Revenge: A Love Story

AÑO: 2010

DIRECTOR: Wong Ching-Po

INT.: Juno Mak, Sora Aoi, Chin Siu-Ho, Lau Wing, Wong Shee-Tong, Ho Wah-Chiu, Lam Ling-Yuen, Sun Wai-Lin.

GÉNERO: Thriller.

Ahora que Johnnie To parece disfrutar más dirigiendo comedia romántica que thrillers (dejando estos para otros miembros de su escuadra en la Milkyway) es más que posible que uno de los relevos esté en las manos de Wong Ching-Po (Jiang Hu, Mob Sister). Se puede decir sin temor a equivocarnos que Revenge: A Love Story es la mejor película de Hong Kong del 2010. Y el que no esté de acuerdo que siga viendo películas de Owen Wilson.

El título define a la perfección el argumento del film: la historia de una venganza por amor. Una venganza que se nos presenta en la película desordenada en el tiempo, dividida en capítulos que dosifican la historia haciendo que crezca la intriga y el interés del espectador. Todo arranca con la noticia de dos asesinatos de mujeres embarazadas emparentadas con miembros de la policía. ¿Quién y por qué está cometiendo esos atroces crímenes?

La dirección de Wong es espectacular, soberbia, apoyada en una fotografía casi irreal que no recurre a los tópicos habituales, y con muchos detalles que evidencian que el director se repasó la película de Bo Arne Vibenius, Thriller, antes de ponerse manos a la obra. Sencillamente imprescindible.

Lo mejor: Lo dicho, la mejor cinta hongkonesa del 2010

Lo peor: Las licencias poéticas, totalmente excusables en una película que bordea el fantástico.

Chongqing Blues

AÑO: 2010

DIRECTOR: Wang Xiaoshuai

INT.: Wang Xueqi, Fan Bing-Bing, Qin Hao, Zi Yi, Li Fei-Er, Wang Kuirong, Ding Jiali, Zhang Jiali.

GÉNERO: Drama.

Que nadie se lleve a engaño. Pese a lo que el cartel pueda indicar, la cinta de Wong Xiaoshuai (La Bicicleta de Pekín) está lejos, muy lejos del cine de género. Es cine casi documentalista donde la trama principal es solo una excusa para desarrollar una cinta que se recrea en los escenarios urbanos y situaciones cotidianas de la ciudad de Chongqing. Como Brillante Mendoza, pero sin ser pedante.

El eje de la trama es un padre que vuelve a la ciudad tras conocer que su hijo ha muerto en una emboscada con la policía. Empieza a visitar a sus conocidos allí (incluyendo su exmujer) en busca de respuestas, del porqué su vástago se convirtió en un delincuente que hizo lo que hizo, responsabilizándose de haberse despreocupado de la educación del chaval.

Más allá del drama contenido y que ver a Fang Bing-Bing y a Wang Xueqi siempre es una gozada, es interesante como tour a pie de calle por una ciudad fría e industrial, apartada de las guías de viajes.

Lo mejor: Ideal para curiosos de la China contemporánea.

Lo peor: Los que busquen una trama convencional perderán la paciencia a los 5 minutos.

Hello Stranger

AÑO: 2010

DIRECTOR: Banjong Pisanthanakun

INT.: Chunthawit Thanasewi, Nuengthida Sophon, Warutaya Nilakhuha.

GÉNERO: Comedia Romántica.

El director de Shutter transforma una novela coreana mortalmente seria en una irresistible comedia romántica que sirve también como reclamo turístico.

Ambientada en la cosmopolita Seul, cuenta la historia del encuentro en tierra extraña de dos desconocidos, un chico y una chica tailandeses que están de turismo en tierras coreanas. Él se encuentra sin equipaje en un viaje organizado por culpa de una broma pesada de unos colegas. Ella, apasionada de las teleseries de aquel país, viaja en busca del rastro dejado por sus ídolos favoritos. Ambos, en un estado sentimental complicado, unirán sus caminos en una divertida historia, una amistad casual en la que ni siquiera conocen el nombre del otro.

La primera hora y media está cargada de humor que funciona independientemente de tu nacionalidad. Las interpretaciones son naturales ya alejadas de modismos y sobreinterpretaciones localistas. La última media hora deriva hacia el drama romántico, pero a esas alturas estás tan apegado a los personajes que la transición hasta se agradece. Muy recomendable.

Lo mejor: Conseguir una película redonda en un género tan sobado.

Lo peor: Quizá la falta de un poco más de comedia de la última parte.

Chonmage Purin (A Boy and his Samurai)

AÑO: 2010

DIRECTOR: Yoshihiro Nakamura.

INT.: Shiori Kutsuna, Ryo Nishikido, Hitomi Sato, Rie Tomosaka, Keisuke Horibe, Yuji Nakamura, Jun Inoue, Hiroki Konno.

GÉNERO: Comedia.

Comedia familiar con un samurai que cocina flanes basada en una novela superventas. El director de Golden Slumber cambia de registro para ofrecer al espectador una película pequeña que pese a ofrecer pocas sorpresas en su desarrollo resulta un agradable entretenimiento de media tarde.

