The Microchip

250111_the%20microchip_02.jpg

AÑO: 2011

DIRECTOR: Krissanapong Rachata.

INT.: Simon Kook, Akarin Akaranitimaytharatt, Padung Songsang, Anuwat Tarapun, Sakchai Yukhachen, Pornwipa Watcharakaroon.

GÉNERO: Comedia/Acción.

Aunque no sea un plato para todos los paladares, The Microchip recupera bien el espiritu de las comedias de acción hongkonesas de finales de los 80, con un toque de las especias locales (chistes de tetas y travestis, un clásico).

En sus menos de 80 minutos, un luchador con pinta de Tony Jaa demente (Simon Kook, coronado como el sucesor del protagonista de Ong-Bak tras sus virales en internet), ha de recuperar un microchip que ha caído en manos de un camarero. Los amigos de este le ayudan a intentar escapar, pero el mercenario es tan invencible como un Terminator.

De factura técnica impecable, intercala momentos serios con la demecialidad de la comedia thai más localista, incluyendo apariciones de algunos cómicos que ya resultan reconocibles incluso para los casuales de este cine. La acción es el principal atractivo de la película, muy del estilo Hong Kong con los exóticos añadidos del imprescindible muay thai. Como curiosidad, Simon Kook trabajó como doble del propio Tony Jaa y de Johnny Nguyen en unas cuantas películas.

Lo mejor: Para fans de la saga de Los Supercamorristas y la comedia tailandesa.

Lo peor: The Microchip no es la película que los fans de la acción pura y dura esperaban tras ver a Kook en el corto Siam Fighter.

Score: 7/10

Fighting Fish

fish4-ss

AÑO: 2012

DIRECTOR: Julaluck Ismalone

INT.: David Ismalone, Jakkrit Kanokpojananon, Jawed El Berni, Jirantanin Pitakporntrakul, Suchao Pongwilai.

GÉNERO: Acción.

Siguen apareciendo aspirantes a rellenar el hueco dejado por la falta de concreción de proyectos de Tony Jaa y el resto de efímeros integrantes del star-system del nuevo cine de accdón tailandés. Los responsables de esta película intentan coger el camino más corto, creando una Panna-exploitation que copia todas las coreografías y stunts de cintas como Ong-Bak, Thai Dragon o Born to Fight. Y encima ruedan en inglés, para ponérselo más fácil a los distribuidores occidentales.

Lamentablemente, la película no es lo que se dice brillante. El guión recupera la clásica trama de hermano que ha de luchar para conseguir el dinero que pague la operación de su hermana (algo que incluso ya había sido usado en una película poco memorable de Panna Rittikrai, Power Kids), completa con redes de lucha ilegal a lo Kumité y romance interracial.

No es que la cinta vaya a quedar huérfana de público (los fans del género se las han visto muchos peores estos últimos años) pero para llegar al mainstream hay que hacer algo más que un refrito recalentado.

Lo mejor: Durante la primera media hora, tenemos persecuciones, parkour y peleas callejeras.

Lo peor: Para ser una película tailandesa, estos quedan retratados como timadores, racistas y delincuentes alevosos.

Score: 5.5/10

Kill’em All

kill_em_all

AÑO: 2012

DIRECTOR: Raimund Huber

INT.: Johnny Messner, Gordon Liu, Ammara Siripong, Tim Man, Rashid Phoenix, Joe Lewis, Brahim Achabbakhe, Erik Markus Schuetz.

GÉNERO: Acción.

Bangkok Knockout fue uno de los grandes fracasos de los creadores de Ong Bak. La acción era divertida, pero el argumento no había por donde cogerlo. Ese modelo sigue esta serie B tailandesa rodada en inglés por el director de Bangkok Adenaline. Lo malo es que la acción aquí es bastante menos divertida.

Los protagonistas se cuentan entre los asesinos más despiadados de su gremio. Capturados y colocados en un edificio abandonado, han de enfrentarse entre sí, además de combatir contra ninjas, enmascarados y un fatigado Gordon Liu con muchas facturas que pagar.

Tim Man, coreógrafo y protagonista, tiene amplia experiencia en el género (pudimos verle en acción en Ong Bak 2 o Raging Phoenix) y a él se le deben algunos momentos aislados de brillantez en las peleas. El resto es puro caos, acumulación de porrazos sin sentido, el festival de la cachetada y el puntapie. Supongo que la intención de sus creadores era la de lograr una película con el espíritu de los videojuegos de peleas. Si es así, lo han conseguirlo. Lástima que la película sea tan divertida como mirar durante hora y media como juega otro mientras tú te mueres de asco.

Lo mejor: Alguna pelea, especialmente cuando a Man le da por las acrobacias.

Lo peor: Gordon Liu tiene solo 57 años, pero pelea aquí como si tuviera 90.

Score: 5/10

407 Dark Flight

407 dark

AÑO: 2012

DIRECTOR: Isara Nadee.

INT.: Unchalee Hassadeevichit, Peter Knight, Paramej Noiam, Kristen Evelyn Rossi, Jonathan Samson, Sisangian Sihalath, Namo Tongkummnerd, Patcharee Tubthong.

GÉNERO: Terror.

