Ladda Land (The Lost Home)

AÑO: 2011

DIRECTOR: Sophon Sakdapisit

INT.: Saharat Sangkapreecha, Atipit Chutiwatkajornchai, Piyathida Woramuksik.

GÉNERO: Terror.

El cine de terror asiático lleva años estancado en una acumulación de clichés y estupideces en los que la cinta debe de dar miedo porque sí, porque salen fantasmas y a la gente le dan miedo los fantasmas. Ladda Land lucha contra los tópicos y el terror basura creando una pequeña maravilla del género, donde las personas tienen mucha más importancia que los espectros, donde el terror no es siempre sobrenatural, y en la que su protagonista tiene cosas mucho más importantes contra las que luchar que apariciones de pelos largos.

Todo arranca con una mudanza a una urbanización. Tensiones laborales, problemas con la hija adolescente, vecinos que esconden secretos…y una casa donde han sucedido violentos asesinatos que se dice está encantada. No, esto no es Amityville; la mansion maldita no está ni cerca de la de la familia protagonista.

La cinta construye un ambiente de autentico terror sin artificios, terror que viene de lo desconocido y el terror de la familia que se desmorona. Un suspense malsano que en ocasiones evoca a El Resplandor, en otras a Poltergeist. El miedo como eje central de una película que no solo asusta, también llega a desgarrar el corazón.

Lo mejor: Por fin una cinta de fantasmas que puedo recomendar.

Lo peor: Mi cruzada contra la fotografía colorizada, aunque en esta ocasión resulte escasamente molesta.

Anuncios

Ashita no Joe

AÑO: 2011

DIRECTOR: Fumihiko Sori

INT.: Yamashita Tomohisa, Teruyuki Kagawa, Yusuke Iseya, Karina.

GÉNERO: Acción.

Durante los primeros años de Antena 3 su programación incluía antiguas series de anime, muy diferentes a las que emitían el resto de canales. Entre ellas había títulos como Judo Boy, El Hombre Tigre o Campeón, basada en el mismo manga que esta película. Los nostálgicos de aquella serie de 1980 deberían correr sin duda a conseguir una copia de este Ashita no Joe.

Y es que sus creadores se han preocupado hasta el milímetro de guardar fidelidad a las fuentes originales, incluyendo caracterizaciones como la del entrenador de Joe, el “viejo” (tal y como le llamaban en el doblaje en español neutro en el que fue emitida) o la del propio protagonista, con su corte de pelo y gorra roja.

La historia, creada en un momento en el que el boxeo gozaba de la repercusión internacional de películas como Rocky, Campeón o Toro Salvaje, nos presenta a Joe, un díscolo joven que, tras su paso por la carcel, decide convertirse en boxeador profesional para ganar tras las cuerdas a su recien conocido enemigo.

Algunos podrán achacarle falta de realismo en las peleas, o de presentar un tono por lo general ligero, pero los fans de Joe que le conocimos hace ya unas décadas, no osaremos ponerle un pero a la película.

Lo mejor: Un fiel salto a la imagen real de un manga y anime clásicos.

Lo peor: No sé yo si el golpe maestro de Joe le serviría de mucho en el mundo real.

Bleak Night

AÑO: 2011

DIRECTOR: Yoon Sung-hyun

INT.: Lee Je-hoon, Seo Jun-yeong, Park Jung-min, Bae Je-kee, Lee Cho-hee

GÉNERO: Drama.

Curiosa opera prima que gira en torno a las vidas de un grupo de jóvenes truncadas cuando un miembro del grupo se suicida. El padre de la víctima intenta descubrir las razones que llevaron a su hijo a quitarse la vida.

A través de una narración llena de saltos temporales vamos conociendo más al cabecilla del grupo, manipulador y violento, así como al resto del grupo de compañeros de instituto.

El extraño montaje, carente de ornamento musical durante la mayor parte de la película, confunde a la vez que provoca en el espectador un estado de intriga mucho más cercano al thriller que al cine de autor. Sin embargo, la ausencia de catarsis final, coloca las cosas en su sitio y restringe el público potencial de la cinta a los habituales del arthouse.

Lo mejor: Un interesante debut, que en ningún momento llega a perder su fuerza.

Lo peor: Todo parece ser un extenso MacGuffin para escarbar en el universo del adolescente coreano.

Strawberry Night

AÑO: 2010

DIRECTOR: Yuichi Sato.

INT.: Yuko Takeuchi, Hidetoshi Nishijima, Kenta Kiritani, Takashi Ukaji, Kento Hayashi, Mitsuki Tanimura, Tomohito Sato, Yoji Tanaka.

GÉNERO: Thriller.

Competente thriller realizado con destino a la televisión (y al video) basado en el enésimo best-seller detectivesco del mercado japonés. Al desarrollo convencional del género se unen pintorescos personajes secundarios y algunas cucharadas de melodrama, como suele ser costumbre.

