The Eyes of the Spider

eyes of the spider

AÑO: 1998

DIRECTOR: Kiyoshi Kurosawa

INT.: Sho Aikawa, Dankan, Ren Ohsugi, Sadao Abe, Satoshi Kajiwara, Kumi Nakamura, Moe Sakura.

GÉNERO: Thriller.

Esta película y The Serpent’s Path son dos rarezas dentro de la filmografía de su realizador. Inmediatamente después del aclamado thriller Cure, Kiyoshi Kurosawa realiza un ejercicio de transfiguración, convirtiendose en una suerte de hipérbole de Takeshi Kitano, adelantándose incluso a la autoparodia del género yakuza que este realizaría en El Verano de Kikujiro.

Nada en The Eyes of the Spider es convencional. Sho Aikawa (uno de los iconos omnipresentes del yakuza eiga de los 90 junto con Riki Takeuchi) interpreta a un catador de quesos que durante los diez primeros minutos de película consuma una brutal venganza contra el secuestrador y asesino de su hija. A partir de aquí el delirio comienza a hacerse más y más evidente, sobre todo desde que acepta la proposición laboral de un antiguo amigo, ahora dueño de una empresa de importación y exportación que esconde mucho más de lo que parece.

Kurosawa juega a desafiar las convenciones, echando manos de un sentido del humor casi surreal que, sorprendentemente, no choca con los estallidos de violencia que contiene el film. Los aventajados encontrarán ecos de Sonatine y algunos títulos más. Pero conviene no equivocarse: la película está lejos de ser una parodia (o incluso un homenaje). Es una joya que merece ser valorada como entidad única, como una genialidad en las antipodas de obras maestras del realizador, como Kairo.

Lo mejor: Dejarse llevar por la película.

Lo peor: Con esta película en mente, Outrage ni siquiera llega al aprovado.

Score: 8/10

Anuncios

Tarutao Hell

AÑO: 1976

DIRECTOR: Ruj Ronapop

INT.: Manop Aswathep, Sombat Metanee, Aranya Namwong, Nay Puvanai.

GÉNERO: Acción.

Buena parte del cine de género tailandés de los años 70 llegó hasta tierras españolas durante los 80, tras pasar reglamentariamente por la picadora de las productoras hongkonesas IFD y Filmark. Así, rostros como los de Sorapong Chatri o Nat Puvanai se hicieron familiares con el aficionado (no así sus nombres, que en la mayor parte de los casos eran condenados al anonimato) al video chusquero, que muchas veces desconocía incluso la procedencia real de estas películas.

Es toda una suerte poder ver algunas de estas cintas tal y como fueron concebidas, e incluso, con subtítulos en inglés. Tarutao Hell (o Narok Tarutao) es un clásico de la época, una cinta de aventuras carcelarias llena de violencia gratuita y elementos del exploitation más visceral (violaciones homosexuales, torturas, lesbianismo, gore, ect.) protagonizada por rutilantes estrellas de la época.

Pese a algunos momentos reiterativos, la cinta del artesano Ruj Ronapop es un buen entretenimiento. La historia de unos prisioneros de guerra confinados en una isla rodeada de tiburones se presta a numerosos momentos de acción, las obligadas tramas por escapar del presidio, luchas contra los elementos (y las alimañazas), tramas mortíferas, y hasta para reivindicar la falta de democracia en el país.

Lo mejor: Solo el hecho de poder ver una de estas películas con su formato correcto y subtitulada ya es de agradecer.

Lo peor: Algunos fallos de racord dia-noche a lo Ed Wood que claman al cielo.