Hindsight

AÑO: 2011

DIRECTOR: Lee Hyeon-seung.

INT.: Song kang-ho, Sin Se-kyeong, Cheon Jeong-myeong, Lee Jong-hyuk, Kim Min-joo, Yoon Yeo-jeong.

GÉNERO: Thriller

A los críticos que piensan que el cine coreano se compone básicamente de Oldboy y The Yellow Sea la nueva película del director de Il Mare no les ha convencido lo más mínimo. Claro, a ellos les gusta ver sesos desparramados y que las películas terminen como han de terminar, mal. Pues que se jodan, Hindsight es estupenda y parece una película de Hong Kong de los 90, de las de Wong Jing además.

Song Kang-ho (uno de los actores más carismáticos del panorama cinematográfico coreano) interpreta a un gangster que está asistiendo a cursos de cocina. Allí conoce a una misteriosa joven cuyo pasado enlaza directamente con el presente del mafioso.

El sentido de la estética de Lee Hyeong-seung es impecable, cada fotograma parece una postal de colores polarizados, como si hubiera filmado la película con el Instagram. Además, la banda sonora brilla en momentos, encajando bien con una historia que mezcla thriller y cocina, con ecos de Beyond Hypotermia y El Profesional. Y el final, qué final. Hay que tenerlos bien gordos para terminar así una película en la Corea de hoy en día. Solo por eso merece mi más profundo respeto.

Lo mejor: Un entretenido thriller de mafiosos y emociones como los de antes.

Lo peor: Hacer comparaciones estúpidas que no proceden.

Anuncios

The Client

AÑO: 2011

DIRECTOR: Son Yeong-seong

INT.: Ha Jung-woo, Park Hee-soon, Jang Hyuk, Sung Dong-il, Kim Sung-ryung, Jung Won-joong, Yoo Da-in, Park Hyuk-kwon.

GÉNERO: Thriller

No todos los thrillers coreanos están a la altura de los de Kim ji-won o Park Chan-wook. Es más, una buena cantidad de ellos son simplemente espantosos. The Client no pertenece a ninguno de esos dos grupos: es un más que entretenido thriller de juicios e investigaciones que te soluciona una tarde tonta de esas en las que no te apetece pensar mucho que vas a ver.

Todo arranca cuando un hombre llega a su domicilio y se lo encuentra invadido por la policía. La cama matrimonial ensangrentada es presagio de que algo no demasiado halagueño ha sucedido. A partir de aquí se sucede a ritmo vertiginoso la investigación de la defensa del principal sospechoso, que no es otro que el marido de la víctima, que llegó a casa de madrugada por misteriosas razones.

Sin llegar a ser Algunos Hombres Buenos, esta cinta logra atrapar al espectador en su propuesta, que se mantiene estable dentro de su corrección hasta un desenlace que el más avezado ya se habrá visto venir de largo. Aun así, si te gusta el género merece la pena echarle un vistazo.

Lo mejor: Tan entretenida como un episodio de Colombo de los buenos.

Lo peor: Todas las trampas y ganchos de guión desplegados durante la primera mitad.

Don 2

AÑO: 2011

DIRECTOR: Farhan Akhtar

INT.: Shah Rukh Khan, Priyanka Chopra, Boman Irani, Lara Dutta, Om Puri, Florian Lukas, Wolfgang Stegemann, Alvy Khan.

GÉNERO: Acción.

Como la primera entrega de Don fue todo un sleeper en tierras alemanas estos se han terminado convirtiendo en coproductores de esta irregular secuela. Shahrukh Khan sigue demostrando al mundo que si es el ídolo del cine indio desde hace más de 20 años no es desde luego por sus dotes para la interpretación.

Don es un ladron al estilo Diabolik: es el malo de la película, pero también el héroe. Tras toneladas de relleno durante la difícilmente soportable primera hora, la historia es conducida hasta el robo de unas planchas para imprimir euros.

Técnicamente perfecta (en el sentido hollywoodiense de la palabra) bebe de todas las fuentes posibles del cine de acción contemporáneo, incluyendo cintas como Misión Imposible, la saga Bourne, Transporter o La Jungla de Cristal. Solo tiene un número musical (sin contar el de los créditos finales) y muy buena acción de los chicos del Action Concept, ya saben, los que se cargan medio parque automovilístico alemán en cada episodio de Alerta Cobra y otras series alemanas similares. Merece la pena aguantar el tostón de la primera hora.

Lo mejor: Un blockbuster de acción con una progresión in crescendo.

Lo peor: Lo mal que arranca y lo insoportable que se hace SRK durante la primera mitad, con muecas y pelucón incluidas.

Dead Ball

AÑO: 2011

DIRECTOR: Yudai Yamaguchi

INT.: Tak Sakaguchi, Mari Hoshino, Miho Ninagawa, Ryosei Tayama.

GÉNERO: Comedia Gore.

Veamos: la hija de Hitler es la guardiana de una cárcel donde sirven vómito para desayunar y practican el feet-fucking a sus internos. En esa cárcel están presos los más variopintos acusados de asesinato, entre ellos un joven con una habilidad sobrehumana para el béisbol que juró no volver a practicar dicho deporte. Naturalmente, volverá a practicarlo.

