Design of Death

AÑO: 2012

DIRECTOR: Guan Hu.

INT.: Huang Bo, Simon Yam, Alec Su, Yu Nan, Nicole Liang, Ma Jingwu, Wang Xun, Leon Dai.

GÉNERO: Comedia Negra/Drama.

La nueva película del director de Cow es otra de esas multigenéricas, casi oníricas cintas que solo un realizador chino podría filmar. Que salga Simon Yam en un papel secundario con pelucón a lo Bon Jovi no va a ayudar a que sea popular en occidente.

Todo sucede en un pueblo remoto en las montañas, un pintoresco pueblo de piedra amurallado al que un doctor de una localidad vecina se traslada tras los rumores de una extraña epidemia en la localidad. Allí descubre que la epidemia es un tocapelotas profesional que se divierte gastando bromas pesadas e interrumpiendo la vida tradicional y supersticiosa de un pueblo al borde de aparecer en una secuela de The Wicker Man.

Muchas de las secuencias del film evidencian una relajación de la censura china (que no censura porque sí, sino porque el país carece de sistema de calificación por edades), mostrando abiertamente secuencias de carácter sexual y desnudos fugaces. Llama la atención más de un momento de pura histeria fílmica, con montaje ametralladora y música atronante, que contrastan radicalmente con el tono del resto del film.

No deja de ser una curiosidad fílmica, y más viniendo de un realizador al que hacíamos más interesado en otro tipo de cine.

Lo mejor: Espectaculares localizaciones, convenientemente disimuladas para ocultar vestigios contemporáneos.

Lo peor: Radicalmente concebida para consumo interno.

Punch

AÑO: 2011

DIRECTOR: Lee Han

INT.: Yoo An-in, Kim Yun-seok, Jasmine Lee, Park Hyo-joo, Kang Byul, Kim Sang-ho, Park Soo-young, Kim Young-jae.

GÉNERO: Comedia Dramática.

Supertaquillera comedia dramática coreana que logra amalgamar una cantidad ingente de conceptos análogos con la forma de una cinta comercial y de fácil digestión hasta para aquellos que el cine coreano se les atraganta de manera indigesta.

En esta historia cargada de personajes tenemos a un joven aspirante a boxeador con orígenes mestizos, a un padre jorobado y cabaretero en horas bajas, a un profesor que es cura revolucionario en sus ratos libres y a otros tantos personajes. La parte deportiva es la que menos desarrolla su realizador, mucho más interesado en contar la historia de los inmigrantes filipinos en la capital coreana.

Excelente trabajo de actores (aplausos extra para el carismático personaje que interpreta Kim Yun-seok, el mafioso de la excelente The Yellow Sea) y resoluciones argumentales con el gran público en mente. Cine comercial puro y duro con ambiciones fallidas de ser algo más que eso, pero que no cosechará quejas de ningún espectador casual.

Lo mejor: Una cinta amable y conciliadora que sobresale entre la ingente cantidad de cine dramático que produce Corea del Sur.

Lo peor: Querer contar demasiadas cosas en una película que tampoco estaba destinada a ello.

Dev D

AÑO: 2009

DIRECTOR: Anurag Kashyap

INT.: Avhay Deol, Mahie Gill, Kalki Koechlin, Sindbad Phgura, Parakh Madan, Kuldeep Singh, Gurkirtan, Sanjay Kumar.

GÉNERO: Thriller/Drama.

A la espera de poder ver su ya coronada como obra maestra por la crítica Gangs of Wasseypur ha sido todo un acierto poder recuperar dentro de las sesiones del ImagineIndia Barcelona esta revisitación contemporánea de la novela clásica Devdas, cuya adaptación anterior provocó innumerables orgasmos entre los fans del Bollywood de colorines.

Dev D deja pronto claro que su visión de la historia de amor entre Devdas y Paro no es apta para aquel público que aún piensa que el cine de Bombay es sexualmente aséptico. A los 5 minutos de proyección nuestro protagonista ya está preguntando a su Paro si se masturba mientras habla con ella por teléfono. Una anécdota para cualquier espectador del cine indio que haya visto cosas como Red Swastik, pero a Kashyap le sirve para dejar claro que su historia no es apta para todos los públicos.

Dev D hace uso como mejor le place de la historia original, cambiándola cuando considera necesario (con bastante acierto) y filmando su historia con un estilo creativo y directo que explota con acierto un buen número recursos visuales (incluyendo una pseudoexplotación onírica del número musical a la vieja usanza en un film que no hace uso de ellos).

Lo mejor: Gran trabajo de la exótica indo-francesa Kalki Koechlin, casada con el realizador.

Lo peor: Compararla con la versión de Leela Bhansali. Por lo que a mi respecta, sale perdiendo aquella.

Double Trouble

AÑO: 2012

DIRECTOR: David Chang

INT.: Jaycee Chan, Xia Yu, Cheung Fei, Deng Jiajia, McDonalds Chen, Vivian Dawson, Jessica C, Jolin Tsai.

GÉNERO: Comedia/Acción.

La filmografía del hijo de Jackie Chan no parece indicar demasiado que quiera seguir sus pasos en el cine de acción. Aún así, de tanto en tanto, Jaycee Chan filma cintas como esta, sustituyendo a su progenitor en una cinta de escapismo cinematográfico de corte clásico.

No hay una gran estructura argumental: Chan es un agente de seguridad que tiene que recuperar con la ayuda accidental de un turista chino, una reliquia robada por una banda organizada de ladrones de arte. Con este arranque el film presenta una sucesión de secuencias ligeras de malos entendidos y chascarrillos combinados con los stunts y habilidades marciales del Jackie Chan Stuntmen Team.

