I Am Father (I Am a Dad)

AÑO: 2011

DIRECTOR: Jeon Man-bae

INT.: Kim Seung-woo, Son Byung-ho, Kim Se-ron, Choi Jung-yoon, Im Ha-ryong.

GÉNERO: Thriller.

Los thrillers coreanos son como los huevos Kinder Sorpresa: nunca sabes que diablos te vas a encontrar. La mayoría de las veces has de sufrir refritos insípidos, otras (las menos) obras maestras como The Man from Nowhere. Encontrar una película como I Am Father, de la que no cabría esperar nada, y que resulte ser un thriller más que correcto, tampoco es nada desdeñable.

Y es que puede que esta no sea una obra maestra, pero a veces los mejores guisos son los que manejan ingredientes conocidos de la mejor manera posible.

Un policía corrupto y un hombre inocente condenado a prisión, las vidas de dos familias destruidas por culpa del primero. Venganzas, crímenes y una carrera contrarreloj por salvar una vida. Con este esqueleto se presenta la historia, en la que no falta el dramatismo de las pérdidas familiares (creo que este recurso lo usan allí hasta en el porno), algunas secuencias de acción y una realización que mantiene el pulso hasta el final. Recomendable para fans del cine negro coreano.

Lo mejor: Thriller de buen ritmo y una estupenda banda sonora que suena entre Jan Hammer y Joe Hisaishi.

Lo peor: Algunos resortes dramáticos, aunque, por alguna razón, resultan aquí menos molestos de lo habitual.

Anuncios

Gantz

AÑO: 2011

DIRECTOR: Shinsuke Sato

INT.: Kenichi Matsuyama, Kazunari Ninomiya, Takayuki Yamada, Natsuna, Yuriko Yoshitaka, Kanata Hongo, Tomorowo Taguchi, Ayako Yoshitani.

GÉNERO: Ciencia-Ficción/Acción.

No se han escatimado medios para llevar a la pantalla grande el manga Gantz, que ya había sido adaptado anteriormente en versión animada. Este blockbuster elimina todo rastro de sexo y rebaja un tanto el nivel de ultraviolencia, pero sigue siendo igual de adictivo y espectacular.

La historia arranca cuando un grupo de personas que estaban a punto de morir aparecen en una habitación blanca junto a una gran bola de metal. Pronto descubren que han sido salvados de la muerte por un ser misterioso llamado Gantz para que se enfrenten a criaturas extraterrestres que amenazan nuestro planeta.

La estructura del film peca de nuevo de los defectos comunes a las adaptaciones de cómics japoneses, resultando tan episódica como si estuviéramos viendo una maratón de episodios de alguna serie. Sin embargo, el gran nivel de las escenas de acción y efectos especiales (abundantes en la película) hacen que no pensemos demasiado en ello y entremos en el juego que nos propone el guión, que no evita guardarse algún as en la manga para la secuela inmediata.

Lo mejor: Lo rematadamente extraño de los extraterrestres. 100 % manga.

Lo peor: Algún que otro tiempo muerto, pero podemos aprovechar para ir al lavabo.

Another Gantz

AÑO: 2011

DIRECTOR: Shinsuke Sato

INT.: Kenichi Matsuyama, Haruhiko Kato, Kazunari Ninomiya, Takayuki Yamada, Natsuna, Yuriko Yoshitaka, Kanata Hongo, Tomorowo Taguchi.

GÉNERO: Ciencia-Ficción/Acción.

Cierto es que algunas de las escenas entre misión y misión de Gantz enlentecían un poco el ritmo de la película, pero tampoco era como para que se sacaran de la manga esta pseudosecuela (que no lo es) en la que prácticamente se limitan a resumir el metraje de dos horas de la original en 90 minutos y aún les sobra tiempo para añadir una subtrama tan innecesaria como cualquier programa presentado por J.J. Vazquez.

La “nueva” historia arranca cuando un testigo de la desaparición de los protagonistas tras el accidente del metro empieza a investigar acerca del misterioso suceso y encuentra por casualidad en internet un fichero de texto con la historia en primera persona de todo lo que sucede en Gantz.

Pues eso, con el pretexto del nuevo personaje, un resumen de la película para ir realimentando el apetito de los fans ante el estreno de la verdadera continuación. Mejor ver de nuevo la cinta original.

Lo mejor: Es una opción para fans de la película que solo quieran repasar los mejores momentos.

Lo peor: La anuncian como un Director’s Cut, lo que significa que el propio Shinsuke Sato se ha encargado de hacer este picadillo de su obra.

The Sylvian Experiments

AÑO: 2010

DIRECTOR: Hiroshi Takahashi

INT.: Yoko Chosokabe, Mina Fujii, Momoko Hatano, Tomohiro Kaku, Nagisa Katahira, So Kusakabe, Yuri Nakamura.

GÉNERO: Terror.

Cuando el mundo pensaba que ya estaba a salvo del J-Horror va el señor que lo inventó todo y se saca de la manga una nueva entrega. Bueno, en realidad no es tan nueva, que se ha pasado unos años en hibernación hasta que los americanos de Lionsgate decidieron poner de su parte para que no siguiera durmiendo el sueño de los justos.

