Kandhaswamy (Superhero)

AÑO: 2009

DIRECTOR: Susi Ganesan

INT.: Chiyaan Vikram, Shirya Saran, Ashish Vidyarthi, Vadivelu, Mukesh Tiwari, Vinod Raj, Prabhu, Y.G. Mahendran.

GÉNERO: Acción/Musical.

El que fuera mano derecha de Mani Ratnam en las mejores películas de su filmografía (incluida Dil Se) dirige esta estrambótica cinta en la que nos presentan al superhéroe definitivo: el hombre gallina.

Con su cresta y cacareo, su capa y su antifaz, este Batman plumífero saquea a los ricos para repartir entre los pobres, un paladin de la justicia en el tercer mundo que es el alter ego de un inspector de policía y que es tomado por la encarnación en la tierra de un Dios por los habitantes del barrio más pobre del planeta.

Con la estructura habitual del cine de Kollywood, Kandhaswamy ofrece aventura, acción, drama, crítica social, romance y comedia en dosis industriales para fans del cine más bizarro. Bizarro no solo por tener a un tipo emplumado como protagonista, sino también por las indescriptibles secuencias de comedia protagonizadas por Vadivelu, el montaje psicotrópico y las canciones con cacareo incluido.

Lo mejor: Lo guapa e irresistible que es Shriya Saran.

Lo peor: El montaje, con miles de flashes, cortes y efectos raros por minuto. Así no hay quien vea una película.

Girl$

AÑO: 2010

DIRECTOR: Kenneth Bi

INT.: Michelle Wai, Bonnie Xian, Una Lin, Venus Wong, Deep Ng, Derek Tsang, Karson Lok, Eric Tse.

GÉNERO: Comedia Dramática.

Kenneth Bi es uno de los directores más famosos del cine indie hongkonés. Por alguna razón, su cinta anterior, The Drummer, llegó incluso a estrenarse en salas en España (con escasa fortuna, todo hay que decirlo). En Girl$ se adentra en el mundo de la prostitución juvenil, quedando más cerca del exploitation que del cine denuncia.

El argumento gira en torno a un grupo de jóvenes (incluyendo una menor) que se dedican al mundo de las citas por internet, un mundillo mejor considerado que el de la prostitución convencional ya que no son profesionales. Una lo hace para comprarse un bolso de Gucci, otra para pagar un ordenador estropeado…

Pese a la cantidad de cabos sueltos que deja el guión (como toda la subtrama del psicópata) resultará entretenida para cinefagos amantes del cine hongkonés en todas sus vertientes.

Lo mejor: Cinematográficamente hablando, es bastante más respetable que las cintas de categoría 3 de antaño.

Lo peor: Esa banda sonora a lo Luc Besson. Cualquiera esperaría que van a salir  franceses haciendo parkour por algun sitio.

Tetsuo 3: The Bullet Man

AÑO: 2009

DIRECTOR: Shinya Tsukamoto.

INT.: Eric Bossick, Akiko Mono, Yuko Nakamura, Stephen Sarrazin, Prakhar Jain, Shinya Tsukamoto, Michael Duncam, Sou Fujita.

GÉNERO: Ciencia-Ficción.

Tsukamoto regresa al título que le hiciera famoso, reinventando el origen del hombre biomecánico con mayor presupuesto y rodando en inglés. El resultado, lamentablemente, es una gran sensación de deja-vu y el de estar ante un producto realizado únicamente por pulsiones monetarias.

El primer Tetsuo fue un hito del cine experimental nipón que se prestaba a diversas lecturas. Este último explica demasiadas cosas, es demasiado mainstream y su consumo solo está indicado para completistas de la saga.

La historia: Un hombre, traumatizado por el asesinato de su hijo, ve como su organismo se transforma en una criatura donde la carne se funde con el metal, una máquina letal en busca de venganza.

Lo mejor: El sentido de nostalgia cercana que impregna la cinta. Parece que fue ayer cuando descubrimos el cyberpunk.

Lo peor: Es más de lo mismo, y peor aún que la segunda entrega.

Shery Heart: The Psychic Cosmo Princess

AÑO: 2009

DIRECTOR: Hiroshi Nagai.

INT.: Sayo, Marika, Toru Ohmura, Susumu Yanagisawa.

GÉNERO: Ciencia-Ficción.

Una de las cintas de tentáculos más entretenidas de la productora Zen. Una chica con poderes, una guerrera espacial y un científico atrapados en una nave espacial plagada de aliens y sin posibilidad de escape.

Pese a estar calificada R-15 no hay desnudos ni sexo en esta película, pero si un par de extensas secuencias de violación tentacular, bastante angustiosas hay que avisar.