Nos las prometíamos muy felices con la original premisa de mezclar el género catastrófico aéreo con el cine de fantasmas. Y además en 3D.

Aquí, el equipo de la saga gore Art of the Devil cambia de registro para narrar la aventura de un vuelo maldito en el que un avión victima de un accidente aereo en el que murieron infinidad de personas es reparado y puesto en servicio con la aparición estelar de unos pasajeros que no estaban en la lista.

Todo transcurre de un modo insultantemente convencional, presentando las típicas historias paralelas de los pasajeros y tripulantes mientras hacen su aparición los resortes habituales de este tipo de cintas. Pocas ocasiones de terror, unidas a una ininspirada dirección y un gimmick tridimensional, que desaparece en su versión doméstica, convierten este título en una recomendación exclusiva para completistas del terror thai.

Lo mejor: Moderadamente entretenida, mucho mejor que otros intentos recientes del horror tailandés.

Lo peor: Demasiado mainstream, demasiado efecto por ordenador.

Score: 5/10

Sweet and Sour Revenge

sweet sour

AÑO: 2012

DIRECTOR: Nui Choenyim

INT.: Nui Choenyim, Anna Chuanchuen, Pongneng Choenyim, Choompoo Gonbai, Noolek Gaga, Noota Chanpen.

GÉNERO: Comedia.

El Sr. Choenyim es el equivalente tailandés de Andrés Pajares. Otrora un cómico omnipresente en cine y TV, hoy subsiste haciendo galas en restaurantes y salas de fiestas de Bangkok. En este directo a video se reúne con otros tantos comediantes locales (a algunos les tenemos vistos de las cintas de Yuthlert Sippapak, gran fan de estas cosas) para dirigir un esperpento de consumo rápido y chistes casposos. La soltura de Choenyim dirigiendo solo es comparable con la que demostrara el difunto Miliki en Yo Quiero Ser Torero, con el Dúo Sacapuntas, personajes que poco hubieran desentonado por aquí.

Entre travestis, señoras poco agraciadas y retrasados mentales, la trama a desarrollar es la de un hombre que ha de aguantar casto y puro durante un mes o se le caerá la minga a pedazos. Viendo el atractivo del sujeto en cuestión no veo donde radica la dificultad.

Lo mejor: Esos efectos sonoros de los dibujos animados de Hanna Barbera. Un clásico de la comedia tailandesa.

Lo peor: Un humor digno de la revista española de los años 70. Fino, fino.

Score: 2/10

Mekong Hotel

AÑO: 2012

DIRECTOR: Apitchapong Weerasethakul

INT.: Apitchapong Weerasethakul

GÉNERO: Experimental.

Lo de Apitchapong está llegando a extremos que empiezan a sobrepasar el mito del traje nuevo del emperador. Sino no se explica los vítores y aplausos a este ejemplo de anticine, un mediometraje sin solución narrativa en el que el director intercala imágenes y sonidos según le viene en gana para que las masas de la impostura le sigan riendo las gracias. Es para no dar crédito.

Los ingredientes que conforman este esperpento son escenas de un músico ensayando a la guitarra la banda sonora (que luego sirve a dicho propósito, sin editar, naturalmente), imágenes de los actores hablando naderías entre ellos, bonitas vistas desde el hotel situado en el lugar del título, un par de escenas patéticas de vampiros a la tailandesa (¿un homenaje al trash tailandés de los 70?) comiendo tripulencias colocadas en el abdomen de la victima. Todo esto se edita a bocados y ya tienes lista otra profunda obra de arte paradigma de lo inane de nuestra existencia. Chim-pún.

Lo mejor: Las vistas desde el hotel son bien bonitas. Pero cualquiera con su cámara doméstica consigue el mismo resultado que el desvergonzado realizador.

Lo peor: Esto es una tomadura de pelo. Sin más.

Score: 1/10

The ABCs of Death

AÑO: 2012

DIRECTORES: Noboru Iguchi, Yudai Yamaguchi, Timo Tjahjanto, Banjong Pisanthanakun, Yoshihiro Nishimura y otros.

INT.: Varios.

GÉNERO: Terror/Comedia.

Es un hecho sin precedentes que en una antología que bate records de segmentos (26, nada menos) el nivel se mantenga tan alto durante toda la proyección con apenas 3 o 4 discutibles. La selección incluye directores de todo el globo terráqueo, así que mejor me ciño a la colaboración asiática, que es lo que nos interesa aquí.

Estupendos los chicos de la Sushi Typhoon, con sus tres provocaciones fílmicas de 3 minutos, en las que tenemos sushis asesinos, homenajes a Kubrick y comedias macabras con ejecuciones demenciales.

Otro cantar nos ofrece el indonesio Timo Tjahjanto, con un segmento extremo en el que masturbación y muerte se unen a pederastia y otras delicadezas en el que es uno de los más originales y provocadores episodios de la película. También el director de Shutter tuvo a bien realizar un corto para esta producción internacional, pero como soy incapaz de recordar su contenido me abstendré de mayor comentario.

Lo mejor: El delirio sensorial al que llega el corto de Noboru Iguchi.

Lo peor: La mala memoria que tengo.

Score: 7/10