Cut

AÑO: 2012

DIRECTOR: Amir Naderi

INT.:  Hidetoshi Nishijima, Takako Tokiwa, Takashi Sasano, Shun Sugata, Denden, Takuji Suzuki, Ikuji Nakamura.

GÉNERO: Drama.

El director israelí Amir Naderi tiene sobre sus espaldas una longeva filmografía que se divide entre el cine que rodó en su país durante los años 70 y 80 y su posterior etapa arraigada en el underground newyorkino. Afincado ahora en Japón, dirige allí Cut, un desgarrado homenaje al mundo del cine disfrazado de yakuza eiga. Un monumental macguffin de dos horas para gritar alto y claro contra el poder de las majors y su aniquilación sistemática del cine genuino, más allá de los productos de marketing de usar y tirar.

Un cineasta debe de pagar una deuda contraída por su hermano a unos mafiosos. Ante la imposibilidad de saldarla en los plazos establecidos decide venderse como punching man, para ser golpeado brutal y sistemáticamente a cambio de dinero. Un argumento simbólico en el que el gran jefe y sus gángsters sustituyen en imagen a Hollywood y las majors, mientras que el golpeado y humillado protagonista representa al cine (mejor dicho, EL CINE), que aún en el peor momento de crisis ha de tragarse el orgullo y seguir vendiéndose para poder subsistir.

Esta parábola desprovista de toda sutileza incluye homenajes directos a todos los grandes directores de la historia del cine, repasando durante los últimos minutos de proyección los 100 mejores films según su realizador, en un doloroso montaje pensado para llevar al éxtasis a los cinéfilos empedernidos y aburrir hasta la extenuación a aquellos poco interesados en la materia.

Lo mejor: A poco que sufras de cinefilia incurable te emocionarás a la vez que sientes la misma rabia que su autor.

Lo peor: Algunos se han quejado que en la película aparecen los finales de cintas como Centauros del Desierto o Ciudadano Kane. La culpa es de los que no las han visto, no del director.

Score: 8/10

Anuncios

The Sword Identity

AÑO: 2012

DIRECTOR: Xu Haofeng

INT.: Song Yang, Yue Singwai, Ma Jun, Zhao Yuanyuan, Xu Fujing, Ma Ke, Yao Weiping, Liu Zhexin.

GÉNERO: Wuxia.

El guionista del próximo film de Wong Kar-Wai centrado en la figura del maestro Ip Man juega a deconstruir visceralmente el wuxia, creando un film que resultará mucho más atractivo para los habituales de festivales de clase A mucho antes que para los fans del género de los guerreros voladores. Un experimento paródico que altera las convenciones milenarias dando como resultado una cinta de humor sutil, con una atmosfera que evoca las cintas de He Ping o Yoji Yamada, un chambara chino que hace una hipérbole de los tópicos desde la más profunda de las devociones.

Un espadachín intenta, con escasa fortuna, acceder al arte marcial definitivo. Para ello antes ha de vencer a todas las escuelas de la región, cosa que intenta con la ayuda de su enorme espada japonesa. Aprovechando que el joven porta tan exótica arma, un oficial lo acusa de ser un pirata nipón como medio para que le condecoren por su captura.

La dirección de acción es efectiva, pero teniendo en cuenta que se trata de una sátira (siempre sutil, no hay lugar para la carcajada o la humorada explícita) nada es como el espectador esperaría. Excelente banda sonora, que crea esa atmosfera zen que sitúa muy bien el film en un  terreno inesperado.

Lo mejor: Hacer un homenaje a un género popular desde una perspectiva tan personal.

Lo peor: No es apta para espectadores que solo esperen piruetas a lo Ching Siu-Tung.

Score: 7.5/10

About the Pink Sky

AÑO: 2012

DIRECTOR: Keiichi Kobayashi

INT.:  Ai Ikeda, Ena Koshino, Reiko Fujiwara, Tsubasa Takayama, Hakusyu Togetsuan.

GÉNERO: Comedia.

La deconstrucción de géneros populares podría quedarse en un ejercicio de estilo más sino fuera por la capacidad de autoparodia que destila el realizador de la saga de V-Cinema Honey & Bunny. Un original juego con el espectador que es mucho más satisfactorio de salida que de entrada.

Un grupo de adolescentes protagonizan un guión que parece beber en su mayor parte de las anodinas aventuras juveniles femeninas tan en boga en los 60 y 70. Tan simple como los ingredientes del café con leche, es la historia de una quinceañera y sus amigas, que tras prestar el dinero de una cartera perteneciente a un joven un poco mayor que ellas, se comprometen a escribir para él un periódico en el que solo aparezcan noticias positivas. Este punto de partida continúa desafiando las decisiones narrativas lógicas que el espectador avanza en su cabeza, introduciendo elementos extraños e inquietantes, hasta un desenlace digno de Takashi Miike, donde la tomadura de pelo se eleva a terrenos de la genialidad. Curiosa la elección estética del blanco y negro (que utiliza para una de las bromas más discutidas del filme) o la ausencia de banda sonora incidental. Una gamberrada de autor no demasiado lejos de la nouvelle vague.

Lo mejor: El histrionismo gesticular de la protagonista.

Lo peor: El demencial uso de los efectos de sonido buscando el gag imposible.

Score: 6.5/10

Bad Girls

AÑO: 2012

DIRECTOR: Weng Jing-Ting

INT.: Ella Chen, Mike He, Ivy Lin, Fang Chi-You, Chris Wang, Wu Pao-Chun, Jack Kao, Kitamura Toyoharu.

GÉNERO: Comedia Romántica.