La protagonista es una detective de una brigada especial de investigación de homicidios marcada por una tragedia de su pasado. Junto a sus compañeros (entre los que hay unos jóvenes de aspecto inquietante y un amargado veterano con gabardina de Colombo) ha de investigar unos crímenes en serie que parecen estar relacionados con una página web.

Aun no siendo una película redonda, el desarrollo progresivo de la investigación resulta interesante, con las necesarias sorpresas y pistas falsas, y un desenlace que quizá busque sentar las bases para una posible continuación serializada.

Lo mejor: Un entretenimiento para fans de los misterios de sobremesa con un toque más explícito de lo habitual.

Lo peor: Hay miembros del reparto que parecen haber pasado por las manos del cirujano de Michael Jackson.

The Illusion Theater

AÑO: 2011

DIRECTORES: Lee Kyoo-man, Han Jihyeh, Kim Tae-gon

INT.: Choo Ja-hyeon, Kwak Min-seok, Lee Hyun-woo, Kim Deanna, Kim Tae-hoon.

GÉNERO: Fantástico/Comedia.

Curiosa antología de cortos que comparten el leit motiv de una sala de cine (o de teatro) como nexo en común. Una curiosa manera de celebrar los cien años desde que se construyó la primera en suelo coreano.

Las colecciones de cortos (un formato popular en Corea del Sur) suelen ser como las bolsas variadas de frutos secos, siempre hay algo que no te acaba de gustar. Aquí, el episodio discordante es ya el primero, más que nada porque su ejercicio en metafísica acerca de la muerte y la memoria no termina de encajar con el tono entre la comedia y lo fantástico de los dos siguientes (que, además, están unidos argumentalmente).

El primer segmento va de cómo los fantasmas devoran los recuerdos hasta desaparecer; el segundo, es una mezcla de slasher y mitología, con un chaval que se enfrenta a un minotauro en una sala de cine. La colección termina con una historia acerca de unos asesinos en serie que ejecutan a los realizadores cuyas obras fracasan en taquilla. Desconozco si los autores de esta cinta siguen entre nosotros.

Lo mejor: La temática fantástica de las últimas historias.

Lo peor: El primer segmento es demasiado art-house y choca bastante con el estilo de los siguientes.

Female Ninjas: Magic Chronicles 9

AÑO: 2011

DIRECTOR: Kosuke Hishinuma

INT.: Mari Abe, Sho Nishino, Yuri Morishita, Rika Miyama, Asami, Ken Kaito, Arthur Kuroda, Kei Mizutani.

GÉNERO: Acción/Erótica.

Novena entrega de la serie Kunoichi Ninpo-cho, basada en una serie de novelas de magia, espadas y sexo bastante exitosas y que se han adaptado regularmente a la pantalla grande japonesa desde los años 60. La nueva serie de cintas, que se estrenaron indistintamente en salas y en video, llegan a la novena entrega con un remake de la primera entrega, de 1991, todo un título de culto entre los coleccionistas de vhs de hace 20 años.

El argumento es otra mezcla de conspiraciones en el Japón medieval y una sucesión de peleas llenas de efectos especiales y los trucos que hicieron famosa a la serie (genitales que expulsan gas tóxico, ácido por los pechos…).

Un magistrado contrata a las ninjas para una misión, pero sus enemigos no tardan en entrar en escena.

Bastante más entretenida que los directos a video de ninjas en pelotas. Aquí hay menos sexo gratuito y mucha mejor producción (marca Nikkatsu). Eso sí, Asami también sale en esta (y en plan Goldfinger, nada menos).

Lo mejor: Los delirantes combates.

Lo peor: De momento, no existe versión subtitulada fuera de los circuitos profesionales.

Edge of the Empire

AÑO: 2010

DIRECTOR: Nirattisai Kaljareuk

INT.: Praprpadol Suwanbang, Arnut Rapanit, Lalisa Sontirod, Than Thanakorn, Sarah Legge.

GÉNERO: Acción/Aventuras.

El último cine tailandés adolece de una epidemia de este tipo de películas (entre otras tantas), intentos de Braveheart desangelados que confluyen en el idéntico mensaje conciliador intercultural. Las hay que son entretenidas y potencian la acción buscando un target evidente (como Yamada) y las hay que intentan ser tan grandes que terminan por sucumbir en el más merecido de los ostracismos.

The Edge of the Empire adapta un best seller de los 70 que ha llevado fatal el salto a la gran pantalla. La historia global es tan básica como la sempiterna lucha de clanes pre-tailandeses contra los chinos de la dinastía Qing, pero la narración salta de unos personajes a otros, perdiendo el norte cada dos por tres, añadiendo efectismos dramáticos (violaciones, muertes “inesperadas”…) que no funcionan e intentando captar la atención del sufrido espectador a través de unos molestos efectos de postproducción que nos hacen sospechar si nos echaron droga en el Colacao.

Lo mejor: La obsesión por las mariposas por ordenador de la primera parte. Necesita un análisis a fondo de la mente del director.

Lo peor: Acción mediocre, cromas patéticos, historia insulsa…