiós a la acción violenta, al punto de vista para adultos del tokusatsu. Ahora solo nos quedan aventuras infantiles con el tren del tiempo, un reparto plagado de preadolescentes y algún detalle aislado, poca cosa. Quizá los productores se dieron cuenta que los adultos no compran juguetes, que es de lo que se trata.

La historia, confusa y de escaso interés, nos presenta a un niño que por problemas familiares ha de irse a vivir al pueblo con su abuela (como Gabai Grannie, pero con robots) y de un antiguo amuleto codiciado por unos onis (demonios tradicionales japoneses) de aspecto mecanoide. A partir de aquí viajes en el tiempo, acción blanda, efectos especiales que cantan a bajo presupuesto (que nostalgia de los homenajes a Harryhausen que siempre incluía Amemiya, un fan fatal del stop motion) y más niños que en un programa de Torrebruno. Para no dormir.

Lo mejor: Acudir a la videoteca y rescatar Kamen Rider ZO o Mechanical Violator Hakkaider. Cualquier tiempo pasado (a veces) fue mejor.

Lo peor: La infantilización progresiva de un manga de Shotaro Ishimori que no lo era en absoluto.

Blood: The Last Vampire

AÑO: 2009

DIRECTOR: Chris Mahon.

INT.: Gianna Jun, Allison Miller, Koyuki, Yasuaki Kurata, Liu Lei, Liam Cunningham, Larry Lamb, Lai Ziyang.

GÉNERO: Acción/Fantástica.

Despues de la expectación que creó desde que se supo que se estaba produciendo una versión en imagen real del anime del mismo título la película de Chris Mahon (El Pacto de los Lobos, El Beso del Dragon) ha pasado sin pena ni gloria por los mercados internacionales, perdiendose entre cientos de lanzamientos directos a video y algun estreno discreto por europa.  Yo no tenía demasiada confianza en la película, tampoco. Ya saben, coproducción entre Hong Kong y Japón rodada en inglés…todos los números para convertirse en otro de esos híbridos infumables que se quedan a medio camino de todo. Mi sorpresa ha sido mayúscula al comprobar mi error. Blood: the Last Vampire es una de las películas de vampiros más entretenidas de la última hornada; da sopas con honda a los chupasangres metrosexuales de Crepusculo y ya no hablamos de las memeces de las secuelas de Underworld.

Fiel al original animado, está protagonizada por la que fuera la chica de My Sassy Girl, Jeon Ji-hyun, ahora con nuevo nombre artístico, Gianna Jun, lista para una carrera internacional que se encuentra en estos momentos sin solución de continuidad. Junto a ella, el veterano del cine de kung fu Yasuaki Kurata y la dirección de acción de Corey Yuen, dotando a la frenética cinta de un atractivo especial para los fans del cine cantonés.

Es cierto que podría ser mejor (sobre todo eliminando un buen puñado de actores occidentales terribles y esa idiotez de rodar en inglés que provoca que los actores asiáticos hablen con acentos indescifrables) pero si te gusta la acción y el cine de vampiros difícilmente encontrarás algo mejor este año.

Lo mejor: Las espectaculares secuencias de acción dirigidas por Corey Yuen.

Lo peor: Sangre infográfica, otro de los males habituales del cine moderno.

Oh! My Zombie Mermaid (Ah! House Collapses!)

AÑO: 2004

DIRECTOR: Naoki Kudo.

INT.: Shinya Hashimoto, Seong Seon-im, Nicholas Pettas, Shiro Sano, Urara Awata, Yoshiaki Fujiwara, Jason Gray, April Hunter.

GÉNERO: Acción/Fantástica.

Una de las sorpresas más inesperadas y agradables de este 2009 que termina ha sido la aparición en el mercado americano del dvd de esta joya, la cual hubiera quedado oculta a los ojos del espectador curioso occidental, como tantas otras joyas de lo bizarro. Producida por la casa especializada en porno duro Soft on Demand (aunque en esta cinta el erotismo brilla por su ausencia) podría verse como el equivalente oriental de las películas de El Santo, solo que con sus guionistas intoxicados por toda clase de drogas duras.

