Martial Spirit

AÑO: 2009

DIRECTOR: Kau Chim-Man.

INT.: Da Zhangwei, Owodog, Awayne, Theresa Fu, Dang Shanpeng, Zhang Chi, Qi Lin.

GÉNERO: Acción.

Excelentes secuencias de acción dentro de lo que no es sino una comedia juvenil al uso. Resultará interesante para los fans del cine de artes marciales que tengan a mano el mando a distancia.

La historia arranca con una chica que regresa a su ciudad natal acompañada por un amigo que quiere iniciarse en la práctica del wushu en el gimnasio del padre de ella. Cuando llegan allí descubren que el padre ha reconvertido el gimnasio en un supermercado por culpa de la crisis.

Martial Spirit es una película olvidable, pero merece la pena verla si te interesa el cine de artes marciales. No hay villanos, ni acciones policiales ni grandes competiciones deportivas. Es la historia de unos chavales (interpretados por ídolos del mandopop), sus tribulaciones románticas y la historia de un hombre que sigue amando el wushu pese a haber tenido que renunciar a practicarlo.

Debut como director de un coreógrafo salido del equipo de Yuen Woo-Ping.

Lo mejor: Las secuencias de acción.

Lo peor: El tono ligero del film.

Nukenin (Masterless Ninja)

AÑO: 2009

DIRECTOR: Seiji Chiba.

INT.: Izumi Masayuki, Mika Hijii, Koga Mitsuki, Shimazu Kentaro.

GÉNERO: Acción.

Exactamente las mismas localizaciones que en Kunoichi y Alien vs Ninja utiliza Seiji Chiba en esta cinta que debió rodarse en no más de tres días. Las secuencias de acción son excelentes, pero la dirección no está demasiado inspirada, recurriendo demasiado a planos recurso y cámara en mano para aligerar el rodaje.

La protagonista es una ninja que, tras la toma del poder por parte de un villano, reniega de su clan y decide enfrentarse a él para quedar en libertad.

Mika Hijii es una habitual de la acción televisiva (Garo, Kamen Rider Blade) y se desenvuelve a las mil maravillas en las luchas con espadas, llenas de acrobacias e inventivas coreografías. Lástima de todo el relleno que las envuelve.

Lo mejor: La acción y nada más que la acción.

Lo peor: Que Seiji Chiba no firme con pseudónimo estos trabajos que no están a la altura de Death Trance y Alien vs Ninja.

Ghost Revenger JK

AÑO: 2010

DIRECTOR: Seijiro Maejima

INT.: Ryo Shihono, Saru, Ikuo Ishida, Benny Yukihide, Junpei Nozaki.

GÉNERO: Comedia/Terror.

Madre mía. Del póster a la película va lo mismo que de Cuenca a Manchuria: una barbaridad. No es que ya no ofrezca lo que promete, es que es toda una tomadura de pelo.

Ghost Revenger JK es una película de presupuesto mínimo, una especie de comedia sobre una chica a la que un pervertido estrangula en un descampado delante de su novio. Este acude a una hechicera que resucita a la chica con ayuda de la magia negra. Como la chica se va descomponiendo por momentos, tapa su descomposición con vendas y tiritas, mientras beber un Red Bull japonés le da fuerzas para consumar su venganza.

Este argumento, con dinero y con alguien tras la cámara que haya dirigido en su vida otra cosa además de blandipornos igual hubiera dado de sí una cinta simpática de serie B. Aquí solo tenemos diálogos interminables, ausencia total de elementos exploitation, grabación en video barato y sopor infinito.

Lo mejor: Un poster que habrá hecho picar a más de un japonés.

Lo peor: In-fu-ma-ble.

Eternal Moment

AÑO: 2011

DIRECTOR: Zhang Yibai

INT.: Li Yapeng, Xu Jinglei, He Jie, Wang Xuebing, Liao Fan, Chapman To.

GÉNERO: Comedia romántica/Drama/Thriller.

Concebida como una secuela a una serie televisiva de hace 13 años, la película del director de Curiosity Kills the Cat nos ofrece tres historias independientes y al mismo tiempo relacionadas, interpretadas por los mismos actores, la historia de una pareja a través del tiempo, narrada desde un punto de vista de realismo mágico, a veces casi surrealista, pero siempre romántico.

Zhang Yibai divide el film y diferencia las historias convirtiéndolas en conceptualmente independientes. Desde el inicio en un Shanghai imposible, infográfico, donde el tiempo es capaz de detenerse cuando el protagonista no puede ver su programa deportivo favorito, a una historia de infidelidades y malos tratos hasta terminar en un encuentro donde nada es sencillo con Burdeos y su vino como marco de un relato en el que el hongkonés Chapman To hace una irritante aparición especial.

