Confucius

AÑO: 2010

DIRECTOR: Hu Mei.

INT.: Chow Yun-Fat, Zhou Xun, Lu Yi, Chen Jianbin, Yao Lu, Zhang Kaili, Ren Quan, Jiao Huang, Wang Ban.

GÉNERO: Drama Histórico.

A muchos les sonará el nombre de Confucio por ser el que escribe (de puño y letra) la mayor parte de los inspirados pensamientos contenidos en las galletas de la suerte que venden en los supermercados chinos. A todos ellos quizá les vendría bien ver esta película para conocer en profundidad la figura del filósofo más famoso de la historia moderna de China, o más especificamente, los logros de los últimos años de su vida, incluyendo su entrada en política.

Política es la palabra, ya que ha sido el gobierno chino quien se ha encargado personalmente de supervisar la película con el objetivo que sirva bien a sus intenciones propagandísticas nacionalistas, haciendo que el film haya pasado por numerosas revisiones hasta la forma que ha visto en su estreno. Chow Yun-Fat, un mito del cine hongkonés cuya carrera de estos últimos años se había visto convertida en una broma pesada (tocando fondo en la versión USA de Dragon Ball, con su interpretación del Duende Tortuga) interpreta con dignidad al filosofo (que tiene más labia que Perry Mason), eludiendo aparecer en cualquiera de las secuencias de batalla incluidas seguramente buscando una explotación internacional que no va a llegar nunca.

Y es que para el espectador común, la sucesión de acontecimientos históricos (y sus explicaciones en texto impreso en pantalla, que tampoco se dejan ningún personaje por presentar según van haciendo aparición) puede causar colapsos en las salidas de emergencia. Esto no significa que Confucius sea una mala película. Para los fanáticos del cine histórico (especialmente los interesados en el mundo oriental) la cinta bienvenida, disfrutando incluso de momentos ligeros bastante entretenidos. Para los que pretendan ver un nuevo Tigre y Dragón o añoren la imagen cool de Chow a las ordenes de John Woo, quizá se aburran ante la magnitud de información que se les viene encima y el inmovilismo del protagonista dentro de un biopic con una banda sonora de Cong Su que parece poseído en momentos por el espíritu de John Barry (no es la que aparece en el trailer, naturalmente).

Lo mejor: Una superproducción para amantes empedernidos del cine histórico.

Lo peor: Según parece, los hechos han sido cambiados para adecuarlos a la ideología imperante en la China de hoy.

Anuncios

Una respuesta

  1. Acabo de descubrir éste su blog, y estoy ALUCINANDO. El cine asiático ha sido siempre una de mis carencias, así que estoy dispuesto a dejarme guiar por la sapiencia que destila!

    Un saludo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: