Geisha vs Ninjas (Geisha Assassin)

AÑO: 2008

DIRECTOR: Go Ohara

INT.: Minami Tsukui, Shigeru Kanai, Nao Nagasawa, Taka Okubo, Satoshi Nakuzen, Shijo Korimoto, Kaori Sakai, Makoto Kai.

GÉNERO: Acción.

Aunque no pertenece al Neo-Action esta película sigue fielmente los preceptos inherentes a aquel sello: acción pura y dura, sin perder el tiempo en explicaciones superfluas. Sus creadores ya pueden estar orgullosos: Geisha vs Ninjas es cien por cien acción. Como lo estáis leyendo.

La historia es mínima: una geisha entrenada por su padre en el arte de la espada busca al asesino de este. En su camino se va encontrando a los más variopintos enemigos imaginables: desde monjes expertos en kung fu a ninjas, pasando por demonios de cabezas voladoras o una apache. Y es que esta película de Go Ohara es el Ninja the Final Duel japonés. Hasta los ninjas que aparecen son de la vertiente taiwanesa, voladores y absurdos, en vez de los nipones fieles a la tradición.

Los amantes de las artes marciales y la acción oriental se lo pasarán en grande. No hay un segundo de descanso y las secuencias de acción y stunts no admiten pegas. No en vano todo el equipo del film proviene del tokusatsu y ha trabajado en títulos como Masked Rider, Death Trance y en decenas de videojuegos como Metar Gear Solid 4, Devil May Cry 3 o Xenosaga, a traves de la compañía de efectos de cable Uden Flame Works. No hay que decir mucho más, salvo que no os la perdáis.

Lo mejor: Un magnífico trabajo de stunts y coreografías.

Lo peor: Esperar ver algo parecido a las geishas de Kenji Mizoguchi.

Anuncios

The Slit-Mouthed Woman 2 (The Scissors Massacre)

AÑO: 2008

DIRECTOR: Kotaro Terauchi

INT.: Rin Asuka, Yukie Kawamura, Yosuke Saito, Mayuko Iwasa, Miki Hayashi, Erina, Kota Kusano.

GÉNERO: Terror.

Hace unos años, cuando vi A Slith-mouthed Woman en un festival de cine, yo y los que estaban viéndola conmigo no estábamos muy seguros de si la película se tomaba en serio a sí misma, si se trataba de una cinta de terror para niños o si era simplemente una comedia sutil. Lo que si tengo claro es que no paramos de reírnos en toda la parte final del film. Sin embargo esta secuela parece apostar más por el drama. Una familia destrozada por los celos, una chica con un futuro romántico prometedor a la que desfiguran la cara con acido por error (tampoco tanto, he de apuntar) y un misterioso asesino en serie que esta diezmando las alumnas de un colegio.

La dirección de Kotaro Terauchi deja claro que se siente mucho más cómodo dirigiendo una película fuera del género terrorífico. De hecho, tarda casi 40 minutos en sentar las bases de la trama de terror, jugueteando con el drama costumbrista y la vida de una familia de clase media japonesa. De hecho es su única cinta de este tipo. Antes de esta había dirigido dos comedias románticas homosexuales y después ha seguido con el cine dramático hasta su última película, Carrasco Rider, una cinta que parece ser del estilo de Minoru Kawasaki (Pussy Soup). Esto no significa que no tenga sus buenos momentos de violencia y terror. De hecho, considero que esta secuela es bastante superior a la original, con su estrambótica villana y su indefinición genérica.

Lo mejor: No es la típica tontería del J-Horror. Da gusto ver como progresa la película sin sustos gratuitos ni pelucones bajo la cama.

Lo peor: Que su virtud se convierte en su principal defecto a los ojos de los seguidores acérrimos del cine de terror japonés.

All’s Well Ends Well 2009

AÑO: 2009

DIRECTOR: Vincent Kok

INT.: Sandra Ng, Louis Koo, Ronald Cheng, Raymond Wong, Miki Shen, Yao Chen, Guo Tao, Charlene Choi.

GÉNERO: Comedia Romántica.

Las comedias de año nuevo chino son una tradición en Hong Kong como es el cinepanettone que llega todas las navidades a los cines de Italia. Entre todas ellas, la saga All’s Well ends well es la más longeva, fiel a su cita anual (con algunas ausencias intermitentes) desde 1992. Curiosamente, esta entrega es la más parecida de todas a sus equivalentes italianas. Si cambiamos a Louis Koo por Christian de Sica, y al lago Qiandao por Cortina d’Ampezzo puedo asegurar que no habría diferencia alguna entre ambas vertientes.

