Love Fight

AÑO: 2008

DIRECTOR: Izuru Narushima

INT.: Kento Hayashi, Kii Kitano, Takao Osawa, Shoko Fujimura, Kenzo, Shuzo Mitamura, Kazuki Namioka, Sachiko Sakurai.

GÉNERO: Comedia/Acción.

Hubiera jurado que esta película estaba basada en algún manga, pero según parece no es así. Sin embargo, esta historia de boxeadores con triángulo amoroso resultará ser tan familiar a los fans de la historieta nipona como el nombre de pila del creador de Son Goku.

Para que se hagan una idea: chico y chica que se conocen desde párvulos. Ella siempre ha sido quien le ha defendido a él de los abusones, mientras que él se ha convertido en un cobarde patológico. No son pareja, pero no se han separado un minuto desde aquellos tiempos, y en la actualidad son unos adolescentes bien majos. Él se apunta a boxeo con un púgil traumatizado para superar sus problemas. Allí se encuentra con una antigua compañera de colegio, locamente enamorada de este. Ya tenemos el triángulo. Y es solo el comienzo.

La duración es tan extensa como un tomo del Shonen Jump (sobrepasa las 2 horas) y el tono va cambiando según avanza el metraje, de la comedia romántica a la acción, pasando por el drama y el cine deportivo. Bastante entretenida, admite recomendaciones tanto a públicos casuales como a japófilos experimentados.

Lo mejor: Bastante mejor que el habitual cine de superación en el que siempre termina derivando el cine deportivo japonés.

Lo peor: Viendo las habilidades de la protagonista, un poco más de acción callejera no hubiera sobrado.

Kidnapper

AÑO: 2010

DIRECTOR: Kelvin Tong

INT.: Christopher Lee, Jack Lim, Regene Lim, Phillis Quek, Jerald Tan.

GÉNERO: Thriller.

La carrera de Kelvin Tong se reparte entre Hong Kong y Singapur. Esta es una producción 100 % del país donde está prohibido tirar chicles al suelo, un blockbuster realizado con recursos limitados que, sin embargo, es un producto agradable, funcional y bastante mejor que el resto de la producción de su país.

El punto de partida tiene bastante que ver con el clásico de Akira Kurosawa, El Infierno del Odio: un secuestrador que se equivoca de victima cuando intenta llevarse al hijo de un millonario. En vez de esa codiciada presa termina secuestrando al hijo de un taxista que no tiene donde caerse muerto. La trama progresa con las consecuentes complicaciones hasta que el padre del secuestrado se convierte en secuestrador para pagar al villano con la misma moneda.

Algo más de noventa minutos con el ritmo adecuado, algunas licencias argumentales discutibles y un desenlace histérico. Para pasar la tarde.

Lo mejor: Un thriller entretenido para ver sin demasiadas pretensiones.

Lo peor: Una de esas escenas fácilmente identificables que hacen que te plantees si has sido abducido. Madre mía.

No Kidding

AÑO: 2010

DIRECTOR: Lu Weiguo.

INT.: Li Yixiang, Yu Genyi, Cao Suifeng, Chang Zhetao, Yang Jianing, Hu Kun, Jiang Hualin, Sun Hong.

GÉNERO: Comedia.

En más de una ocasión viendo cine asiático de ese del que no ve ni habla nadie en occidente he tenido la sensación de estar absolutamente fuera de lugar, de estar sentado delante de algo que, por más que me empeñe, no se ha hecho para mi disfrute. Es la misma sensación que, supongo, tendría un chino al sentarse delante de Sálvame Deluxe.

Esta comedia, grabada de un modo de lo más televisivo, es un buen ejemplo. Es una producción regional (de Hunan, concretamente), con actores que allí conocen (solo se salva Li Yixiang, visto en Invisible Killer) y una ineptitud general comparable a las comedias vietnamitas para video. No es mala ni es buena. No es nada. Bueno sí, es la historia de un grupo de granjeros que quieren rodar una película ambientada en la guerra contra los japoneses. Prácticamente, la totalidad del metraje de No Kidding son ellos y como van sacando adelante las escenas. Que si un pueblerino se enfada, que si un niño les mea desde un puente, que si un miembro del equipo roba una gallina. Ese es el nivel.

Lo mejor: Para disfrutar completamente de la experiencia que esta producción nos ofrece, se recomienda al espectador el suicidio y posterior reencarnación en chino no urbanita. Después, solo hay que esperar que este film se proyecte en tu pueblo.

Lo peor: Perder horas de sueño para ver esto.

City Monkey

AÑO: 2010

DIRECTOR: Patrick Kong Lingchen.

INT.: Lu Liping, Guo Tao, Sheng Chao, Li Bin, Yu Ailei, He Yunwei.

GÉNERO: Drama.

La primera película china sobre parkour no puede ser más decepcionante. La ingente cantidad de drama social y familiar que contiene podría perdonarse (ese tipo de conflictos son habituales de este tipo de cintas, recordemos Breakdance y derivados) pero es que, para colmo de males, las secuencias físicas no pueden estar peor filmadas.

La historia: joven rebelde que en vez de prepararse para la selectividad anda por ahí con sus amigos dando saltos entre el mobiliario urbano. Su madre no gana para disgustos y el chaval consigue trabajo en un anuncio televisivo donde podrá dar rienda suelta a sus habilidades.

