A Millionaire on the Run

A+MILLIONAIRE+ON+THE+RUN+2012KMOV

AÑO: 2012

DIRECTOR: Kim Ik-ro

INT.: Park Jin-young, Jo Seong-ha, Min Hyo-rin, Jo Hee-bong, Oh Jeong-se, Jang Dae-yoon.

GÉNERO: Comedia/Thriller

La comedia policial coreana es como la coliflor: o te gusta o no te gusta. Aún así, en la interminable sucesión de productos indistinguibles que aparecen cada año en las pantallas surcoreanas siempre suelen aparecer al menos un par que merecen recomendación. Lamentablemente, esta no es una de ellas.

Producida al servicio único y exclusivo de su protagonista (un cantante y productor muy conocido por allí, que se ha pagado de su bolsillo su salto a la gran pantalla) la película ofrece escasas aportaciones a lo de siempre. Tenemos comedia, drama, policías torpes, fugaces escenas de acción, collejas y algunos rostros conocidos por el aficionado. Poco más. Policías y mafiosos persiguiendo a un tipo al que tendieron una trampa y ha terminado a la fuga con un millón y medio de dólares.

Lo mejor: Ser fan de este tipo de películas. Necesitarás quince reencarnaciones para verlas todas.

Lo peor: Tarda lo indecible en arrancar.

Score: 6/10

Barbie

AÑO: 2012

DIRECTOR:  Lee Sang-woo

INT.:  Lee Cheon-hee. Kim Ah-ron, Kim Sae-ron, Cat Tebo, Earl Jackson.

GÉNERO: Comedia.

El cine coreano sigue cavando su tumba con ayuda gubernamental, que financia este ejercicio de propaganda antinorteamericana tan sutil como una cassette de chistes de Juanito Navarro. La historia de adopciones con sorpresa comparte protagonista infantil con Una Vida Nueva, pero si aquella era un telefilm de sobremesa esta es para colocarla en la estantería junto a las obras magnas de Leni Riefenstahl.

Es la historia de un padre y una hija americanos (rubia como los chorros del oro según la película, más morena que Diana Ross según nuestros ojos) que viajan hasta un pueblo surcoreano para adoptar a una niña, hija del retrasado mental más histriónico de la historia del cine. El adoptador (interpretado por un fan del cine oriental y actor amateur que convierte en Sir Lawrence Olivier a Derek Elley) esconde oscuras intenciones tras sus buenos sentimientos.

Tanto la dirección como el guión evidencian una torpeza sin límites que se traduce en un festival de secuencias de comedia involuntaria, donde los errores de montaje y las banderitas americanas (más que en una película de Chuck Norris, lo juro) se convierten en reiteraciones insufribles durante toda la película. Es el Birdemic del cine propagandístico.

Lo mejor: La niña diabólica. Tendrían que hacer una secuela en clave de terror.

Lo peor: Que el director niega lo evidente. Claro, claro. Y Hitler era el mejor amigo de Rabbi Jacob.

Score: 2/10

Helpless

AÑO: 2012

DIRECTOR: Byun Young-joo

INT.: Lee Sun-kyun, Kim Min-hee, Cho Sung-ha, Kim Byeol, Choi Il-hwa.

GÉNERO: Thriller/Drama.

Correcto thriller que arranca con una desaparición y continúa con un entramado de falsas identidades. Lejos de las cintas del género por las que se conoce el cine surcoreano internacionalmente, es una interesante cinta que consigue mantener alto el interés durante la mayor parte del metraje.

Durante una pausa en un área de servicio desaparece sin dejar rastro la que iba a ser inminente esposa del protagonista. Nada se sabe acerca de quién o por que razón ha desaparecido. Con la ayuda de un expolicía (que protagoniza la habitual escena de torpeza policial antes de entrar en harina) pronto descubrirá que su novia no era lo que parecía ser.

Ocasionalmente dramática, se aleja del thriller de venganzas adaptando un best-seller japonés que ahonda más en los terrenos personales y psicológicos que en los fuegos de artificio habituales. Interesante.

Lo mejor: Sabe terminar la película sin aburrir al espectador con melodrama gratuito.

Lo peor: Pese a quedarse en las dos horas, su parte central evidencia algo de cansancio narrativo.

Score: 7/10

Runway Cop

AÑO: 2012

DIRECTOR: Shin Tae-ra

INT.: Kang Ji-hwan, Sung Yu-ri, Kim Young-kwang, Lee Soo-hyuk, Shin Min-chul.

GÉNERO: Comedia/Acción.

Este cruce coreano entre Torrente y Miss Agente Especial juega a la comedia disparatada con dosis excesivas de sal gruesa y algún momento de acción. No se encuentra demasiado lejos de las comedias policiales americanas de los 80, con lo que a buen seguro encontrará un  público fuera de sus fronteras.

