Una Vida Nueva (A Brand New Life)

AÑO: 2009

DIRECTORA: Ounie Lecomte

INT.: Kim Sae-ron, Park Do-yeon, Ko Ah-sung, Park Myeong-sin, Sol Kyung-gu, Oh Man-seok.

GÉNERO: Drama.

Los misteriosos senderos de la distribución nacional han logrado que llegue ahora hasta nuestras pantallas esta olvidable cinta, la autobiográfica historia de una niña coreana dejada en un orfanato por su padre que termina siendo adoptada por una familia foránea. Y no hay más.

No parece justo echarle en cara la escasa originalidad a una película supuestamente basada en la vida de su realizadora, pero el caso es que si esto era todo lo que había que contar quizá hubiera sido más interesante optar por un relato inventado.

Cine de sobremesa para la tercera edad, una simplería con niñas que lo pasan mal, se hacen amigas, se separan y un montón de naderías más. Cualquiera que haya leído Paracuellos, de Carlos Gimenez, sabe el jugo que se le puede sacar a este tipo de historias. Un jugo que en este caso brilla por su ausencia, en una cinta lista para complacer a un espectador mainstream con escasa exigencia artística.

Lo mejor: Haberla visto en un preestreno sin pagar por ella.

Lo peor: Los coreanos siguen llamando cine a lo que otros países llaman televisión. Vamos mal.

Score: 4/10

Anuncios

Dev D

AÑO: 2009

DIRECTOR: Anurag Kashyap

INT.: Avhay Deol, Mahie Gill, Kalki Koechlin, Sindbad Phgura, Parakh Madan, Kuldeep Singh, Gurkirtan, Sanjay Kumar.

GÉNERO: Thriller/Drama.

A la espera de poder ver su ya coronada como obra maestra por la crítica Gangs of Wasseypur ha sido todo un acierto poder recuperar dentro de las sesiones del ImagineIndia Barcelona esta revisitación contemporánea de la novela clásica Devdas, cuya adaptación anterior provocó innumerables orgasmos entre los fans del Bollywood de colorines.

Dev D deja pronto claro que su visión de la historia de amor entre Devdas y Paro no es apta para aquel público que aún piensa que el cine de Bombay es sexualmente aséptico. A los 5 minutos de proyección nuestro protagonista ya está preguntando a su Paro si se masturba mientras habla con ella por teléfono. Una anécdota para cualquier espectador del cine indio que haya visto cosas como Red Swastik, pero a Kashyap le sirve para dejar claro que su historia no es apta para todos los públicos.

Dev D hace uso como mejor le place de la historia original, cambiándola cuando considera necesario (con bastante acierto) y filmando su historia con un estilo creativo y directo que explota con acierto un buen número recursos visuales (incluyendo una pseudoexplotación onírica del número musical a la vieja usanza en un film que no hace uso de ellos).

Lo mejor: Gran trabajo de la exótica indo-francesa Kalki Koechlin, casada con el realizador.

Lo peor: Compararla con la versión de Leela Bhansali. Por lo que a mi respecta, sale perdiendo aquella.

Terminator Zen Killer

AÑO: 2009

DIRECTOR: Jiro Ishikawa

INT.: Asami, Shogo Arakawa.

GÉNERO: Ciencia-Ficción.

Para ser un V-Cinema pinku el contenido de secuencias de sexo y desnudos gratuitos está bastante limitado en Terminator Zen Killer. En cambio, el “homenaje” a la película de James Cameron es tan descarado como en Terminatrix, bastante menos divertida que esta.

La película está concebida para los fans de la starlette del trash y el cine X nipón, que interpreta aquí a dos señoritas de buen ver. De un lado la novia del sujeto a eliminar por el Terminator (armado con lo que parece una botella de refresco de dos litros pintada de purpurina y con un tubo en su extremo) y del otro una ninja que viaja hasta nuestros días y termina desmontando los planes del terrorista intertemporal.

Producción de presupuesto ínfimo bastante bien resuelta por su director, que intenta suplir con una resultona música de librería las carencias notables de una cinta en la que su protagonista lleva una espada de juguete.

Lo mejor: Buena música… posiblemente robada de alguna teleserie china.

Lo peor: El momento abdomen abierto del Terminator. Cara dura es poco.

Panda Express

AÑO: 2009

DIRECTOR: Wang Yuelun

INT.: Liu Hua, A Duo, Deng Jiajia, Li Xiaochuan, Li Changyuan, Shi Ning, Koji Kano, Pace Wu.

GÉNERO: Comedia.

Teniendo en cuenta lo infames que pueden llegar a ser las comedias chinas de consumo popular, Panda Express resulta hasta recomendable. Surrealismo a destajo en una película ideal para los nostálgicos de las películas de Stephen Chow de los 90 que quieran introducirse en el moleitau mandarín.

