Shinzanmonono (Newcomer)

AÑO: 2010

DIRECTOR: Shinichi Hirano, Yasuharo Ishii, Daisuke Yamamuro.

INT.: Hiroshi Abe, Meisa Kuroki, Mieko Harada, Shigeru Izumiya, Yuichi Kimura, Tomokazu Miura, Junpei Mizobata, Osamu Mukai.

GÉNERO: Thriller.

Excelente serie de misterio a lo Colombo con un detective al que no se le escapa una, Kyoichiro Kaga, un detective de policia recién llegado a una pequeña ciudad y que, mientras investiga el caso de una mujer asesinada, va resolviendo otros tantos menores durante los diez episodios que la componen.

Hiroshi Abe interpreta al protagonista con el carisma habitual, en un personaje que parece heredar la sagacidad y personalidad del investigador médico Keisuke Shiratori, protagonista de The Glorious Team Batista y The Triunfant Return of General Rouge.

Los episodios (de entre una hora y 45 minutos) están impecablemente escritos y llenos de sorpresas, abundantes en momentos ligeros y que suelen desembocar en situaciones emotivas. Muy recomendable para amantes de las series de detectives, occidentales o asiáticas.

Lo mejor: Hiroshi Abe, uno de los actores imprescindibles en el cine japonés de hoy día.

Lo peor: Son diez episodios, que resulta complicado verlos de una tacada.

Troubleshooter

AÑO: 2010

DIRECTOR: Kwon Hyeok-jae.

INT.: Sol Kyung-gu, Lee Jung-jin, Oh Dal-su, Song Sae-byeok, Lee Seung-min, Joo Jin-mo, Moon Jung-hee, Choi Ji-ho.

GÉNERO: Thriller/Acción.

Entretenido thriller acerca de un expolicía reconvertido en detective privado que se ve envuelto en una trampa que le convierte en culpable de un caso de asesinato. Las cosas se complican progresivamente cuando se descubre quien está realmente detrás de todo.

Lejos de ser una obra maestra, es un buen ejemplo de cine comercial, de blockbuster a la coreana, quienes parecen poner todo su empeño en ofrecer al público algo más que espectáculos llenos de pesimismo y tragedias. Pese a que complica demasiado al espectador el entender el porqué de lo que está sucediendo, la cinta logra con creces su cometido de cine palomitero, con abundantes secuencias de acción y un tono ligero que le distingue entre este tipo de producciones.

Lo mejor: Un buen reparto en una cinta trepidante.

Lo peor: Las indescifrables motivaciones políticas de los villanos, pero es escasamente importante.

Engkwentro (CLash)

AÑO: 2009

DIRECTOR: Pepe Diokno.

INT.: Bayang Barrios, Celso Ad. Castillo, Zyrus Desamparado, Jim Libiran, Moises Magisa, Daniel Medrana, Eda Nolan.

GÉNERO: Drama.

Incauto de mí, pensaba que esta película iba a ser algún intento contemporáneo de cine de género, aun si el cine de acción parece completamente extinguido de la vida cinematográfica filipina desde hace unos años. Tras ver el logo de Cinemalaya antes de que empezara la película, ya sabía que no podía estar más equivocado.

Cinemalaya es el festival de cine independiente de Filipinas, centro de reunión para todos los aspirantes a ser el nuevo Brillante Mendoza, campeones del cine social con que alimentar los festivales más snobs de occidente (entre ellos el difunto BAFF), un cine que da la espalda al espectador de su país, denuncias a 24 fotogramas por segundo que no llegan a quien tiene que verlas.

Esta va de los niños de la calle (al lado de estos el Vaquilla era un teletubbie) y de los escuadrones de la muerte que se los cepillan para que dejen de dar la brasa a la gente de bien. Todo rodado en extensos planos secuencias cámara en mano, sin iluminación adicional, con lo que a veces no sabemos si esto es una película Dogma o la secuela tercermundista de The Blair Witch Project. No dudo del mérito de estas empresas, pero a estas alturas se les empieza a ver el plumero.

Lo mejor: Hay que reconocer los méritos de la película, que además tuvo dos premios en Venecia.

Lo peor: Si no eres un gafapasta que ves cine que no te gusta por ser el más guay de la pandilla, tienes posibilidades de no necesitar verla. O a lo mejor sí, qué se yo.