Otra cinta romántica poco convencional que merece la pena ser recomendada.

Lo mejor: El desconcertante primer episodio.

Lo peor: No será plato de buen gusto para los amantes de la lógica narrativa.

Sky Fighters

AÑO: 2011

DIRECTOR: Ning Haiqiang.

INT.: Crystal Huang, Wang Ban, Li Guangjie, Zhu Xinyun, Hu Ke, Ningning, Zhang Ningjiang.

GÉNERO: Acción.

Este Top Gun a la china ofrece dosis letales de nacionalismo y propaganda belicista. Afortunadamente, al contrario que muchas de las cintas similares que China producía hace décadas, Sky Fighters es un entretenimiento de media tarde que podría pasar por cualquier directo a video de aviones de guerra y pilotos con gafas de sol a la norteamericana (incluso hay una producción USA que se llama igual).

Tampoco es que lo que acabo de decir ofrezca demasiadas garantías, pero el espectador habitual de las modernas hazañas bélicas pasará hora y media distraído con la historia de un grupo de pilotos y sus misiones de entrenamiento que enfrentan a los dos equipos en los que se dividen. Una ornitóloga que trabaja en el cuartel se convierte en el objeto de deseo de los pilotos (no se imaginen un subargumento a lo Edwich Fenech, que la cinta es para todos los públicos) aunque tampoco se llega a concretar nada en ese sentido.

Lo mejor son los efectos especiales, con una infografía más que correcta la mayor parte del metraje y algunas maquetas que explotan en la parte final. Lo demás son atardeceres, música épica y travellings frontales.

Lo mejor: Para fans de Top Gun, Supercarrier y Aguilas de Acero.

Lo peor: Todo el tono propagandístico de la cinta.

The Slave Ship

AÑO: 2010

DIRECTOR: Satoshi Kaneda

INT.: Kyoko Aizome, Yota Kawase, Takashi Naha, Tadashi Naitoh, Akira Naka, Seiji Nakamitsu, Mami Ogawa, Mio Saegusa.

GÉNERO: Drama erótico.

Otro pinku eiga reciente de la productora Shin Toho, filmado en 35 mm con destino a salas especializadas. Aunque el género no me interesa lo más mínimo hay que reconocer que los aspectos técnicos están perfectamente cuidados, con una fotografía exquisita y una concepción del producto cercana a las sensibilidades del público art-house. Dicho esto, The Slave Ship ofrece cera en los pezones, bondage extremo, pissing y otras delikatessens para fetichistas (sin incluir sexo explícito).

La protagonista de esta adaptación de una novela de culto, Kyoko Aizome, ya estaba rodando productos similares durante los años 70 (e incluso apareció en la película X final de Traci Lords, Traci en Tokyo) con lo cual pueden ustedes imaginar que la señora ya tiene una edad. Aún así resulta perfecta para el papel, y sigue conservando una flexibilidad envidiable que comprobarán aquellos avezados que se atrevan a ver la película. Aquí interpreta a la mujer de un escritor especializado en sado-maso que participa en orgías con esclavas. La mujer mantiene una relación de abuso sexual con un joven, algo que alimenta la curiosidad del escritor.

Lo mejor: Depende de lo mucho o poco que te interese el bondage. Si es lo primero, no lo dudes.

Lo peor: Puede herir la sensibilidad de personas poco preparadas para lo que van a ver.

The Sultry Assassin (The Aphrodisiac Kill)

AÑO: 2010

DIRECTOR: Kenichi Fujiwara.

INT.: Rin Kawai, Asami, Taiga Eto, Ryoichi Inaba, Yoshihiro Sato, Akiho Yoshizawa.

GÉNERO: Chambara/Erótica.

Otro chambara erótico del montón al que ni la presencia de Asami redime de ser una completa pérdida de tiempo. Acción mala, dirección mala y unas cuentas secuencias de sexo para pajilleros. ¿Cuántas películas más de este tipo es capaz de absorber el mercado del video japonés?

La protagonista es una ninja que se hace pasar por prostituta para introducir un afrodisíaco en el gobierno y así derrocar a los mandatarios del clan. Un samurai la rescata y ayuda una noche en la que la chica coge frío (no es de extrañar la cosa) desconociendo las aviesas intenciones de la señorita.

El erotismo es el de siempre, sin desnudos completos, con manos bajo el vestuario y polvos simulados, y la acción es escasa y ridícula, con efectos de sonido sampleados de algún videojuego.

Lo mejor: Chicas desnudas. Si tienes menos de 15 años estas cosas siempre te pueden hacer gracia.

Lo peor: Torpe. Muy torpe.