Como buena comedia de enredos se inicia con un malentendido que lleva a un mongol (de Mongolia) a hacerse pasar por mensajero. Su primera misión será llevar hasta el palacio del general a un panda. Naturalmente, su viaje será cualquier cosa menos tranquilo, y se irá encontrando personajes de todo tipo, incluyendo conspiradores, policías anti-tráfico de animales, guerreros, ninjas y alpacas, entre otros.

La cinta (como sucede en otros ejemplos del género, como la reciente The Butcher, The Chef and The Swordsman) incluye parodias y referencias que van desde Kill Bill a Michael Jackson, kung fu, infografía y animación y una sana dosis de demencia.

Lo mejor: Parece escapada de las páginas de algún manga.

Lo peor: Como de costumbre, algunas referencias se nos escapan.

Viewfinder

AÑO: 2009

DIRECTORA: Kim Jeong

INT.: Choe Hui-jin, Gong Ye-ji, Kim Tae-hun, Lee Ho-young, Mun Ha-in, Quang Su, Yang Eun-yong.

GÉNERO: Drama.

Viewfinder juega al cine-concepto ya desde su propio título: la película es un mirador por el que transcurren diversas vidas a pie de calle, personajes a los que no parece ocurrirles nada excepcional fuera de que parece que todos ellos buscan algo en ese preciso momento vital. Una de las historias (por llamarla de alguna manera) que más tiempo ocupa en el metraje es la de una joven que busca a su hermana, pero también conocemos a un animador, una bloguera empleada de un café, una fotógrafa…

La narración es anticonvencional, no hay planteamiento, nudo y desenlace, todo se desarrolla en pos del naturalismo  que coloca al espectador en primera persona, acercándole a la cotidianeidad urbana de la Corea contemporánea. Todo funciona desde un punto de vista cercano al video arte, donde todo es posible (incluso que la cinta cambie a la animación o juegue con lo que ha establecido hasta un momento dado) recreándose en los planos subjetivos desde coches o intente plasmar la alienación del hombre de hoy frente a la pantalla. Un curioso ejercicio de estilo de una directora habitual del circuito festivalero.

Lo mejor: Pese a lo nimio de sus recursos argumentales resulta interesante.

Lo peor: Si el cine experimental o arriesgado no es lo tuyo, busca en otra parte.

The Dangerous Tour (Be Scared on the Way)

AÑO: 2009

DIRECTOR: Li Wei.

INT.: Zheng Hao, Liu Jinshan, Liu Wei, Li Qi, Hou Yong.

GÉNERO: Comedia.

Entretenida comedia protagonizada por un puñado de rostros conocidos del cine chino. Una buena muestra de la nueva comedia del país, en manos de jóvenes directores con ganas de experimentar y alejarse un poco del modelo poco exportable que tanto gusta en la China interior.

Los protagonistas son un trío de rurales ladrones que intentan dar el golpe del siglo mediante la técnica del butrón. Tras lograr entrar en una cámara acorazada escapan de allí con un extraño huevo metálico que pronto descubrirán contiene una sustancia radioactiva en su interior. Así dará comienzo una persecución de las autoridades para impedir que los descerebrados causen una crisis atómica.

Como ya sucediera en Lost on Journey (y tantas otras), el argumento sirve de pretexto para mostrar las dos Chinas que conviven en este siglo XXI, la urbana y la rural, donde aún parece que el tiempo se detuvo hace décadas.

Es entretenida pero escasamente accesible para el espectador casual, que no tendrá acceso a una versión subtitulada fuera de los circuitos profesionales.

Lo mejor: Esos inesperados insertos en dibujos animados.

Lo peor: Es bastante improbable que llegue a verse en occidente.

Capricious Robot

AÑO: 2009

DIRECTOR: Koichiro Tsujikawa

INT.: Tasanobu Asano, Karina.

GÉNERO: Comedia/Ciencia-Ficción

Koichiro Tsujikawa es uno de los artistas audiovisuales japoneses con mayor reputación internacional. Famoso por sus creativos videoclips y trabajos publicitarios para todo el mundo debuta con Capricious Robot como director cinematográfico adaptando un relato de Shinichi Hoshi (el creador de Matango). El resultado es una pequeña pieza llena de imaginación, un homenaje a la ciencia-ficción retro que, por una vez, nos hubiera gustado que durase más.

Tadanobu Asano interpreta a un novelista que necesita recurrir al autospanking para que las ideas creativas fluyan en su cabeza y poder cumplir con los plazos de entrega. Su madre le ayuda con las tareas de la casa, la comida y mantener los lápices siempre afilados. Cuando ella muere no le queda más remedio que acudir a un laboratorio para adquirir un robot que realice las tareas que esta desempeñaba.

Cuarenta minutos que pasan volando en una cinta en blanco y negro que incluye algunos sorprendentes efectos especiales y una pizca de sentimiento.

Lo mejor: Tadanobu Asanu, su sola presencia en una película siempre es garantía.

Lo peor: No te das cuenta y ya ha terminado.