La dirección está bastante por encima de la media de lo habitual, permitiéndose también el lujo de escenas espaciales, decorados y una estupenda banda sonora, si bien la historia sigue los parámetros previsibles de minimalismo narrativo.

Lo mejor: Las escenas de tentáculos duran 10 minutos y no 40, como es costumbre.

Lo peor: No es apta para todos los estómagos.

Naked Continent 4

AÑO: 2008

DIRECTOR: Sakkun

INT.: Yuka Osawa.

GÉNERO: Documental/Porno.

El mundo del porno japonés no tiene parangón en ninguna de las industrias del cine para adultos del resto del globo terráqueo. La premiada serie Naked Continent es buena prueba de ello. Las películas que componen esta serie mezclan el cine mondo con el documental de viajes, incluyendo en su metraje a las protagonistas ayudando en obras de caridad reales en Africa, pagadas por la todopoderosa productora SOD. Naturalmente, no se olvidan de incluir tres o cuatro escenas de sexo explícito (pixelado pero real) para que la mezcla sea lo suficientemente extraña.

Aquí, la guapa protagonista se pasea por tribus de Kenia, compartiendo sus costumbres, acunando niños, y disfrutando de las danzas rituales. Entre una cosa y otra, sexo con un japonés, para finalizar la película haciendo lo propio con un miembro de la tribu con un apéndice reproductivo desproporcionado.

Y no hay mucho más que añadir.

Lo mejor: El concepto, que diría Manuel Manquiña.

Lo peor: Lástima que el porno japonés me resulte tan erótico como un debate de Intereconomía.

Endhiran: The Robot

AÑO: 2010

DIRECTOR: S. Shankar

INT.: Rajnikant, Aishwarya Rai, Danny Denzongpa, Santhanam, Karunas, Delhi Kumar, Devadarshini Chetan.

GÉNERO: Ciencia-Ficción/Musical.

Después de tres años los fans de Rajnikant, el cine indio y del director Shankar nos preguntábamos todos si la espera iba a valer la pena. La respuesta no podía ser mejor: sí.

Endhiran es la mayor superproducción india de la historia, para la que han contado con técnicos de efectos especiales de Hollywood y del cine de Hong Kong. Puede decirse que cada céntimo invertido aparece en la pantalla, ya que sería imposible imaginar una película más espectacular que esta.

Sin abandonar los tics propios del cine tamil (esa comedia chusquera, esos videoclips chill-out, esas incongruencias narrativas…) Shankar consigue que este blockbuster impresione hasta al más neófito, con una historia de robots enamorados, traficantes de armas rusos y destrucción de ciudades épica como pocas, donde sus protagonistas (Rajni y Aishwarya Rai) aparecen más deslumbrantes que nunca y la acción de Peter Hein no solo está al nivel de lo que se espera del coreógrafo de Pokiri (y olvidamos el traspiés de Ramaa como si nunca hubiera existido) sino que lo supera con creces, aunque quizá tenga algo que ver la mano que el mismísimo Yuen Woo-Ping le ha echado en algunas escenas.

Si Joaquin Prat estuviera vivo se la recomendaba sin dudarlo. Y yo también.

Lo mejor: Los stunts más espectaculares de toda la historia del cine indio.

Lo peor: Esos fallos locos de continuidad (coche que se estrella y luego está impecable, esas cosas) tan autóctonos.

Human Tentacle

AÑO: 2010

DIRECTOR: Kantoku Ishikawakin

INT.: Rino Kamiya, Ryo Akanishi, Saki Asaoka.

GÉNERO: Ciencia-Ficción/Porno.

Los científicos chiflados. Que buenos momentos han dado al mundo del cine. Su falta de pudor y moral, sus pocos problemas para experimentar las fórmulas más destructivas en su propio organismo. Así es el protagonista de Human Tentacle, un hombre transformado en una horrible criatura  por un experimento fallido fuera de control. Al menos su destino es mucho mejor que el del resto de sus colegas: se pasa la película copulando con actrices del porno nipón. A ver quien supera eso.

Primero uno de sus dedos se transforma en un venoso pene con el que complace a una agradecida señorita. Lo peor llega después: decenas de tentáculos salen de su cuerpo, ávidos de sensaciones lúbricas. Su primera victima será una suicida, a la que salvará la vida y dejará rebozada en líquido seminal. No lo intenten en sus casas.

Lo mejor: Buenos maquillajes para un experimento hardcore.

Lo peor: La tragedia. Ese desenlace con la pedrada, que ustedes recordarán mientras vivan.