El protagonista es un samurai de la antigua Edo que le pide trabajo a una estatua de Buda. Inmediatamente se ve transportado hasta nuestra era, donde es acogido por una mujer divorciada y su hijo. No tardará en descubrir que su vocación es la pastelería.

La cinta se sitúa a medio camino entre la comedia gastronómica y la romántica, si bien no se decide nunca en cargar las tintas en ninguno de los dos subgéneros. Es entretenida, con personajes agradables y un samurai que lucha con la espátula.

Lo mejor: Entretenida.

Lo peor: Demasiado amable, sin malicia alguna.

Secret Undercover Agent: Wildcats in Strip Royale

AÑO: 2008

DIRECTOR: Keiichi Kobayashi.

INT.: Reon Kadena, Yuri Morishita, Yu Akiyama, Hitomi Hayasaka, Fumie Nakayima, Chise Nakamura, Hiroshi Watari, Hassei Takano.

GÉNERO: Comedia.

Al contrario que Secret Undercover Agent: Honey & Bunny, esta está rodada en cine con destino a salas comerciales (y con cien veces más presupuesto). El humor picante y multireferencial sigue intacto y funciona bastante mejor aquí.

Esta parodia del cine de superagentes (secuencia de créditos a lo Goldfinger incluida) nos presenta a unas doble cero que han de hacer frente a misiones muy especiales, como por ejemplo desmantelar sectas masónicas que se dedican a la trata de blancas y vender ropa interior de Marilyn Monroe o acosadores de ídolos juveniles.

La trama es solo una excusa para introducir toneladas de comedia surrealista y picante a rebosar de planos gratuitos de pechos que rebotan y traseros insinuantes (sin llegar nunca al desnudo), tratar con bastante sarcasmo a los frikis nipones y regodearse en las referencias y parodias a la cultura pop japonesa (y una pizca de la americana, con ese toque de cult-movie, entre Tarantino y Russ Meyer).

Lo mejor: Casi te puedes imaginar a la platea descojonarse con algunos de los planos.

Lo peor: Que alguien no sea capaz de distinguir la parodia de lo parodiado.

Bayside Shakedown 3: Let the Guys Loose

AÑO: 2010

DIRECTOR: Katsuyuki Motohiro

INT.: Yuji Oda, Eri Fukatsu, Yusuke Santamaria, Toshiro Yanagiba, Atsushi Ito, Yuki Uchida, Kotaro Koizumi, Soichiro Kitamura.

GÉNERO: Comedia/Thriller.

Bayside Shakedown fue una serie televisiva de gran éxito en 1997, pese a contar solo con 11 episodios. Tras tres telefilmes dio el salto a la gran pantalla al año siguiente, en un largometraje que demostró lo mucho que los personajes habían calado entre el gran público. Esta tercera secuela es, en realidad, la décima vez que los personajes aparecen en una película, contando películas para televisión y spin-offs.

El espíritu de esta nueva entrega es el de siempre. Comedia ligera, buen rollo y casos complicados que se intercalan con las situaciones cómicas y los conflictos entre los personajes. Aquí se ven las caras con una banda que está poniendo en jaque a este escuadrón de policía con actuaciones extrañas que saltan a la luz pública mientras toda la comisaría está revolucionada con la mudanza a otro distrito.

Yuji Oda (Amalfi) y Eri Fukatsu (Akunin) son los protagonistas de esta cinta llena de rostros reconocibles por el aficionado que es un entretenimiento sencillo y sin pretensiones.

Lo mejor: Los amantes de la serie original estarán contentos.

Lo peor: Dos horas y media es una duración un tanto excesiva para este tipo de películas.

Detective K: Secret of Virtuous Widow

AÑO: 2011

DIRECTOR: Kim Seok-jun

INT.: Kim Mying-min, Han Ji-min, Oh Dal-su, Lee Jae-jong, Kim Tae-hun, Ye Soo-jung, Choi Moo-sung, Jeong In-gi.

GÉNERO: Thriller/Comedia.

Definitivamente, Detective K es todo lo contrario a lo que yo esperaba encontrarme en esta película. Ya saben, otra de esos blockbusters históricos, llenos de dramatismo y profundidad, que suele multiplicarse hasta el paroxismo cuando son de época. No, ha resultado ser una farsa detectivesca acerca de unos asesinatos en serie, corrupciones palaciegas y múltiples sospechosos, un Sherlock Holmes medieval que usa modernas técnicas del CSI.

El éxito de taquilla avala que es un producto pensado para el espectador local, que entenderá cómplicemente las referencias históricas y otros elementos que se escapan al aficionado de ojos redondos.

Los protagonistas hacen un curioso dúo (el primer detective de Corea y su particular Holmes, un ladrón de perros) que hacen progresar la historia con algunos aciertos argumentales (básicamente la parte detectivesca convencional), pero la estructura esquizofrénica del film, con esos cambios de tono tan típicos del cine del país, puede llevar al agotamiento al poco fan de este tipo de inventos.

Lo mejor: Esos montajes a lo CSI tan anacrónicos.

Lo peor: Aunque tiene sus momentos, necesita algún tijeretazo que otro.