Cool Gel Attacks

AÑO: 2010

DIRECTOR: Jaturong Mokjok

INT.: Jaturong Mokjok, Jim Chuancheun, Nuttapong Chatpong, Patarasaya Kreusuwansiri.

GÉNERO: Comedia Fantástica.

Terror Vision es una de mis producciones favoritas de la factoría Empire de Charles Band. Una gamberra cinta de serie B que combinaba el homenaje al scifi clásico con una desvergüenza pop y frescura pocas veces conseguida. Mientras veia esta película del director de Kung Fu Tootsie logre recuperar la misma sensación, solo que con el añadido de muchísimo más humor a la tailandesa.

Esta cinta de parásitos del espacio está ambientada en un pueblo del que solo conocemos dos casas situadas la una frente a la otra, separadas por una mínima valla de madera. En ambos edificios conviven dos familias y sus industrias familiares: unos tienen una fábrica de hielo, los otros un horno de panecillos rellenos. Cuando las babosas azules (que al principio son confundidas con apósitos para la fiebre, de ahí el título) hagan su aparición, los dos protagonistas deberán dejar de lado sus rencillas y unir sus fuerzas contra el invasor.

Quizá la comedia pueda parecer algo pasada de rosca para espectadores más acostumbrados a las tragedias griegas y el cine de Pilar Miró, pero si no te importan los chistes de travestis y gangosos y quieres pasarlo en grande con una versión desmadrada de Slither, El Terror no Tiene Forma o Hidden no te lo pienses dos veces y busca esta película ya mismo.

Lo mejor: La mejor comedia tailandesa sobre babosas del espacio azules.

Lo peor: Que fueses de los que se enfadaron con las escenas dementes de Buppa Rahtree. Ni lo intentes entonces.

Ultraman Zero vs Darklops Zero Side Story

AÑO: 2010

DIRECTOR: Hideki Oka

INT.: Yu Koyanagi, Ryu Fukushima, Hiroshi Suenaga, Daisuke Terai, Daisuke Fukuda, Masahiro Omura, Hiroyuki Arai, Satomi Maruta.

GÉNERO: Ciencia-Ficción.

Antes del estreno de UltraMan Zero: The Revenge of Belial se estrenó directamente en video esta película que servía de presentación de personajes y situaciones. Una space-opera derivada de la serie de TV Ultra Galaxy que sabe sacar partido de su presupuesto ofreciendo 70 minutos de acción kaiju sin descanso y música reciclada de Mike Verta.

La trama se sitúa tras la aparición de numerosos agujeros interdimensionales. Cuando los protagonistas se adentran en uno de ellos siguiendo una señal de socorro descubren un planeta en el que habitan duplicados suyos (a lo Another Earth) y réplicas robóticas de los Ultra Brothers, además de un reverso tenebroso de Ultraman llamado Darklops Zero.

Dividida en dos partes para esquilmar mejor los bolsillos del aficionado nipón, resulta todo un atracón de secuencias de batalla tokusatsu con un nimio hilo argumental. Solo para fans del género.

Lo mejor: Sobredosis de bofetadas espaciales, incluyendo al primo lejano de Godzilla, Gomora.

Lo peor: Queda lejos de otras cintas de la saga, como Mega Monster Battle: Ultra Galaxy.

All About Love

AÑO: 2010

DIRECTORA: Ann Hui.

INT.: Sandra Ng, Vivian Chow, William Chan, Eddie Cheung, Jo Kuk, Joey Man, Petrina Fung, Tina Lau.

GÉNERO: Comedia.

Lo siento pero no. Al margen de la ingente cantidad de buenas películas que la señora Hui nos ha regalado durante estás últimas décadas hay que saber reconocer cuando una película es un tordo. All About Love lo es, y de los peores.

Y es tan malo porque no tiene en cuenta al espectador al margen de su público objetivo (amas de casa amargadas y lesbianas de edad), porque no deja de ser una cinta comercial cargada de tópicos de cajón (los flashbacks animados sobre la relación en el colegio de la pareja protagonista provocan vergüenza ajena) y porque las actrices que se supone han pasado toda su vida enamoradas carecen de toda química entre ellas (principalmente porque Sandra Ng es lesbiana y Vivian Chow no –ni siquiera es actriz, vamos-).

Resumiendo, una película que de haber sido dirigida por cualquier director chino nadie sabría de su existencia. Como debería de haber sido.

Lo mejor: Que yo la vi pensando que iba a salir Andy Lau (la confundí con otra). Maldito seas, cara de águila.

Lo peor: Lo buenísimas que eran las dos anteriores (con ecos de Ozu) y lo ridícula que es esta.

Zombie Sexy Girl

AÑO: 2010

DIRECTOR: Sarawuth Intharaprom

INT.: Kemika Kittitanapat, Kanusnun Boonnual, Chiroes Charoenvai, Torr Playboy, Bigbelle.

GÉNERO: Terror/Erótica.

Ni una gota de sangre derramada en este blandiporno de supuesto terror en el que ni las escenas de sexo van demasiado lejos. Supongo que es porque salen niños en la película y no querían traumatizarlos.