Si Battlefield Baseball ya estaba desquiciada esta nueva comedia sobre béisbol sobrehumano de Yudai Yamaguchi lleva las cosas hasta extremos imposibles. Con un humor que hace que las películas de Zucker y Abrahams parezcan basadas en hechos reales, los extremos del mal gusto y la violencia extrema están llevados hasta el paroxismo, si bien resultan inofensivos de tan pasados de rosca que están. Mil y una referencias a la cultura pop audiovisual (japonesa o no), al manga, al cine y a cuanto quepa en la cabeza de su lunático responsable corregidas y aumentadas gracias a los efectos especiales del siempre delirante Yazuhito Nishimura y sus miles de litros de sangre derramada.

Lo mejor: Es la versión gore de los dibujos de la Warner.

Lo peor: Que hagan como Jesús Franco e incluyan el plano de un helicóptero que simplemente pasaba por allí.

Flying Swords of Dragon Gate

AÑO: 2011

DIRECTOR: Tsui Hark

INT.: Zhou Xun, Chen Kun, Kwai Lun-Mei, Mavis Fan, Jet Li, Fan Siu-Wong, Gordon Liu, Li Yuchun.

GÉNERO: Swordsplay.

Antes de empezar he de recordar a los fanboys lo poco que me entusiasmó la anterior película de Tsui Hark, Detective Dee. Pues bien, pese a tener efectos especiales de los creadores de Avatar (que es como nombrarme al anticristo) y presentar a Jet Li en cabeza de cartel (aunque salga menos de la mitad de la película y doblado por stuntmen y muñequitos animados al 50 %) esta pseudo-secuela de Dragon Gate me ha parecido otro soberano latazo.

Ya desde el comienzo se dejan claras las intenciones: esta es una película para ver en 3D (o en Imax 3D, que también hay versión) con más objetos lanzados hacia la pantalla que en El Tesoro de las 4 Coronas. La historia es la clásica de personajes enfrentados por conspiraciones, rencillas y sucesos emocionales aislados en la posada del Dragón en mitad del desierto con tiempo tormentoso.

No dudo de la espectacularidad de ver la película en todo su tridimensional esplendor en el cine (yo no lo he hecho, la he visto en casa con unos subtítulos inventados, suerte que ya conocía de antemano la historia) pero aún así dudo mucho que me interesase lo más mínimo el despliegue de artillería del sr. Hark. Lo siento, pero la mezcla de tonterías animadas por ordenador y wuxia se me indigesta ya desde los tiempos de Legend of Zu. Paso.

Lo mejor: Supongo que verla en el cine en 3D. Y severamente borracho.

Lo peor: Esa banda sonora plagiada a la que Joe Hisaishi compuso para The Sun Also Rises. Cambiar un par de notas no disimula la ofensa.

Love Shock

AÑO: 2011

DIRECTOR: Xing Xiao

INT.: Chie Tanaka, Shine Wong, Huang Xiaolei, Cheung Tat-Ming, Hu Ming, Yung Cheung, Nathan Lee.

GÉNERO: Comedia romántica.

Esperaba ver una comedia romántica apocalíptica y en vez de eso me encuentro otro ejemplo urbanita y chino del género. Aún gracias que la película no está mal del todo.

Y es que, pese a que el cine de amores ya ha explotado todas las posibles combinaciones por activa y por pasiva (dejando en un buen entuerto a los americanos del cine Indie, que ya no saben que hacer para no caer en los mismos lugares pantanosos del mainstream), el secreto del género resida ya únicamente en el modo de mezclar los ingredientes en la coctelera.

El Apocalipsis no deja de ser un macguffin: tenemos a la chica locuela e indecisa, el enamoradizo romántico, el avance, la tercera persona y el final más previsible que un discurso del Rey Juan Carlos. Pero el barman esta vez ha sabido encontrar el punto a la receta, y pese a que conocíamos de memoria a que iba a saber el mejunje, se disfruta con agrado y una sonrisa de esas bien bobas.

Lo mejor: Comedia romántica china de las buenas, que ya es algo.

Lo peor: Que al principio la película parece lo que no es, nos engaña como a chinos, nunca mejor dicho.

Robotropolis

AÑO: 2011

DIRECTOR: Christopher Hatton.

INT.: Zoe Naylor, Graham Sibley, Edward Foy, Jourdan Lee, Lani John Tupu, Olivia Hatton.

GÉNERO: Ciencia-Ficción.

Mira que la carrera de Kelvin Tong empezó bien con aquella Love Story oscura y sorprendente. Ahora ha decidido meterse a productor con esta cinta de ciencia-ficción de serie B con robots asesinos y más relleno que el pavo de Navidad. Más carnaza para el Sci-fi Channel, o como se llame esta semana.

Todo arranca en una isla tropical donde se ha construido una ciudad para los trabajadores de una gigantesca plataforma petrolífera. En la urbe se está llevando a cabo un experimento en el que robots se encargan de las tareas cotidianas, conviviendo en paz y armonía con el ser humano. Como es previsible, esta idílico estado durará poco.

Buenos efectos especiales para los robots en una película donde la mitad de los que sucede lo cuentan en noticiarios o por teléfono. Bajo presupuesto, malos diálogos, algún actor imposible y sangre animada. El director, americano, es un habitual de la tele de Singapur. Tan inepta como las primeras producciones de The Asylum.

Lo mejor: Los robots no están mal.

Lo peor: Cuesta creer que una película que no llega a 80 minutos se pueda hacer tan larga.