La historia (escrita por Izo Hashimoto, guionista de Akira y algunas cintas de Takashi Miike) nos presenta al luchador de lucha libre Shishio Kouta (interpretado por el wrestler Shinya Hashimoto, fallecido en el año 2005) que ve como su vida feliz se viene abajo cuando en la inauguración de su casa una multitudinaria pelea con rivales del ring termina con la explosión de su hogar. Tras el terrible suceso su esposa inicia una extraña mutación que la está transformando en sirena. Para poder buscarle una solución accede al chantaje de un productor de televisión que quiere enfrentarle en directo a los luchadores más extravagantes del mundo.

El título da lugar a malos entendídos. No es una película de zombies (aunque aparezca más de uno). Es una película de acción demente (dirigida por Kenji Tanigaki, habitual del cine hongkonés), con momentos de drama imposible y gran parte del metraje ocupado por un homenaje marciano a Juego con la Muerte, en la que nuestro orondo protagonista se enfrenta a enemigos expertos en distintos artes de lucha (un travesti, un zombie, un maestro de kung fu…) en el interior de una pagoda. Uno de los momentos más bizarros es cuando la manager de Shishio se ofrece para relajarle dedicando unos buenos minutos de metraje a propinarle infinidad de mordiscos (reales!) por su musculada anatomía. Ver para creer. Todo un visionado obligado para degustadores de cine inusual.

Lo mejor: Acción estilo Hong Kong y delirio a la japonesa. Y no es una comedia, es de otra dimensión.

Lo peor: Esperar una película de zombies y encontrarte una de sopapos y bizarradas.

A Tale of Two Donkeys

AÑO: 2008

DIRECTOR: Li Dawei.

INT.: Wen Zhang, Yue Hong, Bai Jin.

GÉNERO: Comedia Dramática.

Otra de tantas películas contemporáneas chinas ambientadas en los últimos años de esplendor del imperio comunista, el declive de la revolución cultural. Entre la nostalgia y la parodia de aquellos tiempos encontramos la historia de un joven rebelde que por una travesura termina haciéndose cargo del cuidado de los burros de una comunidad (por votación democrática, claro) iniciándose un enfrentamiento entre el cuidador y dos de los pollinos, que no están dispuestos a acatar las ordenes del partido.

Comedia de tintes negro azabache (firmada por el autor de las premiadas The Sun Also Rises y Devils on the Doorstep) que, sin embargo, goza de singulares momentos cómicos e incluso románticos, y saca un espectacular partido de los habituales escenarios naturales y la excelente ambientación de una época pasada que parece aferrarse al presente dentro de las pantallas de cine.

Lo mejor: Cine para amantes de la cultura china, de festival, y sin embargo divertido.

Lo peor: A los defensores de los derechos de los animales quizá no les haga tanta gracia.

Poker King

AÑO: 2009

DIRECTOR: Chan Hing-Kai, Janet Chun.

INT.: Louis Koo, Lau Ching-Wan, Stephy Tang, Cherrie Ying, Josie Ho, Jo Koo, Lam Suet, Eddie Cheung.

GÉNERO: Comedia.

Charles Heung fue el productor de la película que resucitó la fiebre de las gambling movies con God of Gamblers, una de las peliculas que ayudaron a construir la leyenda de Chow Yun-Fat. Despues de decenas de spin-offs y secuelas, de series de televisión y hasta de comics el cine de juegos de azar se fue diluyendo hasta caer en la parodia autorreferencial, como muestran las distintas entregas de Kung Fu Mahjong o la reciente My Wife is a Gambling Maestro.

20 años más tarde es el propio Heung quien se encarga de devolver al género el esplendor de tiempos pasados, dejando por el camino las tramas gansgteriles, los malabares imposibles y la comedia surrealista. ¿Qué es lo que queda entonces? Poker King.

El poker es el juego de moda, y alrededor de él se mueven las fichas de esta comedia protagonizada por Louis Koo, en la que da vida al heredero destronado de un imperio de casinos y de cómo se enfrenta a su archirival (un socarrón Lau Ching-Wan), el hombre de confianza de su difunto padre que ahora tiene el control de absolutamente todo.

Pese a sus evidentes problemas de ritmo en su primera mitad, Poker King ofrece espectaculo, comedia y romance. Puro cine comercial hongkonés que dejará indiferentes a aquellos que busquen emociones fuertes pero que será del agrado de los aficionados a la comedia ligera made in Hong Kong.

Lo mejor: Pese a que podían haber afinado más el metraje es una película agradable, divertida y cargada de buenos sentimientos. Ideal para la temporada navideña.

Lo peor: Previsible es un adjetivo que se queda corto, pero tampoco es que esperaramos muchas sorpresas en una gambling movie.