La acción es correcta sin brillar, quizá lastrada por la incapacidad de su realizador para un proyecto de esta envergadura que quizá se sentía más cómodo como sidekick de Tsui Hark en proyectos como Detective Dee. Esto no indica que la película no sirva como entretenimiento puro y duro, sino que se encuentra lejos, muy lejos, de dejarnos con la boca abierta, como hacía Chan senior en sus buenos tiempos.

Lo mejor: Puro entretenimiento de sábado tarde para espectadores poco dados a las comparaciones.

Lo peor: Algún uso chirriante de la infografía, esa lacra del siglo XXI.

Million Dollar Crocodrile

AÑO: 2012

DIRECTOR: Lin Lisheng

INT.: Barbie Hsu, Guo Tao, Lam Suet, Shi Zhaoqi, Hung Yan-Yan, Purba Rygal, Li Qinqin.

GÉNERO: Comedia/Aventuras.

Pues no. Al final no ha resultado ser ni un exploiter exótico del film de Clint Eastwood Million Dollar Baby ni una película de cocodrilos gigantes al estilo del Scifi Channel. Si bien tiene buena parte de los elementos propios del animal kaiju occidental, Million dollar Crocodile es una cinta de aventuras para toda la familia donde no aparece ni una sola gota de sangre o violencia explícita fuera de lugar.

El lagarto del título se las prometía felices viviendo en una especie de zoo, donde hizo buenas migas con un niño que le traía cada día salchichas Frankfurt para merendar. Lamentablemente, debido a la crisis, el propietario tuvo que vender sus verdes amigos a un restaurante especializado en carne de cocodrilo, incluido el titán de la manada, que a la mínima oportunidad toma las de Villadiego. En ese momento empieza una carrera por capturar al reptil, y de paso, recuperar el millón de euros (que no de dólares) que se tragó en un momento de delirio.

Poco hay que reseñar, excepto la presencia de un Lam Suet que ha encontrado una forma de engordar su filmografía (y por ende su cuenta corriente) gracias al cine chino, y que los efectos especiales van desde los muy buenos a los estilo Asylum. Ya saben a qué me refiero.

Lo mejor: Ya ha sido comprada por una distribuidora americana, que seguramente venderá ocultando su verdadero contenido.

Lo peor: Esperar una película al estilo de Caiman, La Bestia bajo el Asfalto o Killer Crocodile.

Songlap

AÑO: 2011

DIRECTORES: Fariza Azlina, Effendee.

INT.: Shaheizy Sam, Mohd Syafie Naswip, Sara Ali, Normah Damanhuri, Rashidi Ishak, Nasir Jani, Fauzi Nawawi.

GÉNERO: Thriller/Drama.

Interesante thriller dramático sobre dos hermanos que trabajan para una mafia organizada de tráfico de bebés. Un tema inédito para una cinematografía en pleno despegue.

El cine malayo parece haber encontrado dos vertientes que explotar en estos últimos años (tres, si contamos el ametrallamiento de cintas de terror de consumo interno): de un lado un cine de acción que tiene sus ojos puestos en sus vecinos indonesios y del otro un cine más allá de los convencionalismos comerciales que busca su lugar en los festivales de cine internacionales. Songlap pertenece a este último grupo.

Es una historia de bajos fondos, de vidas sin demasiado futuro, condenadas dentro de un sistema inamovible, que un día, por un trágico giro de los acontecimientos, pueden tener una oportunidad de cambiar. Es una historia de codicia y de amoralidad, pero también es una historia de amor y de lucha (no en sentido literal, esto no es KL Gangster).

Merece la pena echarle una ojeada.

Lo mejor: No es la típica cinta de gángsters malaya.

Lo peor: El desenlace puede descolocar a algún espectador.

Marrying Mr. Perfect

AÑO: 2012

DIRECTOR: Wong Jing

INT.: Ronald Cheng, Gigi Leung, Chapman To, Nina Paw, Ada Liu, Mao Junjie, Stanley Fung, Miu Miu.

GÉNERO: Comedia.

Ahí están los dos, mano a mano levantando el cine hongkonés. Wong Jing dirigiendo y Chapman To actuando (aunque en esta ocasión el protagonismo vuelve a recaer en el histrionismo infinito de Ronald Cheng, rey de la comedia cantonesa tras el retiro misterioso de Stephen Chow).

Más que una comedia romántica en el sentido literal del género, Marrying Mr. Perfect es otra acumulación de gags a lo Louis de Funes, hilados por un argumento que intenta contar más cosas de las que buenamente puede, entre ellas el intercambio de personalidad forzoso entre un empresario mujeriego y su lacayo y la historia de amor de aquel con una exempleada de una empresa absorbida (y que arrastra una desastrosa vida sentimental tras de sí).

Buena factura y un montón de rostros conocidos, entre ellos secundarios de lujo como Eric Tsang, Sandra Ng y Stanley Fong o la chica de la película, la radiante Gigi Leung, que ha vuelto a retomar con fuerza su carrera cinematográfica tras unos años de parón.

Otra comedia chino-hongkonesa de Wong Jing, aquí en modo comercial total, lo cual no es del todo bueno.

Lo mejor: La cantidad de rostros conocidos entre los secundarios, muchos habituales de las comedias de Stephen Chow de la década pasada.

Lo peor: No es ni la mitad de entretenida que Ms and Mr Gambler o Treasure Hunt. Seguro que el maestro remonta con Princess and Seven Kung Fu Masters.