Female Assassins Shinobi

AÑO: 2010

DIRECTOR: Toru Kikkawa

INT.: Ai Aita, Nao Eguti, Rika Kawamura.

GÉNERO: Acción/Ciencia-Ficción.

Asesinas ninja que quieren terminar con una organización corrupta que tiene en sus filas a cyborgs. Policías karatekas que intentan detener a las asesinas justicieras. Y muchas, muchas peleas.

Esos son los ingredientes de este V-Cinema de un director más prolífico que Jesús Franco, con un reparto de habituales del video para adultos japonés (entre ellas Rika Kawamura, que alcanzó la cumbre de su carrera apareciendo en un mínimo papel en Love Exposure) y filmación en un polígono industrial.

Tiene sus detalles curiosos de fotografía o los insertos a lo Street Fighter (la película de Sonny Chiba, no el videojuego) pero no deja de ser una cinta económica rodada para fans de las femme fatales en acción. Ah, aparte de un par de planos de bikinis, todo es casto y puro. Eso si que es una novedad.

Lo mejor: Más acción de lo habitual.

Lo peor: Tiene una secuela que carga las tintas en el erotismo y las torturas.

Sin of a Family

AÑO: 2011

DIRECTOR: Min Byung-jin

INT.: Shin Hyun-Joon, Lee Ki-woo, Jeon No-min, Wang Hee-ji, Kim So-hyun, Jung Won-Joong, Park Chang-ik, Kim Jin-soo.

GÉNERO: Comedia/Thriller.

Sin of a Family parece un Greatest Hits del cine coreano. Tenemos de todo: comedia policial, violencia física, familias rotas, enfermedades… Contra todo pronóstico, la película funciona, en gran parte gracias a un reparto que logra reconciliarme con Shin Hyun-joon, el melenas de Bichunmoo.

Shin interpreta al prototípico policía a la coreana, frustrado, bebedor y mujeriego, que durante la primera mitad de la película investiga el caso del descubrimiento del cadáver de un niño mientras se reconcilia con su hijo, aspirante a pandillero.

A partir del minuto 45 el tono humorístico de la cinta da un giro radical y, a través de flashbacks, vamos reconstruyendo el caso en busca de un culpable.

Aún con su esquizofrenia genérica, la película logra el mérito de interesar, de tocar temas delicados sin caer en la explotación emocional absoluta y, sobre todo, de permitir el regreso al cine de un director cuya interesante carrera se había detenido hacía ya una década.

Lo mejor: Thriller, drama y comedia por el mismo precio.

Lo peor: La imagen que da el cine coreano de su policía nacional no es como para estar muy tranquilo.

Siruthai

AÑO: 2011

DIRECTOR: Siva.

INT.: Karthi, Tamannaah Bhatia, Santhanam, Avinash, Rajiv Kanakala.

GÉNERO: Acción/Musical.

La sensación de deja-vu termina en cuanto el protagonista empieza a hacer su embaucador truco con las manos. No tardamos en damos cuenta de que no es un homenaje a la película más famosa de Ravi Teja, Vikramarkudu, sino un remake que traslada la acción desde Tamil Nadu hasta Andra Pradesh.

Karthi es ahora el protagonista, un estafador de poca monta cuyo rostro es idéntico al del mayor azote del crimen organizado de la ciudad, un inspector de policía al que la mafia quiere eliminar.

La cinta sigue fielmente a la original (incluso las canciones son las mismas), combinando comedia, violencia, canciones, drama y acción al estilo masala, con esos toques de superheroísmo fantástico. La novedad es una banda sonora que suena a blockbuster americano y que casa sorprendentemente bien con el tono del film.

Lo mejor: Dos horas y media de cine comercial al estilo sureño.

Lo peor: Algunas escenas cómicas resultan complicadas de digerir. Mejor tener a mano sal de frutas (o el mando a distancia).

Head

AÑO: 2011

DIRECTOR: Jo Woon

INT.: Park Yeh-jin, Baek Yun-shik, Ryu Deok-hwan, Oh Dal-su, Danny Ahn, Joo Jin-mo, Woo Hyeon, Park Young-seo.

GÉNERO: Comedia/Thriller.

Los publicistas del cine coreano son de lo más curioso. A los dramas les colocan carteles en plan comedia y a las comedias carteles que venden thrillers serios que no son. Y es que Head es una entretenida cinta sobre periodistas, tráfico de órganos y hermanos que van a la suya. Todo muy ligerito, pasatiempo vespertino sin mayor relevancia.

