Kepong Gangster

AÑO: 2012

DIRECTOR: Teng Bee

INT.: Melvin Sia, Henley Hii, Hero Tai, Rayz Lim, Billy Ng.

GÉNERO: Thriller

Si KL Gangster batió records de taquilla en Malasia, Kepong Gangster no se ha quedado atrás. Y eso que ambas, más allá del título, se parecen tanto como Dragon Lee al gran Bruce.

Precisamente, ahí radica una de las principales diferencias. Hemos pasado del cine de acción puro y duro, con coreografías a lo Donnie Yen, a una cinta de jóvenes mafiosos que remite sin pudor a la taquillera saga de los 90 Young and Dangerous. Todos  los elementos iconográficos de la saga de Andrew Lau están presentes: jóvenes guaperas de cuidada estética (con algún tontico en el grupo) que gustan de caminar en formación y cámara lenta, luchas a machete, rivalidades mafiosas, elementos románticos accesorios, y la crónica de la formación de un delincuente que ha sido usada mil y una vez en películas como la reciente Monga.

Pese a la ausencia de alardes marciales y sus tics televisivos fuera de lugar (esos fundidos a negro tan forzados) es una correcta aproximación al subgénero que va cogiendo fuerza según avanza la trama.

Lo mejor: El resurgir del cine cantonés malayo. Están en el buen camino.

Lo peor: El título puede llevar a engaño a los espectadores.

Score: 6/10

Taikun

AÑO: 2012

DIRECTOR: Ismail Bob Hasim

INT.: Zul Suphian, Adey Syafrien, Alex Yanz, Along Raja Lawak, Angah Raja Lawak.

GÉNERO: Comedia/Acción.

Puñetazos y humoradas en otra comedia malaya protagonizada por humoristas televisivos, en este caso un dúo a lo Bud Spencer y Terence Hill aficionados a parodiar a la comunidad china residente en el país, lo cual les ha valido no pocas críticas.

El oso y la ardilla son un par de vendedores de dvd piratas que terminan dentro del crimen organizado gracias a sus habilidades marciales. Una vez dentro, intentan compaginar su doble vida como ciudadanos normales junto a sus novias casaderas con los excesos del mundo del hampa, que incluyen el rodaja de cine porno.

Poco que reseñar excepto algunas secuencias de lucha que al principio sorprenden para después pecar de repetitivas y anodinas. Atronadora banda sonora (al estilo de la taquillera KL Gangster) y duración de poco más de 80 minutos.

Lo mejor: Tiene sus momentos de acción, especialmente durante la primera mitad.

Lo peor: Se va desinflando según avanza la película.

Score: 4.5/10

Songlap

AÑO: 2011

DIRECTORES: Fariza Azlina, Effendee.

INT.: Shaheizy Sam, Mohd Syafie Naswip, Sara Ali, Normah Damanhuri, Rashidi Ishak, Nasir Jani, Fauzi Nawawi.

GÉNERO: Thriller/Drama.

Interesante thriller dramático sobre dos hermanos que trabajan para una mafia organizada de tráfico de bebés. Un tema inédito para una cinematografía en pleno despegue.

El cine malayo parece haber encontrado dos vertientes que explotar en estos últimos años (tres, si contamos el ametrallamiento de cintas de terror de consumo interno): de un lado un cine de acción que tiene sus ojos puestos en sus vecinos indonesios y del otro un cine más allá de los convencionalismos comerciales que busca su lugar en los festivales de cine internacionales. Songlap pertenece a este último grupo.

Es una historia de bajos fondos, de vidas sin demasiado futuro, condenadas dentro de un sistema inamovible, que un día, por un trágico giro de los acontecimientos, pueden tener una oportunidad de cambiar. Es una historia de codicia y de amoralidad, pero también es una historia de amor y de lucha (no en sentido literal, esto no es KL Gangster).

Merece la pena echarle una ojeada.

Lo mejor: No es la típica cinta de gángsters malaya.

Lo peor: El desenlace puede descolocar a algún espectador.

Ah Beng, the Movie: Three Wishes

AÑO: 2012

DIRECTOR: Silver

INT.: Jack Lim, Gan Mei Yan, Royce Tan, Bernard Kiew, Chem Keat Yoke, Gam Jiang Ham, Jeff Chin, Jim Chong.

GÉNERO: Comedia.

La película arranca con una gran persecución automovilística y a los pocos minutos corre la emoción por nuestras venas pensando que vamos a descubrir una especie de comedia con acción a lo Ultra Force. La cara de tontos que se nos queda durante la hora y cuarto que sigue no tiene precio.

Y es que esa secuencia, situada fuera de lugar, avanza lo que va a suceder al final de la película, únicos minutos del film en los que la acción hace su aparición (si descontamos algunas posturitas de kung fu bufo y vampiros chinos saltarines). La película es una comedia de año nuevo, tradicional en todos los territorios de la diáspora china, repleta de secuencias prácticamente independientes y que irremisiblemente irán a parar en un happy ending.