El logo de Disney antes de que empiece la película no deja lugar a dudas: Bad Girls es una película para quinceañeras enamoradizas que difícilmente alcanzará un público fuera de ese target.

La protagonista es una adolescente dura como el acero cuyos golpes hacen temblar a todo el instituto. Por alguna razón odia a los hombres (no hay trauma, es todo un chiste) y la idea de tener noviete ni se le pasa por la cabeza. Hasta que la superestrella del cine más amada por las teens se traslada a su instituto para rodar una película.

Se esperaba que la acción tuviera algo de sustancia o que el humor manga de su arranque se desarrollara in crescendo. Pues no. Cuando el amor entra por la puerta el cine sale por la ventana. Si no llevas una mochila de Hanna Montana o una carpeta de High School Musical posiblemente acabes mirando el techo a los 15 minutos.

Lo mejor: Los primeros minutos, con ese travelling lateral a lo Oldboy.

Lo peor: Que no tarda en mostrar sus verdaderas cartas.

Score: 4/10

The 13th Planet (Der Dreizenhte Planet)

AÑO: 2012

DIRECTOR: Ginta Jinji

INT.: Leo Saionji.

GÉNERO: Ciencia-Ficción.

Vorarefilia a tope en la última película de Ginta Jinji, un tipo que sabe como lograr un acabado de serie B con presupuestos de serie Z. De hecho, The 13th Planet está bastante mejor que muchas de las primeras películas de la productora Asylum.

Tras una hibernación espacial, la protagonista se despierta en su nave comprobando como los miembros de su tripulación están aquejados de la epidemia de Rape Zombie. Mientras intenta escapar de ellos la nave vuela a la deriva hasta que se estrella en un planeta desconocido lleno de junglas, cataratas, monstruos gigantes y criaturas tentaculares con una afición extrema por introducirse en orificios humanos. La chica intenta sobrevivir como puede, masacrando criaturas y masturbandose ocasionalmente, hasta que se encuentra cara a cara con un destino fatal.

Nada que ver con las cintas de tentaculos en las que el 90 por ciento son violaciones extraterrestres. Sorprendentemente, prima la historia por encima del sexo (que tampoco hay demasiado) y contiene una dosis de aventura y escenarios naturales rara vez vistos en este tipo de producciones.

Lo mejor: La escena a lo Lara Croft contra el monstruo gigante.

Lo peor: Dura hora y media. Con 20 min. menos sería hasta recomendable.

Score: 3.5/10

The Horrible Hotel

AÑO: 2012

DIRECTOR: Zhang Laizhi.

INT.: Victor Chen, Angela Gong, Zhao Ming, Anya Wu, Li Jing, Dong Lifan, Lai Xi.

GÉNERO: Terror

Allá vamos de nuevo. Otra de terrores chinos con fantasmas y fenómenos extraños. ¿Pero no habíamos quedado que esas cosas estaban prohibidas en el cine chino? Naturalmente. Es por eso que la mayoría de este tipo de películas sufren del síndrome Scooby Doo (al final el fantasma es un tipo disfrazado). Bueno, en esta optan por cambiar un poco el chiste echando mano del ya famoso desenlace estilo Los Serrano. Sí, ese que hace que se te ponga cara de bobo por haber perdido 90 minutos de tu vida viendo los sueños nocturnos de un señor cualquiera.

Todo arranca con una pareja que para a hacer noche en un motel. No tardan en sufrir las imprescindibles apariciones espectrales, esta vez relacionadas con una pareja que vivió una historia de amor desgraciada años ha. Como curiosidad, parte de modelos y demás fauna televisiva en el reparto, el protagonista es el hermano de la cantante y actriz hongkonesa Kelly Chen (Tokyo Raiders).

Lo mejor: Nos pasamos la película pensando como se las van a arreglar para que no haya fantasmas en una película de fantasmas.

Lo peor: La secuencia final (la del sueño) es un postizo que nada tiene que ver con el resto de la película.

Score: 3/10

Rape Hunter Development Project: Dark Kill Panther

AÑO: 2011

DIRECTOR: Takashi Mutsuki

INT.: Tsubaki Kato, Erika Iikura, Takuya Koike, Ryo Kurihara.

GÉNERO: Acción/Ciencia-Ficción/Porno.

Veinte minutos, veinte, dura la sensación de estar viendo una película. A partir de ese momento, o te lo tomas como una extravagancia transgresiva (cosa imposible, ya que hay miles de películas tan anárquicas como esta) o pulsas stop.

Un grupo terrorista internacional quiere terminar con el orden establecido, para lo cual está aniquilando a las superheroínas de ambos lados del Atlántico. Con la ayuda de Batman (que, como todos sabemos, en sus ratos libres se dedica al vampirismo y la violación) secuestran a unas Power Rangers, a Wonder Woman y a Supergirl, a las cuales se enfrentan en unas desopilantes escenas de acción. En el minuto 20, secuestran a Supergirl y el tempo acelerado de la cinta se frena en seco. Empieza la desesperación en el espectador: 15 minutos de estrangulamiento en el suelo; 15 minutos de Batman follándose a la Superchica (escasamente erótizante, por otra parte); otro polvo de 15 minutos con el hombre murcielago dandole mandanga a la rubia hasta que se le ponen los ojos en blanco (con unas lentillas que ni John Carradine en La Centinela) y se acabó lo que se daba.

Lo mejor: La dirección de los primeros minutos es bastante buena, evidencia un milimetrado story-board.

Lo peor: Quince minutos de estrangulamiento absurdo. Ni Apitchapong con sobredosis narcótica.

Score: 3/10