Urumi

AÑO: 2012

DIRECTOR: Santosh Sivan

INT.: Prithviraj Sukumaran, Prabhu Deva, Arya, Genelia D’Souza, Nithya Menon, Vidya Balan, Jagathy Sreekumar, Alexx O’Nell.

GÉNERO: Ación/Aventuras/Musical.

Antes que director de cine Santosh Sivan es director de fotografía. Y eso es algo que se hace patente en cada fotograma de la última película del realizador de Asoka. Más allá de la historia que se nos cuenta, Sivan juega con todos los medios a su alcance, disfrutando con texturas, sombras, colores y cámaras hiperlentas, creando escenas de impresionante magnetismo plástico en una película de argumento escasamente rompedor.

La historia es la típica mezcla de aventuras épicas, nacionalismo trasnochado y maniqueísmo antiextranjero, con unos portugueses colonos salidos de las entrañas de Satán. Como todo el mundo sabe, Vasco de Gama era un tipo al que le encantaba mutilar personas y animales de las maneras más grotescas. Como a todos los portugueses solo le interesaba exterminar a los indios para arrebatarles la pimienta (muy cotizada en aquellos tiempos, se ve). Por suerte, de un gran hombre nació un héroe que, con su espada-látigo (la que también vimos en la mencionada epopeya épica con Shahrukh Khan) intentará poner las cosas en su sitio.

Como he dicho, merece la pena simplemente por como Sivan se emociona filmando las secuencias musicales (es el director de estas en las películas de Mani Ratman, como la imprescindible Dil Se…) y las escenas de lucha coreografiadas al milímetro en función de esa estética surreal donde humo, sangre y cadáveres se mueven al compás de una danza macabra.

Lo mejor: Un estilo de dirección parecido al que tendría hoy en día John Woo de no haber sido abducido por el establishment USA.

Lo peor: Quizá una parte central que pedía un poco de tijera.

Anuncios

Winter

AÑO: 2009

DIRECTOR: Deepu Karukanakaran.

INT.: Bhavana, Manoj K. Jayan, Jayaram, Mareena, Laxmi Rattan, T.G. Ravi, Rehana, Jayan R..

GÉNERO: Terror/Thriller.

El cine malayalam se encuentra técnicamente lejos de sus vecinos de Bollywood, Tollywood y Kollywood. Sus películas tienen un punto rústico que, en las ocasiones adecuadas, añaden encanto al delirio de la función. Esta es una de esas ocasiones.

Un médico se traslada a vivir con su familia a una enorme mansión, en busca de un poco de tranquilidad y espacio para una de sus hijas, en estado depresivo. Poco sabe el galeno que en esa casa habitaba un psicópata aficionado a cortar el cuello a niñas de seis años. Imaginen lo que sigue.

Winter es entretenimiento para amantes de lo bizarro: parece rodada hace más de 30 años, con todas esas marcas y rayas en la película (procedentes de haberse cargado los negativos en el montaje), homenajes involuntarios al Grindhouse. Otra de las características de Mollywood (juro que se le llama así a este cine) es que todos los intérpretes masculinos parecen familia de Chiranjeevi, con sus kilos de más, su bigotazo y su estilismo capilar demodé. A nivel técnico destaca un sonido DTS perfecto que contrasta con las peores noches americanas de la historia: hay secuencias nocturnas que levantarían aplausos de los fans de Plan 9 from Outer Space. Asian Trash Cinema en todo su esplendor.

Lo mejor: Dura menos de dos horas y no hace falta ni usar el mando.

Lo peor: Solo tiene un número musical en mitad de la película, en el que tras pasar numerosas desgracias la familia al completo canta una alegre tonadilla.