La protagonista es una reportera en crisis cuyo hermano, que trabaja como mensajero, descubre una cabeza cortada en un paquete que ha de entregar. La cabeza pertenece a un científico recién fallecido y detrás de ese misterio se esconde una conspiración a lo grande.

Que nadie se lleve a engaño por la temática, todos los personajes son una caricatura y abundan las situaciones absurdas. Pasable sin más.

Lo mejor: Entretenida, si no esperas gran cosa de ella.

Lo peor: Esperarse un thriller a la coreana de los de verdad.

Kiba, the Dark Knight

AÑO: 2011

DIRECTOR: Keita Amemiya.

INT.: Masaki Kyomoto, Leah Dizon, Mika Hijii, Mikoto Inoue, Mizuho Yoshida, Asami, Makoto Ito, Sanshiro Wada.

GÉNERO: Acción/Fantástico.

Spin-off de Garo en forma de mediometraje directo a video (aunque se estrenó de forma limitada en cines) centrado en el pasado que convirtió al personaje de Barago en el caballero oscuro Kiba. Interesará poco a los escasamente iniciados en el tokusatsu gótico de Keita Amemiya, que juega aquí a experimentar con animación flash y el formato habitual, si bien evidencia un presupuesto menor al de su reciente adaptación cinematográfica.

Buenas secuencias de acción hacia el final de la película (combinando efectos especiales de diversa índole) y división en capítulos. Para fans de Amemiya y la teleserie original.

Lo mejor: Excepto en las escenas de animación, la acción no abusa tanto de las criaturas por ordenador.

Lo peor: Si no estás iniciado en Garo te resultará tan críptica como un periódico en vietnamita.

The Unborn Child

AÑO: 2010

DIRECTOR: Poj Arnon.

INT.: Somchai Khemklad, Pitchanart Sakakorn, Chudapa Jankhat, Arisara Tongborisuth.

GÉNERO: Terror.

El rey de la comedia tailandesa de travestis, Poj Arnon, firma un ejercicio de terror plagado de más escenas desagradables que un documental de Pro-Vida. Pese a tener numerosas escenas de impacto el mensaje antiabortista de la película puede llegar a horrorizar al espectador bastante más que las secuencias sangrientas.

La historia está basada en hechos reales, la investigación que llevó a descubrir ocultos en un templo los cuerpos de 2002 nonatos. En este salto a la ficción, diversas jovencitas que pasan por la clínica clandestina sufrirán las consecuencias de sus actos, de manera sobrenatural o no.

Sorprende a nivel técnico y posiblemente sea la mejor película de su director, lo que tampoco es decir demasiado para el que conozca su obra.

Lo mejor: Puede ser de interés para goréfilos y completistas del terror thai.

Lo peor: Por si no queda claro con el tono de la película, al final hay un mensaje casi gubernamental advirtiendo a las jóvenes del peligro de los embarazos no deseados.

Shadowguard

AÑO: 2010

DIRECTORES: Michael Biehn, Anthony Szeto

INT.: Phoenix Chou, Michael Biehn, Simon Yam, Emma Pei, Lin Dong-Fu, Bey Logan, Chiang Cheng, Ye Xiaokeng.

GÉNERO: Acción.

El debut como director de Michael Biehn (Terminator) no ha podido ser más desastroso. Según parece, ni el equipo hablaba inglés ni él hablaba chino (ni a este le interesaba lo más mínimo el cine de artes marciales) con lo que los resultados han sido los que cabría esperar.

Bey Logan produjo este retorno a la acción selvática de los 80, con una chica de armas tomar como protagonista, algunos rostros conocidos del cine de HK y peleas cada cinco minutos. Lamentablemente, el presupuesto es vergonzantemente escaso y la protagonista tampoco parece estar a la altura de lo que demandan las coreografías de Fan Siu-Wong y Ken Yip. Tampoco ayudan los cameos de baratillo (Michael Wong demostrando que sabe pilotar un helicóptero) o el montaje de sonido al límite de lo amateur.

La historia: Joven discípula que ha de proteger al donante de sangre que salvará al líder de una nación asiática inventada.

Lo mejor: Puede interesar a los fans de las cintas de acción chunga de los 80.

Lo peor: El inglés espantoso de muchos de los actores.