Entre el reparto hay verdaderos especialistas en este deporte callejero (o lo que sea) pero desde luego el protagonista no está entre ellos. Todas sus escenas se solucionan mediante cortes y montaje (la escena del salto del coche es especialmente patética), algo que también salpica al resto de secuencias, en un alarde del director por hacer un montaje cool y juvenil, consiguiendo tan solo demostrar que no ha nacido para este tipo de cine. Que eche el curriculum para el siguiente dramón ambientado en la revolución cultural, que lo hará mejor.

Lo mejor: No mucho, la verdad.

Lo peor: El mundo no necesitaba otro Patrick Kong. Con el director de Sex for Sale y el de 72 Tenants of Prosperity íbamos servidos.

The Man from Nowhere

AÑO: 2010

DIRECTOR: Lee Jeong-beom

INT.: Won Bin, Kim Sae-ron, Kim Hyo-seo.

GÉNERO: Thriller/Acción.

Después de unos años realmente mediocres en el cine coreano, creo que este año he podido contar por lo menos 10 películas ciertamente recomendables. Desde luego que para llegar hasta ellas he tenido que tragarme infinidad de thrillers infumables, imitaciones de Oldboy que harían sonrojar a Park Chan-wook y la habitual destileria de comedias infectas. The Man from Nowhere merece subirse al podio, junto a Moss y I Saw the Devil, de lo mejor del cine coreano del 2010.

No es tampoco el culmen de la originalidad: tenemos a un superagente casi invulnerable, una niña secuestrada, y unos hijos de puta que se dedican a secuestrar niños para vender sus órganos y hacerles traficar con droga (no por este orden). La cinta es dura (en ocasiones, muy dura) pero su libreto es casi perfecto, así como la dirección, la interpretación o cualquier otro apartado, especialmente la acción marcial.

En estos casos, cuanto menos se diga mejor; así que buscadla, vedla, y me dais luego las gracias por mi recomendación.

Lo mejor: Un guión (con acento en la o) que se guarda más de un as en la manga.

Lo peor: Tiene bastantes momentos a la coreana de extrema dureza.

Kamen Rider, the Movie: Cho-Den-O Trilogy. Episode Red: Zero’s Star Twinkle

AÑO: 2010

DIRECTOR: Osamu Kaneda

INT.: Yuichi Nakamura, Wakana Matsumoto.

GÉNERO: Ciencia-Ficición/Acción.

O mucho me equivoco o esta es la primera película de Kamen Rider que veo que tiene una trama romántica tan lograda como para llegar a emocionarme. Y es que en esta primera entrega cinematográfica de la trilogía que continúa la última aparición catódica del personaje (o mejor dicho, personajes) la lucha entre los héroes y los imagins pasa a un absoluto segundo plano.

El film sigue con la historia de Airi y Yuto tras el trágico desenlace que tuvo la historia de amor que ella mantuvo con un Yuto procedente de otra línea temporal, que sacrificó su vida por salvarla. El Yuto del presente está enamorado hasta las trancas de ella, pero la chica solo piensa en lo que pudo haber sido y no fue con el alter-ego del joven.

Como complemento de esta historia, las tontunas de siempre de los ocupantes del tren del tiempo (que en esta ocasión está desbocado y repite la misma secuencia una y otra vez, un puro macguffin para distraer al espectador), y las necesarias peleas y efectos especiales para que el fan del tokusatsu no caiga presa de un ataque hipoglucémico.

Lo mejor: Los temas nuevos de la banda sonora compuestos por Toshihiko Sahashi son realmente excepcionales.

Lo peor: Las innecesarias humoradas para distraer a los espectadores de primaria.

Gothic & Lolita Psycho

AÑO: 2010

DIRECTOR: Go Ohara.

INT.: Rina Akiyama, Ruito Aoyagi, Asami, Yukihide Benny, James Mark, Satoshi Hakuzen, Misaki Momose, Fumie Nakajima.

GÉNERO: Terror/Acción.

El problema llega después de haber visto todo el aluvión de cintas similares entre sí, coronadas por Mutant Girls Squad. Comienza a ser dificil ser original, o cuanto menos superarse. Esta cinta del director de la entretenida Geisha vs Ninja tiene efectos especiales del omnipresente Yoshihiro Nishimura, pero no evita dejar al espectador con la sensación de ser más de lo mismo.

No le vamos a echar la culpa ahora al guión (una gothic lolita, hija de un sacerdote cuya esposa fue cruelmente asesinada, va por ahí con un paraguas letal masacrando a los culpables), que nunca ha sido el plato fuerte de este estilo de films; es que la comedia es escasa y no funciona y los efectos gore de aspersores ya están muy vistos.

Estoy seguro de que aun debe de haber fans ávidos de nuevas entregas del subgénero, pero a mí no me extrañaría de que sus autores dieran (de nuevo) un giro radical a sus carreras y se inventaran algo más interesante.

Lo mejor: La secuencia de acrobacias y acción del Team X2, stuntmen que trabajan tanto en Hollywood como en el cine oriental.

Lo peor: El tipo que come spaghettis al comienzo de la película. Cansino como él solo.