El protagonista es el policía más cerdo de todo el cuerpo, un tipo hediondo que descuida su higiene tanto como su alimentación. Cuando, por descarte, se vea obligado a infiltrarse como modelo en un desfile para investigar una trama de tráfico de narcóticos, tendrá dos meses para pasar de ser un despojo a un ser humano.

La comedia funciona mejor de lo que suele suceder habitualmente, bordeando el absurdo en bastantes ocasiones, mientras el guión va a la deriva, olvidándose por completo de la trama central en cuanto toda la carne está en el asador.

Para amantes de la comedia chusca, de Zoolander y del cine palomitero de usar y tirar.

Lo mejor: Es capaz de arrancar alguna que otra carcajada incluso a los más excépticos.

Lo peor: Prototípico guión donde prima más el chiste que la historia.

Score: 6/10

The Day he Arrives

AÑO: 2011

DIRECTOR: Hong Sang-soo

INT.: Yu Jun-sang, Kim Sang-jung, Song Seon-mi, Kim Bo-kyung.

GÉNERO: Drama.

Los fans de Hong Sang-soo ya saben a que atenerse. Sus películas suelen ser historias divagantes protagonizadas por directores de cine alcohólicos y con una vida sentimental confusa. La novedad de esta nueva entrega de lo mismo radica en que el realizador evoca un estilo de filmación que evoca al cine coreano de los años 70, con movimientos toscos de cámara, montaje sucio y el uso y abuso del zoom a lo Lazarov.

El pretexto narrativo (llamarlo historia sería hacer una hipérbole de la realidad) del film gira en torno a un realizador que llega a Seúl para encontrarse con un colega. Allí, ocupa su tiempo en interminables visitas a bares en los que la conversación banal y la reiteración secuencial juegan a aturdir al espectador.

Hay que reconocerle el mérito de algún apunte cómico ocasional, una bonita fotografía en blanco y negro de la capital coreana y unos títulos de crédito en color old-style que sirven para delimitar de manera clara el concepto de tributo a la nouvelle vague en clave oriental.

Lo mejor: Un retrato de Seúl en las antípodas del mainstream coreano.

Lo peor: El mismo perro con distinto collar.

Score: 7/10

Howling

AÑO: 2012

DIRECTOR: Yu Ha

INT.: Song Kang-ho, Lee Na-young, Shin Jeong-keun, Lee Sung-min, Lee Min-ho, Im Hyeon-seong, Jeong Jin, Jo Young-jin.

GÉNERO: Thriller.

Los hombres lobos brillan por su ausencia en este Howling coreano, en las antípodas del clásico del fantástico de los 80 que inaugurara una longeva saga. Esta no para de ser una correcta buddy movie, una cinta policial acerca de la investigación de una serie de victimas asesinadas por un perro.

Todo el interés que la película crea durante sus primeros minutos (en ese momento en el que el espectador aun piensa que la película le va a regalar algo más) se va paulatinamente diluyendo en pos de una rutinaria estructura narrativa para públicos poco exigentes. Es de ese tipo de películas en las que los CSI llevan gorras anunciando a qué se dedican, donde las subtramas de personajes quedan sin cerrar (¿qué utilidad tiene el personaje del hijo?) y donde suenan los violines en los momentos que se supone has de poner al límite tus glándulas lacrimales. Ni eso hace bien.

Lo mejor: Las dos horas pasan más o menos bien, dentro de lo cuasitelevisivo de la propuesta.

Lo peor: Toda la lamentable parte de drama animal del final. Para reír sin parar.

Score: 6/10

Pietà

AÑO: 2012

DIRECTOR: Kim Ki-duk

INT.: Lee Jung-jin, Jo Min-su, Kang Eun-jin, Woo Gi-hong, Cho Jae-ryong, Lee Myeong-ja.

GÉNERO: Drama.

Kim ki-duk regresa al cine de verdad con Pietà, dejando atrás (de momento) los delirios ególatras vistos en Amen y Arirang. Una película en la que algunos han querido ver ecos de Park Chan-wook que sigue la línea de melodramas del dolor de su autor, aquí entroncando su visión budista del universo con la cristiana, donde los temas de la redención y la piedad unen su camino con la implacable eficacia del karma.

El protagonista es un sádico agente de cobros con una alta eficacia en su trabajo. Mucho menos contentos están los morosos, que terminan tullidos para cobrar el seguro con que pagar al extorsionador. En una de estas, el cobrador se encuentra con una mujer que dice ser su madre.

Kim demuestra saber utilizar la carestía de medios a su alcance usándolo a su favor, filmando escenas con un estilo descuidado y tosco, reencuadrando y moviendo la cámara de una manera casi amateur, sobre todo en los momentos más sórdidos.

Lo mejor: Una historia sencilla, bien filmada y mejor rematada.

Lo peor: Quizá no llega a la excelencia de años pasados, pero parece estar en el camino a su recuperación.

Score: 8/10