Wind Blast

AÑO: 2010

DIRECTOR: Gao Qunshu.

INT.: Duan Yihong, Ni Dahong, Francis Ng, Yu Nan, Charlie Yeung, Jacky Wu, Zhang Li, Xia Yu.

GÉNERO: Acción.

El director de The Message nos sorprende con un cambio de registro, una violenta cinta de acción ambientada en los desiertos cerca de la frontera con Mongolia, una localización que parece estar poniéndose de moda en el cine chino.

Hay dos bandos bien diferenciados en Wind Blast. De un lado tenemos a un equipo policial que intenta atrapar a un fugitivo, un asesino en serie que les servirá para llegar hasta la persona que le encarga los crímenes. Del otro, el mercenario y su pareja, perseguido, además de por las fuerzas de la ley, por otro par de asesinos, dispuestos a que la identidad de su jefe siga siendo anonima.

Pese a algún altibajo ocasional en el ritmo, Wind Blast es un recomendable neowestern oriental que incluye espectaculares secuencias de acción de coches, algunas peleas con Jacky Wu como obvio protagonista y un desenlace a lo heroic bloodshed lleno de explosiones, tiroteos y caballos desbocados que va a desembocar en un duelo de los de la vieja escuela.

Buena banda sonora, excelentes actores y escenarios naturales (incluyendo un pueblo abandonado) y una creativa dirección.

Lo mejor: La secuencia del camión y el jeep ya amortiza el precio que pagues por esta película.

Lo peor: Siendo china es fácil adivinar el destino de algunos de sus protagonistas desde el minuto uno.

Kung Fu Wing Chun

AÑO: 2010

DIRECTOR: Joe Cheung.

INT.: Bai Jing, Kara Hui, Yu Shaoqun, Austin Wai, Ngai Sing, Wang Yau-Su, Yuen Qiu, Yuen Wah.

GÉNERO: Acción/Comedia.

Casi diez años llevaba sin dirigir Joe Cheung una película para la pantalla grande. El director de cintas como The Incredible Kung Fu Master (1979) o Los Hermanos Malditos (1987) regresa con una cinta de artes marciales al estilo de la nueva era (ya antigua) que hará las delicias de los fans del género más veteranos y dejará un poco descolocados a los que se apuntaron a estas cosas con Tigre y Dragón.

Y es que hay que decir que Cheung no hace ninguna concesión la gradería occidental: su película ciertamente parece una producción de principios de los 90, con una historia desvencijada que combina romance, comedia, drama y acción sin ningún intento por cohesionar todos estos elementos.

Esta inesperada producción de la Seasonal Films del veterano Ng See-Yuen (productor de cintas como La Serpiente a la Sombra del Águila, Twin Dragons o la serie Érase una Vez en China y codirector de Game of Death 2 –Último Combate-) recupera el personaje de Wing Chun, que ya fuera interpretado en 1994 por Michelle Yeoh. Aquí vemos los años mozos de la luchadora, su vida sentimental, como una monja rebelde le enseña kung fu y de cómo da su merecido al enemigo de la religiosa. Poco más en cuanto a historia se refiere.

Curiosamente, Yuen Qiu y Yuen Wah (la versión karateka de Pepa y Avelino) que aquí hacen un papel (muy) secundario reaparecen en I Love Wing Chun (2011), una cinta producida y con acción de Guy Lai, otro de los nombres habituales del cine de kung fu de los 70 que también ha regresado a las multisalas. Parece que nos espera una nueva nueva ola indiscriminada de cine de bofetadas.

Lo mejor: La acción de Stephen Tung y Benz Kong.

Lo peor: El argumento es un desastre.

Good Will Evil

AÑO: 2008

DIRECTOR: Lin Yu-Fen, Wang Ming-Chan

INT.: Terri Kwan, Tammy Chen, Leon Dai, Lu Yi-Ching, Cindy Chi, Chen Wen-Cheng, Angus Hsieh, Lin Li-Ching.

GÉNERO: Terror.

Inepta cinta de terror taiwanés ideal para conciliar el sueño cuando vuelves a casa con la sangre cargada de Red Bull. Cuesta creer que se necesiten dos directores para una película tan simple, aburrida y telefilmesca.

Good Will Evil intenta beber de las fuentes del terror con niños (teniendo en mente La Profecía o La Mala Semilla) mezclándolo con la moda del terror de niños fantasma, esos de colores que les gusta esconderse debajo de las mesas y los muebles. Aquí, una niña que parece sufrir de posesión (o de mala uva) y que no se separa de una muñeca de aspecto inquietante es encontrada sola y acogida por las monjitas, que no tardan en encontrarle un hogar de acogida. No tardarán en sucederse las visiones, apariciones y hechos inexplicables, todas ellas tan inofensivas que podrían emitir esta película en el canal Disney.

Lo dicho, soporífera y televisiva.

Lo mejor: La escena del tejado con los gemelos y la muñeca.

Lo peor: Todo lo demás.

Break Up Club

AÑO: 2010

DIRECTOR: Barbara Wong

INT.: Jaycee Chan, Fiona Sit, Patrick Tang, Barbara Wong, Bonnie Sin, Hayama Go, Lawrence Cheng, Gus Liem.

GÉNERO: Comedia Romántica.

Pretenciosa comedia sentimental de la experta en cine independiente Barbara Wong, que se interpreta a ella misma como una realizadora que busca gente que acabe de romper su relación amorosa para hacer un docudrama rodado en primera persona.

Jaycee Chan, el hijo de Jackie, cada día separando más su carrera del cine de acción que convirtió en mito a su padre, interpreta a uno de esos conejillos de indias, a los que la Wong les entrega una cámara de video para que vayan grabando sus vidas. A esto se añade la existencia de una misteriosa página web que garantiza que la ruptura con tu pareja se arreglará si introduces el nombre de una pareja de conocidos que quieres que rompa.

Break Up Club es mucho ruido y pocas nueces, una manera presuntamente original de contar lo mismo de siempre y al público de siempre. No tengo nada en contra del género per se, pero cuando la ñoñería y la estupidez para adolescentes son los reyes de la fiesta, para mí ha llegado la hora de regresar a casa.

Lo mejor: Algúna idea aislada, poca cosa.

Lo peor: Esperar ver al hijo de Jackie hacer algo más arriesgado que ganarse una bofetada de su pareja por tontaco.