El pretexto de Ah Beng the Movie (ah beng es el modo de llamar en Malasia y Singapur a los jóvenes chinos buenos para nada) es la como la vida de un joven en busca de triunfar (atención a la extensa parte del film dedicada a un talent show, toda una plaga moderna) se encarrila después de que su padre tiene un encuentro inesperado con el Dios de la Fortuna. Para públicos locales y naufragos que solo tienen esta película a mano.

Lo mejor: Sale el rodaje de una peli de vampiros chinos. Que nostalgia.

Lo peor: El fraudulento arranque del film.

Bunohan

AÑO: 2011

DIRECTOR: Dain Said

INT.: Zahiril Adzim, Faizal Hussein, Wan Hanafisu, Ho Yuhang, Pekin Ibrahim, Namron, Bront Palarae.

GÉNERO: Drama.

Los trailers llamaban a engaño. Sí, Bunohan es toda una sorpresa en el panorama del cine malayo, pero desde luego no va a ser otro aspirante al nuevo Ong-Bak. Principalmente porque está lejos de ser una película de acción.

Y es que aunque aparezcan combates (clandestinos) de muay thai, Bunohan es el drama existencialista de tres hermanos en fuga de sus vidas que regresan a una ciudad natal cuyo nombre significa muerte.

Rodada con un estilo bastante más cercano al cine Indie europeo que al cine de género oriental, la cinta se toma su tiempo para narrar las tramas interrelacionales que componen la historia. No llega a los delirios dementes de Apitchapong, pero tampoco quedaría muy lejos (en el caso de que las películas del tailandés tuvieran significados objetivos).

Interesante, pero tampoco va a cambiar el rumbo del cine moderno. Del malayo quizá.

Lo mejor: Técnicamente, en las antípodas del cine de gángsters filmado en video que tanto abunda por allí.

Lo peor: Los ataques metafísicos en la narrativa. La sombra del tío Boonmee es alargada.

Fist of Dragon

AÑO: 2012

DIRECTOR: Michael Chuah

INT.: Fiona Xie, Wang Xiaochen, Michael Chuah, Henry Thia, Monday Kang, Kelvin Lau, Jey Tong.

GÉNERO: Acción.

El cine de artes marciales está cada vez más deslocalizado frente a lo que una vez fue la cuna del género, Hong Kong. En esta producción unen sus fuerzas productoras de China (los productores de Ip Man 2, nada menos) Malasia y Singapur, para hacer un homenaje a las viejas cintas de bofetadas. Sin ir más lejos todo arranca como en Karate a Muerte en Bangkok (o en Le Llamaban Dragón Gordo).

Un joven viaja desde un pueblo chino para ayudar en un establecimiento de comidas que sufre la extorsión y amenaza de la imprescindible banda de mafiosos locales. Por suerte, el muchacho domina el kung fu como nadie e intentará poner las cosas en su sitio.

La película puede que no gane premios por su calidad cinematográfica (en guión y dirección apenas llega a un aprobado justito) pero en lo que a acción se refiere no puede hacer más feliz al aficionado al reparto de tollinas: su protagonista se desenvuelve en la pantalla a velocidad de vértigo, con unas coreografías al estilo Donnie Yen, brutales y ágiles. Todo un descubrimiento, tanto protagonista como antagónico, así como el coreógrafo, uno de los ayudantes de Sammo Hung en las coreografías de la saga del maestro de Bruce Lee. Para amantes del cine de acción marcial puro y duro.

Selección Oficial Nits de Cinema Oriental 2012

Lo mejor: Excelentes coreografías con planos largos. En las antipodas del estilo americano.

Lo peor: El guión es progresivamente demencial, incluyendo mad doctors.

Karak

AÑO: 2011

DIRECTOR: Yusry Abdul Halim

INT.: Shera Ayob, Md Eyzendy, Sidek Husin, Kilafairy, Shahir Zawawi.

GÉNERO: Terror/Comedia.

El cine de terror malayo suma y sigue por los mismos derroteros, entre la comedia y el drama. Tras un trailer que prometía bastante (por lo menos buenos efectos especiales, cosa que cumple) nos encontramos ante otro batiburrillo basado en supersticiones locales, otro rosario de fantasmones que salta del humor grueso (chistes de pedos, toda una delicatessen fílmica) a lo de siempre. Esperaba bastante más de los Kru Studios (Cicakman, The Malay Chronicles, etc.)

La historia es de cajón: grupo de chavales viajando de noche, toman un atajo para llegar antes a su destino y empieza el show paranormal.

La primera mitad es bastante similar a cualquier otra cinta del género (sección Kuala Lumpur) pero según avanza solo es reseñable por algunos maquillajes, porque el terror se esfuma para dar paso a una performance fantástico-religiosa de lo más psicotrónica. Para fans del asunto.

Lo mejor: La producción está años luz de las series B de terror malayas rodadas en video barato.

Lo peor: El guión es escasamente consistente como para recomendarla a públicos occidentales.