At the Mercy of the Darkness: Ayano’s Bizarre Delusions

AÑO: 2009

DIRECTOR: Naoyuki Tomomatsu

INT.: Kotono, Tsubasa Usagi, Taishi Yakemoto, Yukiharu Inoue, Yuya Takayama, Mariko Tsuboi, Mari Yamaguchi.

GÉNERO: Terror/Erótica.

Después de Vampire Girl vs Frankenstein Girl, Tomomatsu ha dirigido dos películas que han dejado a sus fans estupefactos. La secuela de Maidroid contenía alguna escena simpática y/o gamberra, pero la mayor parte del film era un atracón de blandiporno fetichista. At the Mercy of Darkness hacía pensar lo peor, ya que se trataba de una producción Shin-Toho, especializada en softcore desde hace eones. Pues no, pese a parecerse tanto a Vampire Girl como un huevo a una castaña y tener más escenas de sexo de la cuenta, va y resulta que es una buena película.

Empecemos por situar la historia: una mujer frustrada cuya vida matrimonial es tan emocionante como freír acelgas. Su marido es idiota, egoísta, machista y solo se preocupa del porno que mira en su portátil, mientras ella se desvive por él. A causa de las dificultades económicas que padecen, ella empieza a trabajar como vendedora en una editorial de cursos de inglés. Allí conoce a un pichabrava con el que inicia una relación extramatrimonial que cambia su vida. Al mismo tiempo, empieza a ver apariciones de fantasmas de pelos largos y un descuartizador anda suelto por su barrio. ¿Cómo estarán relacionados todos estos hechos?

Tomomatsu compensa con imaginación las restricciones presupuestarias, creando secuencias herederas de los mejores tiempos de la Nikkatsu y logrando atrapar al espectador en la intriga argumental (basada en un manga de Shungiku Uchida, autora también de Vampire Girl, que ya fue llevado a la pantalla en 1994). Y por si fuera poco, la prota es una MILF de lo más adorable.

Lo mejor: Heredera de los clásicos de la Categoría 3 hongkoneses. Solo falta Anthony Wong.

Lo peor: ¿Cuántos finales tiene esta película?

Killer Virgin Road (Killer Bride’s Perfect Crime)

AÑO: 2009

DIRECTOR: Goro Kishitani

INT.: Yoshino Kimura, Momoka Ono, Yasufumi Terawaki, Juri Ueno.

GÉNERO: Comedia/Musical.

Goro Kishitani, secundario habitual de las películas de Takashi Miike debuta como director y guionista en esta demencial road-movie en la que todo es posible.

La protagonista abandona su trabajo para casarse, pero antes de la boda recibe la visita de un vecino fetichista y enajenado al que asesina accidentalmente (con la ayuda inestimable del perro satánico Damien). Huyendo del lugar del crimen conoce a una suicida, que une su camino al de la prófuga, que intenta salvar su futuro matrimonio a la vez que piensa alguna manera de deshacerse del cadáver del finado.

Ya hemos comentado anteriormente la ola de comedia surrealista tan particularmente japonesa que estamos degustando en estos últimos tiempos. Killer Virgin Road encaja perfectamente dentro de ese subgénero en el que la narración convencional discurre por una realidad alternativa a la nuestra.

Hilarante por momentos, alucinante en otros, es de visión obligada para japófilos profesionales.

Lo mejor: Los surrealistas números musicales y el perrete Damien.

Lo peor: Puede agotar a los espectadores desprevenidos.