The Incite Mill

AÑO: 2010

DIRECTOR: Hideo Nakata

INT.: Tatsuya Fujiwara, Haruka Ayase, Satomi Ishihara, Tsuyoshi Abe, Aya Hirayama, Masanori Ishii, Takuro Ono, Shinji Takeda.

GÉNERO: Terror.

He perdido la cuenta de las cintas de este tipo de los últimos meses. Ya saben, esas en las que un puñado de osados concursantes se juegan el cuello en concursos de traiciones, puñaladas y asesinatos a cambio de unos buenos millones. Death Game Park, The Liar Game y tantas otras. En esta ocasión es el director de The Ring, Hideo Nakata, el que lleva las riendas del asunto.

Un grupo de desconocidos acuden a la llamada de un anuncio que promete un sueldo millonario a cambio de participar en un experimento. Cuando llegan a la futurista mansión se dan cuenta que van a participar en una versión sui generis de Diez Negritos, controlados por un robot exterminador y con unas estrictas reglas.

Nakata ha sabido darle al público lo que estaba buscando sin apartarse demasiado de la línea marcada por los realizadores de otras cintas parecidas. Es un agradable bocado de misterio con un toque de ciencia-ficción setentera y la imprescindible sorpresa final. Recomendada.

Lo mejor: Si eres fan de The Liar Game, te lo pasarás en grande con esta.

Lo peor: Ver cuantas más pueden hacer en Japón manteniendo la frescura de este popular subgénero.

Mr. And Mrs. Incredible

AÑO: 2011

DIRECTOR: Vincent Kok

INT.: Louis Koo, Sandra Ng, Wang Bo-Chieh, Li Qin, Li Jing, He Yunwei, Wen Zhang, Second Hand Roses.

GÉNERO: Comedia/Acción/Fantástica.

Hace unos años nadie hubiera apostado un duro por las dotes para la comedia de Louis Koo y ya lo ven, hoy en día es el rey del género en el cine de Hong Kong. Con su sempiterno moreno de bote protagoniza una comedia digna de los mejores tiempos de Stephen Chow, llena de aciertos, refritos del pasado, efectos especiales y, como no podía ser de otra manera, otro torneo de artes marciales.

Por encima de todo, la película es la historia de un amor, del de dos protagonistas con superpoderes que ocultan su identidad y después de enamorarse deciden dejar de luchar por la justicia para vivir unas vidas normales y formar una familia. Lamentablemente, la rutina mermará su felicidad y la posibilidad de regresar a la acción supondrá el aliciente que faltaba en su cotidianeidad.

Aun no siendo perfecta es de las mejores comedias producidas últimamente en el país, con un excelente reparto (grande Sandra Ng) y algunos momentos autoreferenciales que remiten a otras cintas del mismo director.

Lo mejor: Superhéroes en la antigua China.

Lo peor: Algunos momentos del doblaje en cantonés del reparto mandarín. No pegan ni con cola.

Four

AÑO: 2011

DIRECTORES: Chookiat Sakveerakul, Kongkiat Khomsiri, Phawit Panangkasiri, Ekkasith Thairath

INT.: Alexander Rendel, Pakorn Chatborirak, Ananda Everingham.

GÉNERO: Terror.

Esta nueva antología de terror tailandesa se aleja bastante del concepto marcado por cintas anteriores como la serie Phobia (a punto de caramelo la tercera entrega) acercándose más a cuentos con desenlace inesperado conceptualmente muy diferentes entre sí.

La cinta arranca con un apocalíptico (y divertido) relato sobre móviles y control mental, un segmento tan breve como inteligente que da paso a una historia digna de una historieta de terror y que peca de excesivo metraje acerca de una tienda que vende unos objetos con un fin realmente curioso. Le sigue a esta una historia de fantasmas con truco que es el episodio más prescindible de los cuatro, antesala del brillante fin de fiesta con la historia de una familia, el abuelo fallecido, la herencia y sucesos sobrenaturales. Merece la pena solo por ver este segmento, sorprendentemente hilarante e imaginativo.

Lo mejor: Sin duda alguna, el último episodio del film.

Lo peor: El penúltimo, por mucho que busquen una sorpresa final.

Higanjima: Escape from Vampire Island

AÑO: 2010

DIRECTOR: Kim Tae-gyun

INT.: Dai Watanabe, Asami Mizukawa, Koji Yamamoto, Hideo Ishiguro, Tomohisa Yuge, Yasushi Ami, Takahiro Tsutsumi, Keita Uehara.

GÉNERO: Terror.

Volcano High es uno de los títulos favoritos entre los fans del cine oriental que comparten fetiche con el anime y el manga. En Higanjima, el director de aquella adapta otra historieta nipona para crear un film de terror y acción adolescente que hubiera resultado mucho más entretenido dejando media hora en el suelo de la sala de montaje.

Y es que Higanjima tiene serios problemas de ritmo y paja que afectan a lo que, de otro modo, hubiera sido un film de culto entre los aficionados al cine vampírico oriental. Los protagonistas, reclutados por una misteriosa joven, la siguen hasta una isla perdida, donde son encarcelados y terminan enfrentándose a katanazos contra una horda de chupasangres.

Con un buen arranque, personajes estereotípicos y un monstruo infográfico, gustará a los fans del manga, los vampiros y los que esperan como agua de Mayo la cuarta secuela para video del Vampiros de John Carpenter.

Lo mejor: Las escenas de acción vampírica, abundantes en sangre.

Lo peor: Importantes problemas de ritmo en su parte central.

The Shock Labyrinth

AÑO: 2009

DIRECTOR: Takashi Shimizu

INT.: Yuya Yagira, Ai Maeda, Misako Renbutsu, Suzuki Matsuo, Ryo Katsuji, Shoichiro Masumoto, Erina Mizuno.

GÉNERO: Terror.

La moda del 3D contemporánea está empezando a parecer una tomadura de pelo. No ya por las incontables películas bidimensionales convertidas en teatro de recortables, si no porque pocas (o ninguna) han logrado capturar la magia explotativa de los clásicos de los 50 y 80. Shimizu, baluarte del agónico J-Horror, también se ha quedado lejos del impacto demente de cintas como Amityville 3 o El Tesoro de las 4 Coronas.

Y es que con una historia digna de Stephen King (un grupo de niños que en su edad adulta se reencuentran con la chica que desapareció en una atracción de feria muchos años atrás) Shimizu ha logrado un juguete escasamente atractivo, lleno de efectos próximos al espectador (lluvia, plumas, gotas, conejos infográficos) resueltos con una habilidad técnica vergonzante.

No logra infundir el más mínimo terror, si bien su trama (repleta de recursos estéticos para alargar la narración) puede interesar a los fans del misterio a la japonesa. Poco más.

Lo mejor: Si la ves en 3D en un cine al menos puedes disfrutar del gimmick.

Lo peor: Si la ves en tu casa en 2D igual pulsas stop antes de que termine.