Es esta una historia de cuernos. La hermana de la novia del protagonista, que es un tanto ligera de cascos, seduce y se lleva al catre a su cuñado. En un ataque de ceros virulento se produce un homicidio fraternal, pero como se ve que la chica se arrepiente de su mala acción le inyecta el líquido reanimador inventado por el Dr. Herbert West (que suponemos está a la venta en cualquier supermercado de Tailandia). Tras regresar de entre los muertos zombificada la chica sigue siendo igual de disoluta, solo que ya no puede matarla.

Ningún desnudo integral (como es habitual en el soft para teens japonés y thai), ni acción ni violencia ni nada. Un mordisco en el cuello se plasma mascando un globo y hay efectos de video raros por doquier.

Lo mejor: Enfermeras, chicas zombies, despelote… otra vez hemos vuelto a picar.

Lo peor: Lo poco exigente que es el erotófilo tailandés.

Maidroid: Erika

AÑO: 2010

DIRECTOR: Kenishi Fujiwara

INT.: Yukiko Suou, Yoshihiro Sato, Chiaki Kurokawa.

GÉNERO: Ciencia-Ficción/Erótica.

Otra secuela de la saga Maidroid, esta vez sin Nishimura por el medio, lo que le hace perder el poco encanto que tenían las películas: las explosiones de violencia y efectos especiales inesperados. Aquí el blandiporno es el rey de la fiesta y la trama secundaria de thriller es tan interesante como un discurso de Rajoy.

Como era de esperar, otro protagonista friki e inadaptado social termina casualmente con una maleta en la que aparte de calcetines y dinero en efectivo hay una maidroid bien encajada. Lo de siempre: se la folla, se la folla el vecino, hay conflicto con los legítimos propietarios de la androide y se deshace de ella (con un intento de drama que contrasta con toda la tontería anterior). Poco más.

Lo mejor: Preguntarse que haces viendo cine para hikikomoris.

Lo peor: ¿Desde cuando las chicas robot tienen estrías y marcas de celulitis? Cuanto ha llovido desde Cherry 2000.

The Last Ronin

AÑO: 2010

DIRECTOR: Shigemichi Sugita

INT.: Jun Fubuki, Masato Ibu, Nizaemon Kataoka, Yoshi Oida, Nanami Sakuraba, Koichi Sato, Kunie Tanaka, Koji Yakusho.

GÉNERO: Drama.

Pese a continuar la archiconocida historia de los 47 Ronin (adaptada a la pantalla en infinidad de ocasiones) The Last Ronin no es ni un chambara al uso ni una película de recreación histórica. En vez de eso resulta ser un entretenido culebrón con intermitentes secuencias de marionetas y producción de la división nipona de la Warner Bros.

Todo arranca cuando el último de los 47 samurais que cometió la hazaña (y que quedó su vioda para honrar a las familias de los fallecidos) encuentra en su camino al que iba a ser el 48 del grupo si no hubiera desertado. Ahora vive convertido en mercante, en mitad de una turbulenta historia de amor con una adolescente codiciada por una buena familia.

Las secuencias de acción son escasas, aunque eso no va en detrimento de una cinta que, pese a su concepción poco arriesgada, consigue resultar entretenida sin perder interés en ningún momento.

Lo mejor: Una banda sonora excelente para una película de impecable ambientación.

Lo peor: Las secuencias de marionetas, pese a su significado simbólico, extienden la duración del film más allá de lo debido.

The Piano in a Factory

AÑO: 2010

DIRECTOR: Zhang Meng

INT.: Wang Qianyuan, Qin Hailu, Jang Shinyeong, Zhu Yuanyuan, Guo Yongzhen.

GÉNERO: Comedia Dramática.

The Piano in a Factory no es cine fácil, pertenece a ese tipo de películas de cine social chino en las que poco importa lo que se cuenta más allá de cómo se cuenta. Aquí el realismo deja paso a unas intenciones de fabulación, de narrarnos un cuento de esperanza en un entorno que se viene abajo, la historia de un padre que quiere conservar a su lado a su hija tras su divorcio, contada sin dramas y con la cantidad necesaria de sorpresas como para hacer muy entretenido al espectador el periplo.

La niña quiere ser pianista y el padre quiere conseguirle un piano. Para ello solo cuenta con la ayuda de los excompañeros de la fábrica metalúrgica que cerró no hace mucho. Cada uno de ellos subsiste en lo que puede pero, entre las ruinas de lo que fue, aportarán su granito de arena a la causa.

Pariente cercano del cine de realismo mágico de Jiang Wen la cinta se desarrolla en una estructura caótica donde tienen cabida desde números musicales (con pasodobles y todo) a momentos de puro slapstick. Nada de esto impide conectar con unos personajes escapados del neorrealismo en un escenario que ya quisiera para sí Ken Loach. De aplauso.

Lo mejor: La variada banda sonora, con grandes hits del rock ruso.

Lo peor: No apta para amantes de lo convencional.