A punto de estrenarse All’s Well Ends Well 2010 (dirigida por Herman Yau, nada menos) la cinta precedente en una de las más divertidas que recuerdo. Los seguidores habituales de la saga (que lejanos quedan aquellos años en los que Stephen Chow era el rey de la función) conocen de antemano los ingredientes de estas películas: enredos sentimentales, cameos de celebridades (como Donnie Yen, pestañea y no lo ves), notas de humor surrealista a la cantonesa, y un final feliz en el que todo el mundo resuelve sus problemas. En esta ocasión Louis Koo (más moreno que Morgan Freeman) interpreta a un maestro del arte de la seducción, el Dr. Cho, que parece ser la última oportunidad de lograr que el personaje que interpreta Sandra Ng (no pasan los años por ella, al contrario, cada día parece más joven) logre abandonar la soltería y liberar del infierno a su familia (especialmente a su hermano, interpretado por el comediante y cantante Ronald Cheng) y a sus compañeros de trabajo.

Lo mejor: Despues de haber soportado aberraciones como Hymalaya Singh estos últimos años, ver esta película te devuelve la fe en la comedia cantonesa.

Lo peor: Que All’s Well Ends Well 2010 pueda no estar al mismo nivel. Su guionista, Edmond Wong (Ip Man) no ha escrito una comedia en su vida.

Luck

AÑO: 2009

DIRECTOR: Soham Shah.

INT.: Imran Khan, Sanjay Dutt, Mithun Chakravorty, Danny Denzongpa, Shruti K. Hasaan, Ravi Kishan, Chitrashi Rawat.

GÉNERO: Thriller/Acción.

Algunos han apuntado la posibilidad de que Luck fuese un remake de 13 Tzameti. Desde luego, los lumbreras que han hecho tal afirmación no deben haber visto alguna de las dos películas. Posiblemente ninguna. Y es que las similitudes con la película francesa terminan con la escena de la ruleta rusa. Pero empecemos por el principio.

Sanjay Dutt interpreta a un hombre que ha hecho su fortuna a base de jugarse el pellejo. Es el hombre con más suerte del mundo y busca por todas las latitudes del globo terráqueo a otras personas como él para que se enfrenten en unas olimpiadas de la muerte en las que el ganador será muy, muy rico. A través de distintas pruebas eliminatorias y letales cada vez quedarán menos concursantes en juego, mientras miles de jugadores apuestan en vivo a través de internet.

Luck son dos horas y media que pasan volando en una película que juega al juego del suspense con localizaciones exóticas y un plantel impresionante con Sanjay Dutt, Mithun Chakravorty y Danny Denzongpa. Por el argumento alguien podría plantearse que el film busca algún tipo de crítica a los realities cada vez más silvestres, pero no es así. Esto es cine entretenimiento, diversión cinematográfica que transcurre in crescendo hasta el gran final con helicópteros, espadas samurai y peleas encima de trenes en marcha. Por todo eso, y por muchas otras cosas yo le doy máxima puntuación. Y quien no esté de acuerdo que vaya a la filmoteca.

Lo mejor: El making of de los créditos finales donde vemos como el reparto ha realizado sus stunts sin dobles, a lo Jackie Chan.

Lo peor: Me inquieta Imran Khan. Es la mezcla perfecta entre Fernando Alonso y Bustamante.

Tokyo Gore School (School Dark Site)

AÑO: 2009

DIRECTOR: Yohei Fukuda

INT.: Masato Hyugaji, Takafumi Imai, Kenta Itogi, Shinwa Kataoka, Kohei Kuroda, Nako Mizusawa, Shunya Shiraishi, Yusuke Yamada

GÉNERO: Drama/Acción.

Mienten. En este colegio no hay gore. Y está por ver que suceda en Tokio. Disfrazar un bodrio sobre abusos en los colegios que al mismo tiempo intenta ser un exploitation de esa memez llamada Crows Zero debería estar penado con cárcel. Por lo menos.

La historia está basada en una base real: páginas webs que los alumnos descontrolados usan en Japón para reírse de sus compañeros y sus profesores. Aquí los miembros de esas páginas entran sin quererlo en un juego por móvil en el que tendrán que enfrentarse entre ellos para ganar puntos y evitar que sus miserias más ocultas se conviertan en la comidilla de la escuela.

Ya no es que la falta de violencia explicita sea un problema (Mi Vecino Totoro no la tiene tampoco y mira si es buena) lo malo es que Tokyo Gore School carece de cualquier elemento que la haga atractiva a mis ojos. Sí, hay muchas peleas (torpes) y una persecución con un par de momentos de parkour que casi me despiertan del sopor, pero me resulta dificil identificarme con esa pandilla de borderliners con peinados molones que dan de hostias a los más débiles, por mucho que el protagonista busque la redención cómplice del público. Desde luego, si la acción fuera medianamente potable, no tendría problemas en ver como machacan a los nerds, pero con las carencias en este sentido del film no encuentro razón alguna para recomendarlo. Sencillamente, esperaba más del director de Oneechambara, the Movie.