El autor de The Ring firma aquí un extraño film de terror poco convencional, sin niños debajo de la mesa ni fantasmas de pelos largos (aunque hay pelos largos, no se vayan a pensar) en cierta medida heredero de la corriente que inaugurara Kiyoshi Kurosawa en Kairo.

Unos antiguos experimentos en el córtex cerebral que aumentan la percepción del paciente hasta poder ver lo que nadie ve son el punto de partida de la cinta, en la que unos jóvenes participan en una versión actual de la investigación.  Todo muy metafísico y con licencias fantásticas por doquier. No da miedo, naturalmente, pero resulta interesante dentro de su delirio creativo.

Lo mejor: Al menos no es la típica película de fantasmas.

Lo peor: No merece la pena buscar una respuesta racional a los enigmas de la película. No existe.

Once Upon a Warrior

AÑO: 2011

DIRECTOR: Prakash Kovelamudi.

INT.: Ali, Ravi Babu, Gunjan Bakshi, Tanikella Bharani, Brahmanandan, Shruti K. Haasan, Harshitha, Lakshmi Manchu.

GÉNERO: Aventuras/Fantasía/Musical.

Primera producción Disney en Tollywood (en Bollywood lleva ya unas cuantas estos últimos años), una cinta de aventuras fantásticas con un guerrero ciego, una niña con poderes, un héroe y una malvada que quiere terminar con la paz de un mundo fantástico.

Básicamente, ese es el argumento, completado con escenas de comedia, romance, acción y, como no puede ser de otra manera, números musicales a destajo. Que nadie piense que la casa del ratón ha influido de manera alguna en la occidentalización de la película. Quizá hayan tenido que ver en la total ausencia de violencia explícita (pese a que productos para todos los públicos made in India suelen ir cargaditos de ella) pero nada más. Producida y supervisada por el veterano Kodi Ramakrishna (el de Indiano Jones, amigos) es otro festín de efectos especiales al estilo telugu, repleto de criaturas, monstruos y magia, y ambientando en unos decorados entre el mundo de los Teletubbies y los reinos celestiales de las cintas de Luigi Cozzi. Cine familiar exótico con metraje desproporcionado.

Lo mejor: Buena producción, buena banda sonora a lo Vangelis.

Lo peor: La acción de Ku Huan-Chiu (14 Blades) y William Ong. El protagonista es un inútil de cuidado y las cámaras lentas no ayudan.

Idol Bomb

AÑO: 2011

DIRECTOR: Yasushi Koshizaka

INT.: Kana Anzai, Hiromi Nakata, Kunihiko Okuhara, Akari Ozawa, Rina Kirishima, Ryo Shihono, Satoshi Mikami, Nagisa Sasai.

GÉNERO: Thriller.

Otro megabodrio del director de Man Hunting rodado con el original estilo de falso documental y en el cual no hay absolutamente nada que lo haga recomendable para ningún miembro de la especie humana que no sea japonés y presente severos problemas mentales.

Una ídolo (de esas que protagonizan videos haciendo posturitas con la ropa puesta y cantan en grupos juveniles) despierta con una bomba adosada a su abdomen imposible de desactivar. La única posibilidad de escape es seguir las instrucciones que el maníaco le envía por sms, mientras la policía y la prensa siguen de cerca la situación.

Hasta los últimos minutos no hay movimiento en esta idiotez videográfica. Todo son entrevistas y declaraciones, intercalado con el día a día de la chica en una celda antiexplosiones custodiada por las fuerzas del orden. No hay más, ni despelote ni acción ni nada que compense el malgasto de tiempo. Al final explota la bomba, pero cualquier similitud con el tramposo póster es pura coincidencia.

Lo mejor: Que esta cosa la estrenaron en un cine de Japón. Con un par.

Lo peor: La carátula no tiene nada que ver con esta película de serie Z. Ni remotamente.

King of Boxing

AÑO: 2011

DIRECTOR: Lin Tianyi

INT.: Timmy Hung, Ye Xin, Zhou Mi, Xing Zi, Zhang Liang, Cui Lin, Du Xiaoting, Yue Yueli.

GÉNERO: Acción.

Otro refrito (con variantes) de Furia Oriental, con el hijo mayor de Sammo Hung repartiendo estopa en unas cuantas secuencias de kung fu televisivo.

Hung regresa a casa, con su mujer y su hija ciega, pronto le estarán obligando a subirse a un ring. Tendrá que volver a pelear por su familia.

Las artes marciales no están mal, son convencionales pero efectivas, aunque con lo que la carátula se atreve a decir se quedan bastante atrás.

A nivel de realización y producción es escasamente estimulante: los decorados y ambientación son los de la típica serie china de época, así como la insípida dirección, con la novedad que antes y después de sentarnos a ver la historía el bueno de Timmy aparece cual Alfred Hitchcock a soltarnos un rollo en mandarín imposible de descifrar (a menos que domines el idioma, claro). A él se le ve contento, al menos.

Lo mejor: Ver las peleas, y el resto a fast forward, aunque solo si eres muy fan del joven Hung (cada día más parecido a su señor padre).

Lo peor: Apenas tres secuencias de acción. Y esas frases falsas de la carátula.