Blood Letter

blood letter

AÑO: 2012

DIRECTOR: Victor Wu

INT.: Huynh Dong, Midu, Khuong Ngoc, Minh Thuan, Kim Hien, Jayvee Mai The Hiep, Van Trang.

GÉNERO: Swordsplay.

El primer wuxia de fabricación vietnamita es un batiburrillo de elementos y secuencias presentes en decenas de películas de Hong Kong. Aún así, hay que reconocer que resulta bastante más atractivo que muchos intentos recientes del cine chino por emular el estilo cantonés.

El protagonista parte en busca de venganza tras haber pasado su infancia y juventud entrenando con un monje de Shaolin. En su camino por dar lustre al apellido familiar se encontrará numerosos enemigos que, como él, buscan una misteriosa carta escrita con sangre.

Tras The Rebel y Clash, Johnny Tri Nguyen sigue en su lucha por elevar el cine de acción vietnamita a terrenos internacionales. Quizá le falte algo de rodaje y eliminar esa sensación de dejavu que tienen sus coreografías, pero el esfuerzo es encomiable. Progresivamente entretenida.

Lo mejor: La introducción de comedia en la segunda mitad, al estilo Wong Jing. Eso es fijarse en los maestros.

Lo peor: Hay poca cosa original en la cinta, aparte del onírico león de piedra rampante.

Score: 7/10

 

Anuncios

Clash (Bay Rong)

AÑO: 2010

DIRECTOR: Le Thanh Son

INT.: Johnny Nguyen, Hieu Hien, Thanh Van Ngo, Hoang Phuc Nguyen, Lam Minh Thang.

GÉNERO: Acción.

Johnny Nguyen, el “otro” baluarte del cine de acción vietnamita (y habitual del cine de bofetadas tailandés) protagoniza una cinta de argumento ridículo, acción pasable y un empaque de directo a video que no le hace ningún bien.

Básicamente, la cinta va de un grupo de mercenarios que tienen que recuperar un maletín. Un puro pretexto para enlazar una secuencia de acción tras otra, con unos actores que no están a la altura de lo que las coreografías demandan. Tampoco es que la acción sea tan mala, es que está lejos de merecer ser mostrada en un festival de cine. He visto películas de Pepin y Merhi con más lógica que esto.

Rizando el rizo de lo inexplicable también se pasó como premiere en Tribeca, el festival de cine independiente de Robert de Niro, que va a tener difícil superar esta sesión el próximo año. Que prueben con una de Chiranjeevi.

Lo mejor: Festival de bofetadas para apasionados de este cine poco exigentes. Las hay peores.

Lo peor: Demasiado melodrama, guión inexistente y una banda sonora que machaca el cerebro del espectador sin piedad.

Reseñada en el Udine Far East Film Festival 2010.

The Legend is Alive

AÑO: 2009

DIRECTOR: Luu Huynh

INT.: Dustin Nguyen, Xuan Kim, Thien Thu.

GÉNERO: Drama/Acción.

El asiático de la serie de TV Nuevos Policías, Dustin Nguyen, parece tener todos los números para convertirse en la estrella inequívoca del nuevo cine de acción vietnamita. Tras el éxito sorpresa de The Rebel (una cinta que incluía unas cuantas coreografías creativas dentro de un film mediocre, de factura televisiva) ahora el sr. Nguyen riza el rizo interprentando a un presunto hijo de Bruce Lee nacido con secuelas físicas y psíquicas que, sin embargo, es un experto luchador. Crippled Avengers Saigon style.

Hay que advertir a los amantes del cine de bofetadas intrépidas que la primera hora de proyección está completamente desprovista de escena de acción alguna, centrándose en la relación maternofilial del karateka y su santa madre, maestra de un derivado vietnamita del kung fu. Es en la segunda hora cuando llega el reparto de estopa, con el Forrest Gump de las artes marciales pateando el culo a unos cuantos proxenetas.

Las coreografías raspan el aprobado (aunque el director parece sentirse mucho más cómodo en el drama que en la acción) brillando sobre todo en el resto de apartados técnicos.

Lo mejor: Una estupenda banda sonora, digna de una superproducción.

Lo peor: La sensación de que las secuencias de acción podrían haber sido mucho mejores de haberse rodado como es debido.

Reseñada en el Udine Far East Film Festival 2010.