Lo mejor: Elegir un mal menor. A mí me repatean por igual, pero quizá vosotros os lo paséis mejor repasando Crows Zero.

Lo peor: Engañar vilmente con un título que hace pensar en un festival gore a lo Tokyo Gore Police.

The Storm Warriors

AÑO: 2009

DIRECTOR: Danny Pang, Oxide Pang

INT.: Aaron Kwok, Ekin Cheng, Nicholas Tse, Charlene Choi, Kenny Ho, Lam Suet, Simon Yam. Patrick Tam.

GÉNERO: Comedia/Acción.

Da igual que sean los hermanos Pang los que estén detrás de la cámara. Bastaba con alguien con un mínimo de oficio para orquestar el festival de efectos visuales. Un espectáculo de luz y de color (como cantaba Marisol) destinado exclusivamente a los acérrimos fans del cómic que se conozcan al dedillo las aventuras de sus protagonistas y puedan descifrar qué diablos está pasando. Los demás, como los analfabetos, nos tendremos que conformar con mirar las estampitas.

Y es que esta esperada secuela me ha remitido a las sensaciones que tuve cuando vi la reciente versión animada dirigida por Dante Lam, Storm Riders: Clash of Evils: no me enteraba de nada. Las presentaciones de los personajes son nulas (es como presentar a Mortadelo.  ¿Qué por qué es así? No hagas preguntas estúpidas, todo el mundo le conoce) y las situaciones los muestran dentro de una historia que comienza en el climax de otra y que ni siquiera termina, ya que el manhua de Ma Wing-Shing parece ser infinito.

A nivel de acción, y complementando las luchas previsibles a lo Son Goku, la mayoría de enfrentamientos se convierten en plagios directos de las escenas de luchas de 300, mimetizando la estética y los efectos de montaje. Un cero en originalidad a los hermanitos.

Por lo demás, siempre es un placer reencontrarse en la pantalla con Ekin Cheng (una de las estrellas más fulgurantes de los 90 y que hoy en día se encuentra en horas más que bajas) o Kenny Ho (lo mismo, pero de los años 80).

Para disfrutarla, salvo que tengas la casa llena de tebeos chinos, lo mejor es reducir su argumento a la eterna lucha del bien y el mal, y tomarse todo lo que acontece como si estuviéramos delante de aquellas viejas cintas de swordsplay taiwanesas en las que todo era posible y la historia indescifrable.

Lo mejor: Un gran espectáculo visual, una cinta que habría que ver en pantalla grande para apreciar todo su exceso de efectismos infográficos.

Lo peor: No la han hecho pensando en la gente que no ha leído el cómic. Esto no es Hollywood.

Mr. Tadano’s Secret Mission: From Japan With Love

AÑO: 2008

DIRECTOR: Hisashi Ueda

INT.: Katsunori Takahashi, Rina Aikawa, Tatsuo Umemiya, Hidekazu Akai, Choi Hong-Man, Hatsunori Hasegawa.

GÉNERO: Comedia/Acción.

Hasta ver esta película no tenia conocimiento del fenómeno que representaba Mr. Tadano’s Secret Mission en Japón. Un longevo manga de Kimio Yanagisawa (20 tomos) que ha estado seis años en antena en una adaptación televisiva en imagen real y que se ha llevado a la pantalla grande con gran fortuna. Por lo menos, yo me lo he pasado en grande.

Tadano es un ejecutivo de una agencia de publicidad apocado y torpe. Nadie podría sospechar que detrás de ese desgarbado muchacho de enormes gafas se esconde un superagente que vela por los intereses de la empresa. Cuando contratan a una super-idol para la campaña anual de una cerveza aparecerán misteriosas amenazas de muerte y accidentes nada fortuitos. Será el momento de descubrir quien está detrás.

La cinta de Hisashi Ueda (que ya dirigiera un par de películas para televisión basadas en el personaje) es dinámica y rabiosamente entretenida, combinando los momentos de investigación en ese estilo hibrido que reconocerán los seguidores de Bayside Shakedown y similares con momentos de comedia surreal al estilo manga (incluyendo numerosas notas de humor picante que no suele verse fácilmente en el cine mainstream) y suficientes secuencias de acción en las que Tadano se convierte en un Bruce Lee japonés enfrentado a un gigante chino que le dobla la estatura. Posiblemente, una de las películas niponas más divertidas en cartel el año pasado (se estrenó a finales de diciembre del 2008).

Lo mejor: Cuando crees que todo ha terminado…aun hay más! Un gran final para una cinta palomitera al máximo.

Lo peor: Que todo ese universo sea completamente desconocido en occidente.